Publicidad

¿Un buen paso? Facebook ya marca como "objetivamente falsas" las publicaciones de los políticos

¿Un buen paso? Facebook ya marca como "objetivamente falsas" las publicaciones de los políticos
20 comentarios

El pasado mes de marzo, Facebook anunciaba un acuerdo de colaboración con Madita y Newtral, las dos publicaciones españolas dedicadas a la verificación de datos y al desmontaje de noticias falsas. El programa, iniciado en Estados Unidos años atrás, tenía un objetivo simple: identificar las publicaciones fraudulentas, ambiguas o tergiversadas y marcarlas como tal, de tal modo que se difundieran menos.

Un año después, el programa está dando sus frutos.

Santiago Abascal. Un ejemplo reciente: hace algunos días Santiago Abascal, líder de Vox, compartía un vídeo bajo el siguiente texto: "5 de enero de 2020. Los socialistas aplaudiendo a los herederos de ETA una vez que obtienen desde la tribuna el salvoconducto de la banda. Pedro Sánchez y el PSOE ya han cruzado todas las líneas rojas de la democracia y de la dignidad. La traición galopa a lomos del socialismo".

Falso. Fue un éxito inmediato, como la mayoría de publicaciones de Abascal. A las pocas horas, sin embargo, sus seguidores se toparían con un fondo gris y las siguientes palabras: "Información falsa. Comprobado por verificadores de información independientes". Debajo, una breve explicación: "Las informaciones principales de la información son objetivamente inexactas". ¿Y quién lo había verificado? Maldito Bulo.

La historia. El vídeo de Abascal quedaba permanentemente atado a un enlace explicando la verdadera historia: la bancada socialista no aplaudía a Bildu, "los herederos de ETA", sino a la Presidenta del Congreso, la también socialista Meritxell Batet. Toda persona que llegara a aquella publicación no encontraría el vídeo de la discordia, sino la verificación de Maldita/Facebook y un titular explicando lo que sí había sucedió.

Bulo

Modelo. Nuestros compañeros de Genbeta han explicado aquí cómo funciona el sistema. No se trata de que Facebook, y mucho menos Maldita, censuren arbitrariamente unas u otras publicaciones, sino de un sistema más complejo. Maldita identifica bulos e informaciones falsas, y Facebook utiliza su algoritmo para señalar todas aquellas publicaciones manipuladas. Si compartes una de ellas, es probable que el algoritmo te pille.

Es lo que le ha sucedido a Abascal.

¿Buena idea? Se trata de una lucha más agresiva contra las fake news. Como hemos visto en otras ocasiones, desmentir un dato no es demasiado eficiente. La mayor parte de informaciones falsas se difunden no tanto porque sean ciertas, sino porque confirman sesgos ideológicos. Una publicación ajena desmontando un bulo puede reforzar nuestra adherencia a la idea, aunque sepamos que los hechos son falsos.

Es el conocido "efecto rebote", aunque su prevalencia es objeto de disputa entre los investigadores. El programa de Facebook adopta un enfoque distinto. No utiliza intermediarios sospechosos de tal o cual tendencia política, sino que acude a la raíz. Identifica la mentira en la publicación del político o de cualquier fuente de confianza.

Polémica. ¿Problema? Lo que ha terminado sucediendo: tanto Abascal como los millones de seguidores de Vox han acusado a Facebook de arbitrariedad y de operar sobre sus propios sesgos: "Comienza la censura por parte de la extrema izquierda. Un vídeo de algo que pudo ver España entera es considerado noticia falsa", tuiteaba ayer un simpatizante. Una consecuencia similar a la caza de fake news: victimismo y reafirmación entre los votantes convencidos.

Lucha compleja. Un diputado de Vox, Víctor Sánchez del Real, lo expresaba así hace dos días: "Hola, @maldita @newtral ¿tenéis algo que decir sobre este trabajito de censura que estáis haciendo para @facebook?". Lo que revela la polémica es la resistencia del bulo. El desmentido elaborado por Facebook/Maldita ha amplificado la difusión del vídeo y del marco narrativo de Vox, deslegitimando en el camino el programa de fact-checking (entre sus seguidores).

Sabemos que los fact-checkersson efectivos erosionando las creencias que sustentan el bulo, y que las mentiras se pueden desmontar. Pero también que los desmentidos son más efectivos cuando provienen del mismo entorno político/ideológico. Y este es un muro que los sistemas de verificación y la caza de bulos aún no han roto.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios