Compartir
Publicidad

Lo que el autocompletar de Google revela sobre lo que pensamos de cada país de América Latina

Lo que el autocompletar de Google revela  sobre lo que pensamos de cada país de América Latina
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos cuantos días explorábamos qué opinaban los españoles sobre otros españoles a través de las preguntas más frecuentes de Google. El buscador, gracias a su estupendo servicio de autocompletar, se ha convertido en una herramienta perfecta para descubrir los estereotipos más comunes de una nación o las preocupaciones más acuciantes de cada adolescente. Ahora, en un inesperado giro de los acontecimientos, nos vamos a América Latina.

El agregado de todos los usuarios hispanoparlantes del mundo cuando buscan el por qué de cada país nos ofrece el siguiente y muy divertido mapa. Grandes dudas sin resolver de la historia de la humanidad: ¿Por qué Guatemala no se une a México y por qué narices El Salvador es tan, tan pequeño? ¿Por qué los brasileños, pese a hablar una lengua latina, tienen esa extraña manía de teclear "kkkk" cada vez que quieren reirse? Google ha aunado nuestras dudas y preocupaciones y las ha volcado en un buscador. Nosotros sólo hemos puesto el mapa.

Allá va:

Latinoamerica

En el cono sur las preguntas son las habituales y las que todo ser humano de bien: ¿por qué narices Chile tiene esa forma tan rara y por qué los argentinos tienen la extraña costumbre de dirigirse al resto del mundo con "vos"?

Preguntas no tan frecuentes (y bastante, ejem, extrañas): al parecer, es una duda común plantearse por qué Paraguay no lleva diéresis (por el mismo motivo por el que no lo lleva paraguas: porque no corresponde) o por qué en Uruguay, a falta de hechos más interesantes sobre el país, tiene terremotos tan débiles (un punto macabro también es). En Bolivia el pueblo quiere saber dónde están los McDonalds y en Perú una de las preguntas más habituales trata sobre que el país andino compre un portaaviones (y no sólo sirva de puerto para ellos).

Más al norte, cuestiones aún no resueltas por la humanidad y que nos vuelven locos a todos: ¿por qué Ecuador tiene la misma bandera que Colombia y Venezuela? ¿O por qué en Colombia no nieva si están tan, tan altos? ¿O por qué en Venezuela no hay papel higiénico (siguiendo, lógicamente, la sucesión de noticias sobre la escasez dentro del país)?

En Centro América cosas igual de divertidas: le preguntamos a Google por qué Panamá es un paráiso fiscal (que lo es, aunque eso no tenga por qué ser algo negativo per sé para Panamá), por qué en Costa Rica plátano y banano no son sinónimos, por qué Nicaragua no participa en la Copa América (porque es de una federación distinta a la de América del Sur), o por qué en Honduras no hay volcanes (sí los hay). Además, Guatemala como anexión incompleta a México y dudas sobre el tamaño de El Salvador.

Para las islas, dos preguntas evidentes: una sobre los coches vintage de Cuba (que tanto molan) y otra sobre el pobre desempeño futbolístico de República Dominacana.

Y por último, la pregunta definitiva, obvia, palmaria y ancestral para todo hipanohablante más allá de México: ¿por qué narices el país se pronuncia con el fonema "j" y se escribe con la letra "x", cuando no hay correspondencia (nadie dice jilófono)? Nos vamos a la Real Academia de la Lengua, tan sabia y luminosa en tantos aspectos. Dentro explicación:

La aparente falta de correspondencia entre grafía y pronunciación se debe a que la letra x que aparece en la forma escrita de este y otros topónimos americanos conserva el valor que tenía en épocas antiguas del idioma, en las que representaba el sonido que hoy corresponde a la letra j. Este arcaísmo ortográfico se conservó en México y, por extensión, en el español de América, mientras que en España, las grafías usuales hasta no hace mucho eran Méjico, mejicano, etc. Aunque son también correctas las formas con j, se recomiendan las grafías con x por ser las usadas en el propio país y, mayoritariamente, en el resto de Hispanoamérica.

Duda resuelta, Google.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio