"Mapi" es una idea estupenda para la televisión japonesa. Su problema es que se emite en España

"Mapi" es una idea estupenda para la televisión japonesa. Su problema es que se emite en España
34 Comentarios

Esta noche se estrena en Televisión Española un nuevo concurso pensado para toda la familia llamado Mapi y presentado por el humorista Jandro y una niña virtual del mismo nombre que el espacio televisivo. Esta última ha acaparado todos los focos desde que el programa fuese anunciado por TVE, ya que tanto su aspecto, primero, como sus gestos y su forma de hablar, después, han inquietado a muchos españoles, que han volcado sus quejas y memes en Twitter.

¿Por qué nos inquieta? El aspecto de Mapi en estático, sin moverse, es llamativo pero no del todo inquietante. Se trata de un personaje en el que se combinan el cuerpo real de una actriz caracterizada con ropas infantiles con la cabeza virtual y desproporcionadamente grande de una niña. Hasta ahí nada demasiado extraño para cualquiera que haya visto alguna vez una figura Funko.

Sin embargo, cuando Mapi cobra vida es cuando nos hace torcer el gesto. Sus expresiones, que tratan de ser divertidas y descaradas, acaban generando muecas algo siniestras que nos recuerdan más a Chucky que a un personaje que pretende ser divertido y cercano para convencer a espectadores de todas las edades. Y su forma de hablar, que intenta ser fresca y juvenil, resulta bastante artificial e impostada.

Untitled 1

Choque cultural. Mapi es así a propósito, salvo, quizás, esos gestos algo siniestros que deberían mejorarse. Y lo es porque su formato original, procedente de Japón, es un enorme éxito en la televisión nipona desde que se estrenase en 2018. Denominado ‘Chiko’s Challenge’, el programa también se retransmite en la cadena pública del país del Sol naciente y es exactamente igual al que va a estrenar esta noche TVE, con un humorista como presentador y el personaje animado de una niña que se llama Chiko y que se expresa de la misma forma descarada y algo repipi que Mapi.

Los creadores de Mapi, por tanto, se han limitado a importar un formato de enorme éxito en Japón con la esperanza de replicar su gran popularidad en nuestro país. Una apuesta arriesgada a tenor de las reacciones que ha suscitado antes de su estreno, pero no descabellada si tenemos en cuenta que las manifestaciones culturales asiáticas, particularmente las japonesas y las coreanas, cada vez gozan de más espacio en nuestro país.

Imagen del programa japonés.

Personajes chibi. Los personajes como Mapi pertenecen a un estilo de dibujos japoneses conocido como chibi, que representan a niños con cuerpos reducidos y cabezas muy grandes que se utilizan para fines cómicos. Este tipo de representaciones están muy difundidas en la cultura popular japonesa, y es habitual encontrarlas en mangas, animes y videojuegos, de ahí que la llegada de Chiko a la televisión nipona, lejos de provocar rechazo, fuese acogida con entusiasmo.

En España, en cambio, este tipo de representaciones aún causan cierto estupor, no tanto por su forma en sí, pues muchos están ya acostumbrados a ellas en distintos productos culturales japoneses y en las figuras Funko ya citada, sino por la forma de expresarse y los gestos de Mapi.

****

El revuelo causado en Twitter es buena prueba de ello. Aunque, como ocurre en muchas ocasiones, el ruido generado en torno al nuevo programa de TVE en la red social, mayoritariamente negativo, puede no ser una buena vara de medir. Los datos de audiencia que el programa dé a partir de esta noche serán los que decidan si Televisión Española ha acertado al importar el formato de la siempre extravagante televisión nipona.

La tecnología detrás de Mapi. Mapi es un personaje que combina un cuerpo real con una cabeza 3D de realidad aumentada que interactúa en la pantalla con el presentador, Jandro, y los invitados al programa. Para generar este animación en tiempo real se utiliza tecnología de producción virtual multicámara, que permite captar los gestos de la actriz que interpreta a Mapi y replicarlos en el personaje 3D en directo.

En total se utilizan tres cámaras que renderizan en tiempo real y de forma simultanea una gran cantidad de datos de los gestos de la actriz que interpreta a Mapi en el plató y los llevan al personaje digital al instante. La tecnología que se usa para capturar esos movimientos de la cara es parecida a la que ya se ha utilizado ampliamente en el cine en películas como Avatar o Star Wars, con la diferencia de que en estas producciones los personajes virtuales se generaban en postproducción y en este programa se crea en directo.

Imágenes | TVE

Temas
Inicio