Publicidad

China también se apunta a la fiebre de la marihuana (pese a prohibirla estrictamente)

China también se apunta a la fiebre de la marihuana (pese a prohibirla estrictamente)
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El último país en sumarse a la repentina fiebre por la regulación de la marihuana es quizá el más inesperado: China. El país prohíbe su consumo de forma estricta, y persigue con dureza su cultivo y distribución (al igual que con el resto de sustancias narcóticas). Pese a ello, ha ido abriendo la mano durante los últimos años, consciente de la creciente demanda internacional de productos relacionados con el cannabis.

Hay un pastel abierto. Y China quiere su parte.

La sustancia. El gobierno, por el momento, permite a un reducido elenco de empresas cultivar cáñamo y producir CBD (cannabidiol, sustancia de supuestos beneficios medicinales y menores efectos psicoactivos que el THC). Lo cuenta este reportaje del New York Times: las autoridades ya han autorizado el cultivo de más de 145 hectáreas en la remota y depauperada provincia de Yunnan, al sur del país. Es una región de histórica actividad económica en torno al cáñamo.

Desventaja. China parte en cierta desventaja, no obstante. Yunnan y otras provincias de clima templado producían cáñamo y cannabis desde tiempos inmemoriales, ya fuera con fines medicinales, textiles o espirituales. El régimen comunista impuso una severa prohibición a mediados de los ochenta, coartando cualquier tipo de producción y eliminando todos los campos de cultivo.

Ahora está abriendo la mano. Produce el 50% del cáñamo industrial mundial (de aplicaciones variadas), pero las restricciones aún son altas.

¿Quiénes? Las iniciativas que logran la autorización del gobierno han disfrutado de un año frenético. La valoración en bolsa de empresas como Shanghai Shunho New Materials Technology o Jilin Zixin Pharmaceutical Industrial se ha disparado entre el 378% y el 142%. Su producción de CBD se destina a la exportación, y se dirige a Canadá, donde el cannabis ya es legal, y a Estados Unidos, donde la administración federal ha relajado su política en materia terapéutica.

Futuro. Se espera que otras provincias como Heilongjiang o Jilin sigan la estela de Yunnan a lo largo de 2019. China no quiere perder un tren que esboza cifras gigantescas a la vuelta de la esquina. El CBD es el producto más cotizado ahora mismo dentro de la industria del cannabis, y sus usos son múltiples más allá de los medicinales, entrando en el terreno de los comestibles o de las bebidas recreativas.

Tendencia. La tendencia, como ya hemos visto en otras ocasiones, es global. Canadá se convirtió en el segundo país del mundo en regular su consumo y venta a finales del año pasado. Estados Unidos ya ha legalizado el consumo de cáñamo, y una decena de estados permiten hoy la distribución de marihuana en establecimientos legales. Europa va por detrás, pero son frecuentes las voces que, como Unidas Podemos, plantea legalizar el cannabis por sus beneficios económicos.

Imagen: Maja Dumat/Flickr

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir