Compartir
Publicidad

Una tarde viendo lipdubs en 2015: todo en Internet envejece fatal

Una tarde viendo lipdubs en 2015: todo en Internet envejece fatal
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lipdub: un grupo de gente se planta delante de una cámara con una coreografía y se casca un youtube moviendo los labios al son de la letra. Cuanta más gente mejor y, si puede ser en plano-secuencia, pues mira: es cine. ¿Os acordáis de ellos? Tienen casi una década. Han envejecido fatal. Son el equivalente en tiempo-Internet al bakalao y lo que hubiese antes del dubstep.

No me cree nadie, ¿no? Da igual, alguien tiene que sacrificarse en pos de la verdad, alguien ha de saltar delante de esa maldita bala. Así que me he sentado a ver los lipdubs que hicieron historia. Y he muerto un poquito por dentro.

La vida moderna

Atención, vamos a definir los antecedentes de Lo Hipster, otro término tan gastado que ni se ve a más de 30 centímetros. ¿Este tío? Es Jakob Lodwick, uno de los fundadores de Vimeo.

Que en 2006 tuvo la idea de grabarse a sí mismo recorriendo Little Italy, cantando para sí una demo de Apes & Androids -no les busquéis en Spotify- que iba escuchando en los cascos. Y al llegar a casa añadió con iMovie el MP3 correspondiente creando

algo que, si no tenéis un nombre mejor, sugiero llamar 'lip dubbing'.

Repasemos el ultracombo del párrafo anterior:

  1. Gafas de pasta, cofundador de una empresa cool de Internet (cool porque no son Youtube)
  2. Barrio neoyorquino cuqui pero auténtico (aunque no sea Williamsburg)
  3. Un grupo que no conoces (es más guay que tú)
  4. Con una canción que no está en su único disco (por si conocías al grupo).
  5. Usa Mac (cuando todavía no existía el iPhone)
  6. Ha cogido algo que ya existía y le ha puesto un nombre y un punto de partida (¿el lip syncing? Quiá, eso no salía en Vimeo)

Es decir, es un moderno. Aunque, como ya han pasado nueve años, ahora deberíamos decir que es un muppie. De ahí viene el lipdub, amigos. Ah, y le echaron al año de Vimeo poco después.

Nota: 7 mocaccinos orgánicos

Virales universitarios

El año 2009 fue terrible para la música: el 25 de junio murió Michael Jackson, la canción española del año fue "Colgando en tus Manos" de Carlos Baute y Marta Sánchez [mañana hacemos un lipdub en Magnet con esto] [en realidad no]...

Y, en septiembre, un montón de universitarios canadienses decidieron demostrarle al mundo el verdadero rostro de la universidad: gente disfrazada de cosas random es incapaz de aparentar estar sobria como para cantar lo que dura un jitazo de Black Eyed Peas.

Nota: 3 créditos en trabajo de grupo.

Espera, ¿gente disfrazada supuestamente adulta, coregrafías extrañas y Youtube? El lipdub estaba muerto, aunque el mundo tendría que esperar casi cuatro años para llegar a la esencia.

El mainstream

Si The Office, la serie que más se ha reído del mundo del trabajo, abre su séptima temporada con un lipdub hay que tener claras cuatro cosas:

a) hay mucha gente en oficinas que añora demasiado la universidad.
b) no es que haya dejado de ser cool, es que la práctica está ya al otro lado de la galaxia de las cosas que molan.
c) nadie lo va a hacer mejor que ellos.
d) oh, cómo me alegro de trabajar desde casa y no haber participado nunca en algo así.

Nota: Un Dwight con un cuchillo, alias "estado actual de mi alma".

The End

Mendoza No me atrevo ni a enlazar el vídeo

El lipdub murió a principios de marzo de 2012. Los alumnos del andaluz Instituto Antonio de Mendoza se encargaron de ello. Y a lo grande, componiendo su propio tema de rap para cantarle al mundo las bondades de su centro de estudios. En un país donde existe Forocoches, la cosa sólo podía acabar de una manera: con la dirección suprimiendo todas las réplicas que podía del vídeo, gritando un castizo "a mí la Guardia Civil" (y la SGAE).

Nota: Incalificable.

Chantaje emocional

Cómo casarse con alguien: reúnes a toda su familia, a la tuya, a unos cuantos amigos y sientas a tu pareja en un coche en marcha. Colocas una cámara muy al estilo de la CIA grabando su cara, mientras todo el mundo baila y canta con pasión porque ey, es un lip-dub. Y entonces, y sólo entonces, le pides matrimonio mientras subes el vídeo a Youtube sabiendo que tendrá casi 30 millones de visualizaciones.

¡¿Cómo va a decirte que no?! Puede morir de cuatro formas distintas: atropellada, linchada por esa gente que sonríe como si no hubiese tomado la medicación, de vergüenza ajena o haciendo una Ofelia al día siguiente. Si quieres casarte, no lo dudes, monta un lip-dub.

Nota: mi novia acaba de irse de casa tras leer esto.

Bonus: dejáselo a los profesionales

Si nos dan a elegir nuestra versión de los orígenes del lip-dub, tenemos que irnos al siglo XX. Las Spice Girls nos gustan como nos gusta la pizza hawaiana o las películas de artes marciales pochas sin subtitular: de forma irracional, y sin pedir perdón por ello. Pero sí, el lip-dub definitivo es anterior a Vimeo, Youtube, todo. Y posiblemente podrías hacerlo sin ensayar. "Wannabe" está en tu ADN, junto al miedo a los dinosaurios y otros instintos innatos.

Nota: cinco Spice Girls.

La otra vertiente es Jimmy Fallon reinventando el karaoke falso con sus lip-sync entre famosos. Porque sí, tú puedes convertir las fiestas de Vic en un lip-dub por la independencia catalana con cerca de 5.000 personas,

pero Jimmy Fallon puede sacar a Emma Stone a hacer el tonto:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio