Compartir
Publicidad

Las mejores rimas chungas del pop en español

Las mejores rimas chungas del pop en español
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las letras del pop español están repletas de ripios horrendos. Claro, la poesía en los colegios se enseña dando la brasa con la métrica y así hemos salido: consonantes totales, porque es lo único que se nos queda en el cerebro, que las cosas tienen que sonar igual o muy parecidas al final del, verso, así mueran mil diccionarios.

No, no os preocupéis: ya sabemos todos que Mecano rimó "Nueva York" con "Jamón de York" y todavía nadie ha pagado por ello. Pero, aparte de La Rima Asesina, nuestro pop sigue lleno de letristas que piensan que Góngora es ese ruido que se hace con el agua en la garganta.

Un zombie a la intemperie, de Alejandro Sanz

Alejandro Sanz ya jugó fuerte cuando decidió titular a su nuevo disco Sirope, pero el primer single va a machete. Aparte de que en nuestro idioma existe el término "zombi", Sanz decide ir más allá con la criatura: "soy mucho más que un zombie de puntillas". A nuestro Alejandro le suena de algo The Walking Dead, pero no acaba de pillar los problemas motores de los muertos vivientes.

Pero, aquí hemos venido a hablar de rimas, y Sanz no decepciona:

No son zombis, son infectados.

Bambú, de Miguel Bosé

A Miguel Bosé le gustan las esdrújulas, dar bambú y las dudas existenciales. Veamos la primera estrofa de su canción homónima:

Como una intrépida libélula
ante el espejo toda incrédula
pone un reparo a su extrafécula:
¿yo me la como o no?

Y ya la hemos liado: ¿qué diantres es "extrafécula"? ¿Qué es lo que se come o no? ¿Qué es dar bambú "mientras ella plancha el corazón", como dice después el estribillo? Acudimos a Google y nos damos cuenta de que Bambú no es una canción: es la Configuración de los Lamentos de Internet. Porque casi todos los resultados, entre gente que acude a Wikipedia y otros templos del saber a consultar, remiten a Yahoo Respuestas, donde reside el terror.

Rematado el viaje -pinchad en el enlace anterior bajo vuestra propia responsabilidad-, Miguel se pone políglota

Y venga dai amore dai dimmi chi sei?
Tu que de repente prendi tutti i sogni miei...

El resultado es uno de los mejores hilos de Wordreference, donde traductores aficionados se interrogan por la conjugación del verbo venir en tres idiomas: "es gerundio", "es subjuntivo", "es...". No os preocupéis, Bambú dice lo que Miguel Bosé quiere que diga, que para eso lo da él.

Quiero ser, de Amaia Montero

Amaia Montero es aquí como esas niñas de cuatro años que quieren ser princesas, barbis, sailor moons, ingenieras nucleares o enfermeras. Pero se hizo cantante, y sospecha que no era su vocación, por eso en esta canción quiere ser un montón de cosas. Para empezar, "emigrante de tu boca delirante".

Rimar a corta distancia le mola: tenemos

"amarradita a tu cintura / esta locura de amarte no puede acabar, / por mucho que te entren las dudas"
. Tío: CORRE. Podemos imaginarla perfectamente pidiendo consejo a la hora de componer esta carta de amor /LinkedIn.

Imagina su Tinder.

Ella, de Viceversa / Duro de Pelar, de Rebeca

Aquí tenemos dos caciones que son pura épica de la poesía de alcantarilla. Posiblemente no tengan nada que ver -las separan 10 años-, pero su nivel de rima nos hace sospechar que son como la saga Crepúsculo: distintas entregas de una relación enfermiza.

Rebeca canta la conclusión de que ha estado con un tío tan chungo que le faltan las palabras, literalmente. El tema dura 200 segundos y ella sólo canta 14 versos distintos. Repetidos, pero catorce. Y claro, dile que no: "loca por amar" es una rima exacta de "loca por amar". Se ha pasado la poesía.

Pero hay un trozo en su canción que es el que nos hace pensar que es la Ella de Viceversa, la de la piel morena sobre la arena y el pelo suelto que moldea el viento:

Y suelto mi pelo y pinto mi cara
me pierdo en la noche,me quemo en la playa.

Pero, en nuestro relato, hay un giro de guión a lo El Sexto Sentido: ¡el novio de Rebeca era otro, y los de Viceversa son unos stalkers de andarse con ojo! Para confirmarlo, hemos metido la canción de los chicos en el traductor de Google, y esto es lo que nos ha salido:

#ESDELITO

Héroes de la Antártida, de Mecano

Ojo. Estamos ante una canción que, como dice mi mejor amiga, "podría despertar de un coma a una ballena". Un temazo, un himno, un intento de hacer ARTE. Por supuesto, es de Jose María Cano, que empezó por aquí y después se dejo los royaltis en montar una ópera, en un Manolete de manual. Las cotas de AOR, de pretenciosidad, de fruncir el ceño muy fuerte, empiezan desde los créditos ("según relato de Stephan Zweig", no inspirado, ni basado en: la canción es el relato). Continúa con la voz trémula de Cano contando el destino de los pobres exploradores que murieron en la Antártida -la pronunciación de sus apellidos es descomunal-.

Y llega a un final en el que toda la tragedia, todo el rollete de perderse en el hielo, morirse en a hacer puñetas de todo, y encima para nada, culmina en la mejor Rima Chunga de todos los tiempos. Mejor que el jamón de York y que toda su discografía. En Siniestro Total lloran cuando escuchan este tema, porque inutiliza sus primeros años de ripios absurdos. ¿Por qué nadie le paró lo pies a José María Cano? Tenemos una teoría, que también explica el momento exacto en el que Mecano empezó a desmoronarse como grupo:

NO, ANA, NO PUEDES HACER TEMAS.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio