Publicidad

El secreto del orgasmo femenino se encuentra en el conejo: su misión es activar la ovulación

El secreto del orgasmo femenino se encuentra en el conejo: su misión es activar la ovulación
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los conejos son los protagonistas de una investigación que ha resuelto la procedencia del orgasmo femenino. Un estudio donde un grupo de conejos toma antidepresivos y otro no ha demostrado que el clímax de las mujeres es en realidad un vestigio evolutivo. Es decir, algo que en su día tenía una función biológica más allá de dar placer.

Ovulación inducida por cópula. Esta es la forma más común de inducir la liberación de células sexuales en animales como los gatos o los conejos. Es decir, la ovulación en este tipo de especies se activa durante la cópula. Al contrario, la especie humana funciona por ovulación espontánea, un mecanismo que lleva a las mujeres a liberar un óvulo cada mes independientemente o no de tener relaciones sexuales.

Los conejos. Estos animales han sido los elegidos para protagonizar un estudio sobre el origen del orgasmo femenino. ¿Razón? Los investigadores querían confirmar que ambos orgasmos comparten el mismo origen biológico. Para comprobarlo hicieron una prueba con dos grupos de conejos: a uno de ellos se le administró un antidepresivo conocido como Fluoxetina y al otro no le dieron nada, simplemente, observaron la llegada del orgasmo durante la copulación.

En los conejos sometidos al tratamiento notaron cómo la ovulación cayó un 30%, mientras que en el resto se mantuvo inalterada. Para los científicos su hipótesis se había confirmado: si los antidepresivos disminuyen el número de orgasmos en los conejos tal y como sucede con las mujeres esto quiere decir que ambos orgasmos tienen un origen común.

Primeras conclusiones. A raíz del planteamiento anterior, los investigadores del estudio han llegado a la deducción de que "los mecanismos neurológicos implicados en el orgasmo femenino proceden evolutivamente de los mecanismos que causan la ovulación en animales". Es decir, el mero hecho de que los conejos hayan respondido sexualmente del mismo modo que lo hacen las mujeres confirma según el estudio que, en el pasado, la ovulación femenina también estaba asociada a la cópula.

Vestigio. Hasta la fecha, en torno al orgasmo femenino se barajaban varias teorías como, por ejemplo, que las contracciones vaginales derivadas del mismo estuviesen enfocadas a ayudar a succionar el esperma del hombre. Y, aunque este último estudio no descarta tal funcionalidad, se inclina más por pensar que, en el pasado, la función del orgasmo era activar la ovulación durante el coito.

Otras incógnitas. Anteriormente, los mismos investigadores de este estudio publicaron en 2016 otro titulado El origen evolutivo del orgasmo femenino. En él hablaban sobre la complejidad de esta respuesta biológica en las mujeres y de su relación con el sistema nervioso central. Y es que, a pesar de haber llegado a la idea de que se trata de un vestigio siguen habiendo preguntas que los mismos científicos se plantean y que continúan sin resolver: ¿por qué el cuerpo sigue produciendo orgasmos si éstos ya no tienen una función reproductora? Y, sobre todo, ¿en qué momento de la evolución humana esto dejó de ser así?

Imagen: Maxipel

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir