Publicidad

Las autovías sin peajes son caras: España recauda un 76% menos que Europa por cada conductor

Las autovías sin peajes son caras: España recauda un 76% menos que Europa por cada conductor
48 comentarios

El pago por el uso de las autovías es un debate que sigue candente. Desde hace años, el Gobierno estudia la manera de aplicar un plan de recaudación que parece estar cada vez más cerca. Se trata de una medida extendida en Europa y que desde el Ejecutivo se ha planteado públicamente sin que haya ido más allá de una declaración de intenciones. Ahora un giro en los acontecimientos ha tenido lugar: la decisión de comunicar a la UE la necesidad de llevar adelante la propuesta. Una iniciativa poco popular entre los ciudadanos y que ha llevado a muchas personas y asociaciones a demostrar su indignación en las redes.

Pero lo cierto es que España es uno de los países de Europa que menos paga por el uso de su red de carreteras de alta capacidad. De hecho, recauda un 76% menos que la media de los países comunitarios.

El plan. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno llevará a la Comisión Europea asume concretamente la necesidad de llevar adelante la propuesta de implantar peajes en la red de autopistas y autovías de España para financiar los costes asociados a su conservación, que ya acumula un déficit de inversión aproximado a los 8.000 millones de euros. El objetivo es establecer un sistema de ingresos que garantice los fondos necesarios para la conservación de la red viaria estatal.

El déficit que nos acompaña. La instauración de peajes en las vías interurbanas de alta capacidad es una medida impopular y que también recibe el rechazo de las empresas de transporte. Pero las cifras del déficit están ahí. Hasta 2019, el déficit de conservación de la red de carreteras superaba los 7.400 millones de euros. Hoy ya se acerca a los 8.000 millones, según la Asociación Española de la Carretera (AEC). Con las restricciones presupuestarias para el mantenimiento de carreteras, aunque para 2021 la cifra haya crecido hasta los 1.200 millones de euros, y la reversión de las autopistas de peaje cuyos contratos de concesión vencen, las necesidades de financiación siguen siendo crecientes.

Seopan, la asociación de empresas constructoras de Ámbito Nacional, calcula que los 1.097 kilómetros de autopistas que suprimirán los peajes entre 2018 y 2021 de Europistas (AP1), Aumar (AP7 y AP4), Acesa (AP7, AP2 y B23) e Invicat (C31, C32 y C33), implicarán a partir de 2022 un aumento permanente del déficit público anual de 478 millones. España tendrá entonces sólo un 11,5% de su red de autopistas con peaje.

La realidad, con respecto a Europa. España, además, concentrará el 73,5% de la red de carreteras de alta capacidad gratuitas de Europa, donde 23 países tienen tarificado el 100%, Italia el 86%, Francia el 79% o Irlanda el 38%. Siendo Chipre, Estonia, Islandia, Liechtenstein, Malta y Montenegro los únicos sin peajes. España es uno de los países de la UE con menos vías de alta capacidad tarificadas a pesar de tener una de las redes más extensas (17.000 kilómetros). Lo hemos contado en Magnet. Según un reciente estudio del Foro Económico de Galicia, este porcentaje es el más bajo de la UE e implica que España recauda del usuario un 76% menos que la media europea. El resultado es la mayor red de alta capacidad de Europa, pero la peor conservada porque no hay recursos suficientes.

La excepción. Quitando algunos países escandinavos, la mayoría de los países de la UE ya cuentan con diversas fórmulas para recaudar dinero a y, así contribuir al mantenimiento y crecimiento de las infraestructuras. Pasan por peajes físicos con barreras, como los instalados en diferentes vías de España, hasta adhesivos para pegar en el vehículo, como sucede en países como Suiza o Austria, o peajes electrónicos, la solución portuguesa a este conflicto. Resulta extraño que a día de hoy España permanezca aislada de la tendencia generalizada en el resto de Europa en el que es el usuario el que paga por el desgaste de las infraestructuras. Un informe realizado por la consultora A.T. Kearney constata que más de veinte países europeos tienen el 100% de su red de alta capacidad tarificada.

¿Cómo sería en España? Por el momento no existe un modelo definido. Ni siquiera un calendario para su implementación. Las soluciones podrían ser desde una simple tasa para todos los vehículos a circunscribir el gravamen a las mercancías, por ser los camiones los que más desgastan las carreteras. Entre las propuestas diseñadas, Seopan plantea unos peajes blandos en la red de 0,03 euros por kilómetro para los vehículos ligeros y de 0,14 euros para los pesados, en la media de la Unión Europea. Con estas tarifas y la concesión durante un periodo de 25 años se obtendrían hasta 104.000 millones de pago inicial del sector privado, 4.698 millones al año de ingresos públicos por recaudación de impuestos y 850 millones anuales de ahorro de gasto público en conservación.

Si bien la situación actual marcada por una crisis derivada de la pandemia no ha hecho que la medida sea la más popular en tiempos precarios y futuro incierto, la recaudación que se viene es prácticamente una realidad. Un desenredo a los problemas deficitarios que marcará para siempre el sistema de carreteras del país.

Imagen: M.Peinado

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio