¿6.500 o 34? La nebulosa en torno a los trabajadores muertos en Qatar por el Mundial de Fútbol

¿6.500 o 34? La nebulosa en torno a los trabajadores muertos en Qatar por el Mundial de Fútbol
23 comentarios

Las competiciones de gran envergadura, sea un Mundial de Fútbol o los Juegos Olímpicos, cambian las ciudades y países por completo. Lo hemos visto en Barcelona, Pekín y Sudáfrica. Es increíble el proyecto de renovación y construcción de infraestructuras que se lleva a cabo para recibir a una ingente cantidad de turistas y aficionados que viajan al país para asistir a los eventos. Lo estamos viendo en Qatar, que actualmente está construyendo estadios gigantescos, un metro, hoteles, un aeropuerto, numerosas carreteras, un nuevo sistema de alcantarillado en el centro de Doha y 20 rascacielos.

En busca de trabajo, y sabiendo que la mano de obra es ampliamente demandada en Qatar, miles de inmigrantes se han embarcado hacia el país. Y en algunas ocasiones, las condiciones a las que se ven abocados estos trabajadores son espantosas. Las largas horas en el calor abrasador, los bajos salarios y los dormitorios miserables son una batalla diaria.

Las cifras. Un análisis del medio británico The Guardian señala que más de 6.500 trabajadores migrantes de India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Sri Lanka han muerto en Qatar desde que ganó el derecho a ser sede de la Copa del Mundo hace 10 años. Los hallazgos, recopilados a partir de fuentes gubernamentales, significarían que un promedio de 12 trabajadores migrantes de estas cinco naciones del sur de Asia han muerto cada semana desde la noche de diciembre de 2010 cuando las calles de Doha se llenaron de multitudes extasiadas celebrando la victoria de Qatar.

Los datos provienen de las embajadas de India, Bangladesh, Nepal y Sri Lanka y revelan que hubo 5.927 muertes de trabajadores migrantes en el período 2011-2020. Por separado, los datos de la embajada de Pakistán en Qatar informaron de otras 824 muertes de trabajadores paquistaníes, entre 2010 y 2020. Según The Guardian, el número total de muertos sería incluso significativamente mayor, ya que estas cifras no incluyen las muertes de varios países que envían un gran número de trabajadores a Qatar, incluidas Filipinas y Kenia. Tampoco se incluyen las muertes ocurridas en los últimos meses de 2020 y principios de este año.

Controversia. Sin embargo, no todos estos trabajadores están construyendo instalaciones para la Copa del Mundo. De hecho, la mayoría de ellos no lo estaban haciendo. Muchos de ellos son trabajadores de la construcción que construyen casi cualquier cosa que deba construirse en Qatar. Hablamos de trabajadores inmigrantes fallecidos en ese lapso de tiempo.

El Gobierno de Qatar señaló en 2015 que "no se había perdido la vida de un solo trabajador" en relación con la construcción de la Copa del Mundo, mientras que The Guardian y algunas organizaciones en defensa de los Derechos Humanos relacionan las muertes con la construcción. En total, podría haber habido 37 muertes sólo entre trabajadores directamente relacionados con la construcción de los estadios de la Copa del Mundo, aunque 34 de ellos están clasificados como "no relacionados con el trabajo" por el comité organizador del evento.

¿Hay relación? "Si bien los registros de defunción no están clasificados por ocupación o lugar de trabajo, es probable que muchos trabajadores que murieron estuvieran empleados en estos proyectos de infraestructura de la Copa del Mundo", explica Nick McGeehan, director de FairSquare Projects, un grupo de defensa especializado en derechos laborales en el Golfo. "Una proporción muy significativa de los trabajadores migrantes que han muerto desde 2011 solo estaban en el país porque Qatar ganó el derecho a ser sede de la Copa del Mundo", decía.

Las causas. Las causas que se revelan de estas muertes de trabajadores incluyen múltiples lesiones contundentes debidas a una caída desde una altura; asfixia por ahorcamiento; causa indeterminada de muerte por descomposición. Pero entre las causas, la más común es con mucho las llamadas “muertes naturales”, a menudo atribuidas a insuficiencia cardíaca o respiratoria aguda. Según los datos obtenidos por The Guardian, el 69% de las muertes de trabajadores indios, nepalíes y bangladesíes se clasifican como naturales.

No obstante, la mayoría de organizaciones critican que tales clasificaciones, que generalmente se hacen sin una autopsia, a menudo no brindan una explicación médica legítima de la causa subyacente de estas muertes. De hecho, en 2019, la ONU reveló que es probable que el intenso calor del verano de Qatar sea un factor significativo en la muerte de muchos trabajadores que trabajan al aire libre. Human Rights Watch ya pide a Qatar que modifique su ley de autopsias para exigir investigaciones forenses sobre todas las muertes repentinas o inexplicables. Pero hasta el momento el Gobierno no ha dado un paso en ese aspecto.

Qué dice Qatar. El gobierno de Qatar dice que el número de muertes, que no discute, es proporcional al tamaño de la fuerza laboral migrante y que las cifras incluyen trabajadores de cuello blanco que han muerto naturalmente después de vivir en Qatar durante muchos años.

"La tasa de mortalidad entre estas comunidades está dentro del rango esperado para el tamaño y la demografía de la población. Sin embargo, cada vida perdida es una tragedia, y no se escatiman esfuerzos para tratar de prevenir cada muerte en nuestro país", dijo el gobierno de Qatar en un comunicado de un portavoz. Señalan que todos los ciudadanos y extranjeros tienen acceso a atención médica gratuita de primera clase y que ha habido una disminución constante en la tasa de mortalidad entre los "trabajadores huéspedes" durante la última década debido a las reformas de salud y seguridad del sistema laboral.

Reconvertir una ciudad. En los últimos 10 años, Qatar se ha embarcado en un programa de construcción sin precedentes, en gran parte como preparación para el torneo de fútbol de 2022. Además de siete nuevos estadios, se han completado o están en marcha decenas de proyectos importantes, incluido un nuevo aeropuerto, carreteras , transporte público, hoteles y una nueva ciudad, que albergará la final del Mundial. En Brasil, la construcción de los estadios para el mundial de 2014 se llevó las vidas de 10 trabajadores.

Pero es difícil argumentar que si no hubiera habido una Copa del Mundo en Qatar no habría existido construcción. Si nos fijamos, la economía de Qatar triplicó su tamaño entre 2005 y 2009, y ya se estaba produciendo un auge de la construcción antes de que el país fuera galardonado con la Copa del Mundo de 2022. Culpar al fútbol de todas las muertes de la construcción en el país seguramente es exagerar. Pero también está claro que la transparencia sobre esas muertes brilla por su ausencia. Y, mientras, los informes de los defensores de los Derechos Humanos a Qatar se le amontonan sobre la mesa.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Comentarios cerrados
Inicio