Compartir
Publicidad

Los fans de Manuel Bartual explotan: fanpics, llamadas al hotel, traducciones al inglés y mucho más

Los fans de Manuel Bartual explotan: fanpics, llamadas al hotel, traducciones al inglés y mucho más
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ni el final de temporada de 'Juego de Tronos', ni el sobreanálisis de las letras de la nueva canción de Taylor Swift ni el fantasma Dear David, ni el combate entre Floyd Mayweather y Connor McGregor. Durante el fin de semana, el trending topic mundial y el fenómeno más discutido de Twitter fue el hilo de las vacaciones que se tuercen de Manuel Bartual. Ya os lo contamos por aquí cuando empezó: Bartual, dibujante de la revista Orgullo y satisfacción, se había ido solo a pasar unos días de descanso a un hotel de playa y, de repente, habían empezado a ocurrir cosas raras.

Lo que ocurrió fue que una novela de misterio por entregas en Twitter, pergeñada entre Bartual y su novia (con la que sí se había ido de vacaciones), explotó en la noche del viernes al sábado en un fenómeno viral que algunos llegaron a comparar con la dramatización radiofónica de 'La guerra de los mundos' que Orson Welles hizo en 1938. Le han salido imitadores, críticos que bucean en sus tuits antiguos, y en sus tiras publicadas en El Jueves, para desacreditarlo, hay fanart de su historia y hasta análisis narrativos de ella. ¿Qué ha pasado para que un hilo de Twitter se haya convertido en el pasatiempo del verano?

Si algo tiene éxito, creará una comunidad de fans

La historia de Bartual arrancaba el pasado lunes 21 de agosto con un tuit, fijado desde entonces en su perfil, que en una semana ha acumulado 60.000 retuits, 4.700 comentarios y 111.000 "me gusta". Cuando nosotros nos hicimos eco de su hilo, el miércoles, apenas llevaba 1.822 retuits y 2.676 "me gusta". Apenas.

En la semana que ha tardado en contar toda su historia, con doppelgängers, universos especulares, persecuciones y desplazamientos espaciotemporales dignos de 'Twin Peaks', Bartual ha ganado más de 300.000 seguidores y a su alrededor se ha generado toda una comunidad de fans. Y toda una legión de imitadores, por supuesto.

Algunos están intentando continuar la historia como ese "clon" de Bartual en Twitter que afirma ser el real y que el otro Manuel le ha suplantado.

Otros usuarios crearon otras cuentas que buscaban interaccionar con la de Bartual, haciéndose pasar por ese doble que afirmaba estar encontrándose. Incluso hubo quien quiso contar la historia desde el punto de vista de los empleados del hotel.

Como en cualquier obra de cultura popular, enseguida apareció el fanart, traducido esta vez en carteles de la película ficticia que adaptara todo el hilo.

Y también ha habido, por supuesto, trailer de esa posible película, o serie de Netflix.

La bola llegó a crecer tanto, que hasta entraron en ella cuentas de Twitter comerciales, como la de Trivago.

Y hasta la de la Policía Nacional.

Para cuando el hilo llegó al final, el pasado domingo, ni las explicaciones de Bartual ni la entrevista que dio en Verne explicando cómo lo había preparado todo sirvieron para calmar el ambiente. Porque ya hay usuarios traduciéndolo a otros idiomas.

Y también se ha recopilado todo el hilo seguido, como si fuera un relato un poco más convencional. Hasta había sido añadido a la red social Goodreads como si fuera un libro normal y corriente, pero fue eliminado muy poco después.

Por supuesto, también hay daños colaterales. Los sufre el hotel de Alcudia (Mallorca) que Bartual utilizó para su historia. En cuando los lectores de la historia identificaron cuál era, empezaron a llamar a su recepción para preguntar a Manuel Bartual, y la respuesta de la persona que atendía el teléfono debía ser muy similar que la que dio a nuestro compañero Mario, que subió este vídeo a Twitter: estaba hasta los cojones de todas las llamadas por el mismo tema.

"Tuve que borrar el tweet porque recibía cientos de replies/citaciones del rollo “hahaha voy a llamar ahora yo” o “¡es verdad! He llamado y te manda a la mierda", comenta Mario: "lo borré porque no me gustaba “incitar” la idea a la gente de que llamara al hotel".

Y también saldrán los detractores

La medida de un fenómeno no sólo la dan los fans que hablan sobre él y que crean obras relacionadas; también los críticos que intentan minimizarlo.

Incluso se ha buceado en el trabajo pasado de Bartual como dibujante en El Jueves, con las tiras Sexorama, para intentar aportar otro punto de vista al fenómeno.

La clave del éxito estuvo en la interacción con el resto de tuiteros y en la utilización de todas las herramientas que proporciona la red social, ya sean vídeos cortos o fotos. El propio Bartual reconocía en una entrevista en Ara que "yo pensaba que en 2017 estas cosas ya estaban asimiladas, pero tengo cierta sensación de que Twitter y las redes sociales son para mucha gente lo que para nuestros abuelos era la televisión. La gente ya no se cree lo que ve por televisión pero, aunque parece mentira, lo que ven en Twitter se lo creen a rajatabla". Y eso ha jugado a su favor inicialmente y, también, le ha hecho ser objeto de más críticas cuando los lectores se daba cuenta de que no era más que ficción.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos