China ha tenido una idea para que sus jóvenes se porten bien. Castigar a los padres en su lugar

China ha tenido una idea para que sus jóvenes se porten bien. Castigar a los padres en su lugar
23 comentarios

“¿Qué tipo de educación le habrán dado los padres?”: no son pocos los casos en los que un menor comete un delito y la gran masa de personas se pregunta esto. Desde hace años, los países llevan debatiendo qué grado de responsabilidad penal deberían tener los padres con respecto a las malas conductas y crímenes cometidos por los hijos.

China se ha convertido en el primer país en dar un paso adelante. Y planea sanciones y castigos para los padres de los jóvenes irresponsables.

La ley. China ha introducido una ley para castigar a los padres si sus hijos pequeños exhiben “faltas graves de conducta” o cometen delitos. Según un borrador de la ley de promoción de la educación familiar,  los padres serán legalmente responsables de los errores de sus retoños. La disposición controvertida, sin embargo, es el art. 45 del proyecto. Dice que la policía, las fiscalías o los tribunales pueden "amonestar" a los tutores de menores con multas u ordenarles que reciban orientación sobre educación familiar, si se determina que sus hijos han incurrido en "mala conducta grave".

"Hay muchas razones por las que los jóvenes muestran malos comportamientos, y la educación familiar insuficiente es una causa clave", explicaba Zang Tiewei, portavoz de la Comisión de Asuntos Legislativos del Congreso Nacional del Pueblo, el organismo parlamentario de China.

¿Por qué? Esta legislación es en realidad el último esfuerzo en la iniciativa más amplia del Partido Comunista para llevar a las generaciones más jóvenes de China a lo que considera un camino de desarrollo saludable, alejado de los videojuegos, los fandoms de celebridades y las modas afeminadas. Una remesa de adolescentes estudiosa, heterosexual y nacionalista, tal y como hemos contado en Magnet en diferentes artículos.

¿En qué consiste? La mayoría de los países tienen leyes que requieren que los padres brinden a sus hijos el cuidado y la educación adecuados. Varios países, incluidos los Estados Unidos y Canadá, tienen leyes de responsabilidad parental que responsabilizan financieramente a los padres o tutores por lesiones intencionales o daños causados ​​por sus hijos. Pero la próxima ley de educación familiar de China busca alentar a los padres a educar a sus hijos de maneras más específicas respaldadas por el Estado.

Los padres deberán administrar el tiempo de estudio, descanso y entretenimiento de los menores de una manera razonable y la nueva ley también les ayudaría a aliviar la ansiedad  al criar a sus hijos y equiparlos con métodos de educación familiar "científicos". El proyecto de ley dice que la educación familiar debe promover la cultura tradicional china y la cultura revolucionaria del partido. Los padres deben decirles a los menores que amen la fiesta, respeten a los mayores y tengan un estilo de vida frugal, de una manera que “combine rigor y ternura”.

Las amonestaciones. Según el primer borrador, esas órdenes son medidas coercitivas que la policía debía hacer cumplir en parte. El incumplimiento de esas órdenes conllevaría una multa máxima de 150 euros y hasta cinco días de detención. Sanciones que se eliminaron en el segundo borrador porque se las consideró demasiado intrusivas. Y aún está pendiente de determinar cuáles serían las nuevas amonestaciones y castigos, además de obligarles a ir a cursos de orientación de educación familiar.

¿Pero qué es en realidad "mala conducta grave"? En realidad es un término más simbólico que otra cosa. Según la Ley de Prevención de la Delincuencia Juvenil, se refiere a dos tipos de conducta. En caso de “mala conducta grave no delictiva”, la policía investigará y podrá tomar una o más "medidas correctivas y educativas", que incluyen amonestar a los menores, ordenarles que informen periódicamente de sus actividades, ordenarles que reciban asesoramiento y exigirles que realicen servicios comunitarios. Está dispuesto en el art. 41.

Por mala conducta “criminal” grave, la policía y el departamento de educación pueden decidir colectivamente someter a los menores a una “educación correctiva especializada”. Esa educación se impartirá en un lugar especial dentro de una escuela especializada que está sujeta a una "gestión de circuito cerrado". Este sistema reemplaza la antigua práctica de “custodia e instrucción” para los menores delincuentes que incurren en conductas prohibidas por la Ley Penal. Está dispuesto en el art. 45.

¿Son los padres responsables? No hay duda de que algunos niños se involucran en actividades delictivas, quizás pensando que son invencibles. Algunos de los delitos cometidos abarcan el uso de drogas, el acoso y el vandalismo, por mencionar varios. Algunas personas argumentan que los padres deberían ser responsables de los delitos de sus hijos, mientras que otras afirman que no deberían hacerlo. Y claro, dado que la crianza de los hijos es fundamental para moldear su comportamiento, los padres tienen mucha responsabilidad de inculcar valores en sus hijos a medida que crecen para que tomen decisiones adecuadas en su vida diaria.

Este estudio, sin embargo, hace hincapié en el hecho de que los niños cometan delitos no siempre significa que sus padres no les inculcaron una moralidad. Algunos niños podrían haber sido bien criados, pero absorbidos por factores como la presión negativa de los compañeros de colegio o simplemente elegir un camino diferente y comportarse mal. Es decir, que aunque se supone que los padres deben supervisar y corregir a sus hijos, no tienen la culpa de cada una de sus acciones. Los niños rebeldes se comportarán mal independientemente de que sus padres los castiguen o les enseñen buenas costumbres.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio