Publicidad

"El colectivo LGTBI lleva el demonio en la sangre": una secta ultracristiana llega al Parlamento peruano

"El colectivo LGTBI lleva el demonio en la sangre": una secta ultracristiana llega al Parlamento peruano
39 comentarios

Aunque los israelitas peruanos del Frepap bien podrían parecer los figurantes de cualquier película bíblica, lo cierto es que ahora representan al segundo partido más votado en las elecciones del pasado domingo. Con una ideología que revisiona el Antiguo Testamento para fusionarlo con las lecturas incas, creen que Perú es la tierra prometida y, por ello, quieren gestionarla a través de "principios morales".

FREPAP. Estas siglas pertenecen al Frente Popular Agrícola del Perú, un partido ultraconservador y de corte teocrático que ha conseguido 16 escaños en las últimas elecciones al Parlamento. Conocidos también como los Israelítas del Nuevo Tiempo y gracias a su lema "el agro al poder" han logrado sumar la segunda mayor cantidad de votos y colocarse como primera fuerza en regiones de la Amazonia como Ucayali.

¿Por qué este ascenso? Desde mediados de 2016, Perú está inmerso en una lucha entre el poder legislativo y el ejecutivo, entre otras cosas, porque una parte de los parlamentarios trataron de blindar un caso de corrupción que salpicaba a Keiko Fujimori, la líder del partido Fuerza Popular que ha terminado en prisión.

Aprovechando este contexto, Frepap centró su campaña en ir puerta por puerta expandiendo su mensaje anticorrupción, para convencer al electorado de que votarles era sinónimo de eliminar la inmunidad parlamentaria de los diputados.

Moralizar la política. Si Frepap quiere sanear la política peruana de acciones ilícitas, también pretende silenciar debates sociales que piden avances como el matrimonio entre personas del mismo sexo o la igualdad de género. Para el partido teocrático el colectivo LTGBIQ+ "lleva al demonio dentro del corazón y la sangre" y, por lo tanto, no comparte que la educación pública pretenda abordar temas como la educación sexual en las aulas.

Más objetivos. El programa presentado por el partido de Wilmer Cayllahua incluye propuestas como reducir la jornada laboral de 48 a 44 horas semanales para que los trabajadores puedan tener "tiempo para emprender". Así mismo y en línea con su compromiso anticorrupción, también plantean la idea de rescatar la figura de la "curul vacía", una figura que podrá sancionar e incluso eliminar de su escaño a aquellos parlamentarios que no cumplan con su labor.

Regreso israelita. Aunque la Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto se fundó en 1968, no tomo forma de partido político (Frepap) hasta 1989. Desde entonces, los pasos hasta llegar a ser los segundos más votados han sido pequeños pero constantes. En 1992, consiguieron dos escaños en la Asamblea Constituyente, uno en el Congreso en 1995 y dos más en el año 2000. Sin embargo, tras la muerte de su fundador ese mismo año, el partido se debilitó y solo estuvo presente en gobiernos locales, hasta que en esta última convocatoria no solo han logrado derribar la "valla electoral" para conseguir un escaño, sino que han sido los segundos más votados.

Imagen: Canaln.pe

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios