Compartir
Publicidad

Pikachu sabe hablar en la nueva película de Pokémon: otra vez el ser humano jugando a ser Dios

Pikachu sabe hablar en la nueva película de Pokémon: otra vez el ser humano jugando a ser Dios
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay pocas constantes en la adolescencia de un millennial cualquiera, pero una brilla con especial intensidad: los Pokémon no hablan. Emiten sonidos, repiten su nombre hasta la extenuación, producen graznidos, ruiditos que denotan amor u odio, pero no hablan. En general, son bichos, animales que, aunque tienen emociones y sentimientos, no están habilitados a una comunicación efectiva con los humanos.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando el ser humano decide jugar a ser Dios? Sucede que en la nueva película de la saga Pokémon, Te elijo a ti, la enésima actualización de las aventuras de Ash y Pikachu en busca de un Pokémon legendario (en este caso, Ho-oh), Pikachu habla. Emite palabras. Es capaz de entablar un diálogo con Ash. Adopta el lenguaje de sus humanos. Se convierte en el equivalente a Idefix charlando con Obélix.

El asunto ha causado una gran conmoción y a esta hora de la mañana es una comidilla global en las redes sociales de todo el mundo. No cuesta imaginar la cara que debieron poner los espectadores (y, dadas las fechas, a buen seguro abnegados seguidores de la saga cinematográfica) cuando se toparon con la escena, un tierno momento en el que Ash, al punto de la lágrima y ¿herido? descubre que Pikachu sabe hablar.

No cuesta imaginarlo porque está en YouTube.

"It's because I always want to be with you", dice exactamente Pikachu. Ya hacia el final de la película, ambos se ven rodeados y atacados por un montón de bichos malvados, y Ash hace todo lo posible para salvar a Pikachu de una más que probable y necesaria inmolación. Así que en plena descomposición del entorno que les rodea, tumbados, emocionados, Pikachu se lanza a expresar sus más íntimos sentimientos.

Tradicionalmente, Pokémon había preferido transmitir emociones comunicándolas metafóricamente, no expresándolas. En la primera película, como recuerda The Verge, situaciones similares se solventaban con un montón de Pokémon llorando en torno a Ash, al que despetrificaban en un corro de plañideras mágico. Aquella escena, bautizada en ocasiones como "la más emotiva" de la historia de la saga, no requería de palabras, y sí un montón de cucamonas.

Casualmente en esa película es en una de las pocas ocasiones en las que hemos visto hablar a un Pokémon. Fue Mewtwo, un experimento fruto de la ambición humana cuyos poderes psíquicos le permitían expresarse telepáticamente en lenguaje humano (no expresar vocalmente palabras, eso sí). La excepcionalidad de Mewtwo (mitad Pokémon mitad proyecto biológico chungo: Mew no habla) lo hacía comprensible, especialmente si tenemos en cuenta que era (o es) el Pokémon más poderoso de todos.

Otros Pokémon han aprendido a hablar o a comunicarse en lenguaje humano. El ejemplo más claro es el del Meowth del Team Rocket, parlante desde el primer capítulo de la serie. Pero hay algunos ejemplos más, casi siempre excepcionales y centrados en Pokémon con narrativas particulares donde sí encaja el habla humana (como el caso de Lucario). En Pokémon ordinarios y que jamás habían hablado durante su existencia, como el Pikachu de Ash... No.

¿Pero Pikachu? ¿Qué daño hacían sus inocentes e iconicos "pika, pika"? No parece claro qué pretendía conseguir la serie poniéndole a hablar tantos años después, pero aquí nos hallamos. De forma paralela, y como remate final, se ha abierto un debate sobre el género de Pikachu. Es bien sabido que algunos Pokémon ofrecen características diferenciadas en función del género. En la película, la voz de Pikachu es femenina. Sin embargo, los Pikachu femeninos tienen la cola cortada, no recta.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio