Compartir
Publicidad

Acostúmbrate a pagar por sacar dinero del cajero, la cosa se va a poner aún más fea

Acostúmbrate a pagar por sacar dinero del cajero, la cosa se va a poner aún más fea
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

CaixaBank (La Caixa) destapó la caja de los truenos hace unos meses cuando anunció a finales de marzo que comenzaría a cobrar 2 euros por las disposiciones de efectivo realizadas en sus cajeros Servired con tarjetas que no fueran emitidas por ellos mismos.

El efecto más inmediato fue para los clientes que no son de la entidad y sí tienen tarjeta ServiRed, que comprende a entidades como ING, BBVA, Bankia, Bankinter, la mayoría de Cajas Rurales, Deutsche Bank y un buen puñado de entidades más pequeñas. ¿A qué se debe este movimiento de La Caixa?

Caixabank no quiere ser el cajero universal de todas las entidades

CaixaBank no quiere ser el cajero universal de todas las entidades financieras de España. Hasta este movimiento que acaba de realizar Caixabank, el acuerdo que existía en el seno de Servired es que se marcaba un total de operaciones gratuitas al mes por tarjeta para disposición de efectivo de manera independiente al banco emisor de la tarjeta.

Caixabank se ha encontrado en la disyuntiva que es la entidad con mayor presencia física de España (recordemos que cualquier población con más de 10.000 habitantes tiene oficina y cajero de Caixabank) y que sus cajeros estaban siendo usados de manera mayoritaria por no clientes de la entidad.

Obviamente, los cajeros automáticos no son gratis; tienen unos costes de mantenimiento, pagan un impuesto local y tienen un tratamiento personal por las propias oficinas bastante importante. El movimiento que hace Caixabank obedece al criterio de optimización de costes: para mis clientes disponer de efectivo sigue siendo gratis pero para los no clientes con tarjetas Servired, tienen que pagar una comisión por el servicio.

Hasta este cambio en la política de CaixaBank, las entidades se pagaban entre ellas unas comisiones por estas disposiciones de efectivo cuando un cliente de Servired realizaba una disposición de efectivo en un cajero de otra entidad asociado a la red.

CaixaBank ha decidido eliminar la comisión intrasistema (que se repercuten entre las entidades y mucho más baja que esos dos euros) y repercutir solamente la comisión de disposición de efectivo a los clientes.

Las cifras de Servired, 68.500 millones de euros en disposiciones de efectivo anuales

Servired es la red principal de cajeros de España con 33.840 unidades a cierre de 2014, casi 40 millones de tarjetas emitidas, 945.000 comercios asociados a su red de TPVs y con un volumen de retiradas de efectivo en sus cajeros durante 2014 de 68.592 millones de euros.

Retiradas Efectivo Servired

Caixabank tiene el 28% de los cajeros de la red, seguido en 2º posición por BBVA con el 17,5% de los cajeros. Con estas cifras en la mano, el movimiento de CaixaBank se entiende perfectamente y su teoría de que es el cajero universal de todas las entidades cobra bastante fuerza.

Tan solo tomando como base las retiradas globales de todas las tarjetas en 2014, hablamos de más de 900 millones de disposiciones de efectivo, que representarían por encima de los 1.800 millones de euros en comisiones.

La polémica está servida y el resto de entidades mueven ficha

El problema que tenemos aquí es cuándo el banco emisor de la tarjeta ya cobra comisión por la disposición de efectivo en un cajero ajeno y el propio cajero ajeno también cobra esa comisión. La disyuntiva si estamos pagando dos veces por el mismo servicio o no, es evidente, por mucho que CaixaBank esté eliminando la comisión de intercambio entre las entidades.

Por ejemplo, entidades como Catalunya Bank o Bankia o BBVA, dan de 5 a 15 operaciones de disposición de efectivo gratuitas al mes y luego comienzan a cobrar por esas disposiciones. Si yo soy un cliente de estas entidades y retiro efectivo en un cajero de CaixaBank, pagaré por una parte 2 euros a CaixaBank y desde 0,50 euros a 4 euros al banco emisor de la tarjeta.

Esta comisión doble, dejará de existir en el momento que Santander (en la red de 4B) copie el sistema de CaixaBank y en la propia red de Servired, BBVA y Bankia sigan ese movimiento. Ahora mismo, Servired tiene un encargo del análisis de las comisiones repercutidas por CaixaBank pero todo apunta a un cambio en el modelo de uso de los cajeros.

La sombra de las telecos, muy alargada para el sector financiero

Aparte de las propias entidades financieras, la sombra de las telecos y entidades financieras eminentemente tecnológicas hacen replantearse su posición al propio sector financiero. Paypal ha sido el primer banco tecnológico 100% en lanzar la tarjeta (con un lío bastante importante por ahora), Google ya la tiene fuera de Europa y la irrupción de Apple en el negocio de los pagos con ApplePay, apunta a una tarjeta de crédito Apple en el futuro.

La disposición de efectivo en España es una necesidad hoy por hoy, país que aunque está muy bancarizado, el uso de efectivo tiene una penetración muy superior a la media europea. Con esta foto previa, el movimiento de las entidades financieras es el lógico para preservar su negocio y sus costes de servicio en los cajeros.

El futuro apunta a que se acabará el todo gratis en las redes de cajeros para pasar a un modelo de pago por disposición cuando el cajero no sea el de tu banco. Aquí, los damnificados a corto plazo son las entidades financieras con gran volumen y bajo ratio de implantanción física (ING fundamentalmente) y a medio plazo, la irrupción de nuevos actores en el mapa de medios de pago, con la mirada puesta en Google y Apple.

Imagen | Sin Neuronas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio