Compartir
Publicidad

Corrupción chanante: 13 ejemplos extravagantes de saqueo de las arcas públicas

Corrupción chanante: 13 ejemplos extravagantes de saqueo de las arcas públicas
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La corrupción es uno de los problemas más frecuentemente citados por los españoles en las encuestas del CIS. Es normal: durante los últimos años se han sucedido los ejemplos de políticos saqueando las arcas públicas sin pudor alguno. Casi todos los partidos están implicados, y algunos a gran escala. A menudo, la corrupción tiene forma de mordidas, pisos de lujo y complejas operaciones de blanqueo de dinero. Ahora bien, los corruptos no son siempre tan imaginativos. En ocasiones, son realmente cutres.

A raíz de una reciente noticia de Ahora Málaga, hemos hecho un pequeño inventario de la corrupción chanante de España, ejemplos de cómo las dinámicas corruptas han alcanzado extremos casi ridículos. Los casos que a continuación se citan incluyen investigaciones judiciales abiertas, por lo que no constituyen, por nuestra parte, acusaciones de culpabilidad. Sin embargo, reflejan el modo en que la corrupción se ha filtrado hasta elementos cotidianos de la vida diaria del contribuyente, hasta lo más simple y elemental de nuestros días.

1. Recolectores de alcachofas como topógrafos

No sólo Mariano Rajoy encuentra visos poéticos e inspiración sempiterna entre campos de alcachofas: también algunos técnicos del Adif que, según una investigación judicial, desviaron fondos "utilizando a recolectores de alcachofas como falsos topógrafos". La trama, una de las más importantes dentro de la empresa pública, podría haber desfalcado más de 17 millones de euros. Eso son muchas alcachofas.

2. Comisiones en forma de viagra

Viagra

No abandonamos el Adif, una fuente al parecer prolífica de corrupción chanante. En 2014 la Guardia Civil detenía a dos técnicos por su supuesta implicación en la Operación Enredadera. Al parecer, uno de los protagonistas había cobrado comisiones, sobornos a cambio de favorecer la asignación de contratos, en forma de viagra. De 500 euros de viagra. Podría ser más común de lo que parece, además.

3. Carne y compresas, para el grupo municipal

En el inmenso jaleo organizado en torno a Ahora Málaga, la marca de Podemos para las elecciones municipales en Málagas, hay de todo: un concejal expulsado del grupo que ha pasado a ser no adscrito y la supuesta utilización de más de 4.000 euros del grupo dedicados a toda clase de placeres terrenales, como paellas, meriendas, carnes, compresas y fiestas de animación infantil. Todo con facturas (y cuchillos) de por medio.

4. La gomina cuenta como gasto del ayuntamiento

Ha sido el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, el último en protagonizar una polémica a cuenta de la gomina, gasto cargado a las arcas mañas por su carácter de "higiene personal" para las reuniones del primer edil, pero no el primero. En sus buenos tiempos, el alcalde de León, Mario Amilivia, utilizó los 170 millones de pesetas presupuestados para los gastos de su cargo en gomina o cremas para sus zapatos (sistemáticamente).

5. Viajes al Caribe para todo el pueblo

Regresamos a Aragón, aunque esta vez a La Muela, donde Mariví Pinilla, antigua alcaldesa, malversó dinero público a raudales pero también ofreció viajes a precio de saldo al Caribe a sus buenos vecinos. Otra forma, una muy típica durante toda la historia de los países democráticos, de ganarse la confianza y el voto de los ciudadanos.

6. 4.000 euros para lanzar confeti

Confeti

Los grandes nombres tampoco se salvan: la Trama Gürtel reveló que Ana Mato y Jesús Sepúlveda, por aquel entonces matrimonio, llegaron a emitir facturas por valor de 4.000 euros en concepto de confeti. El objetivo fueron varias fiestas de comunión y de cumpleaños que en total superaron los 11.000, y que fueron financiados en su práctica totalidad por la red Gürtel, estrechamente vinculada a los gobiernos del Partido Popular.

7. Prostitutas a cuenta del partido

Sucedió en los noventa, la década donde pasaron tantas cosas extravagantes en España. Lo hizo Carlos Piquer, del Partido Socialista de Aragón, y se descubrió durante la instrucción de una trama de corrupción relacionada. Piquer, que había sido portavoz de la agrupación socialista en las Cortes de Aragón, había utilizado la tarjeta del partido, destinada a fondos relacionados con su actividad política, para pagar a prostitutas.

8. "Tres chicas muy altas y rubias"

Lo mismo, según contó su secretaria, hizo Francisco Correa, cabecilla de la trama Gürtel. El año pasado y durante la celebración del juicio que aún está en desarrollo, acusó a su antiguo jefe de pedirle "tres chicas altas, rubias y que sean muy putas". Al parecer, los encargos de Correa iban destinados a cargos públicos.

9. Las llamadas en cabinas telefónicas

Porque la corrupción no sólo consiste en desfalcar millones de euros a una entidad bancaria que terminaría en la quiebra, sino también en aprovechar todos los resquicios posibles del sistema para exprimirlo al máximo. Así lo entendió Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid con un sueldo de 3 milllones de euros al año, al pasar como gastos de empresa en las célebres Tarjetas Black llamadas en cabinas telefónicas por 0,26 céntimos.

10. Una fortuna en arte religioso

Rato Rato, a la derecha, en 2006.

Rodrigo Rato, quien también estaría al frente de la entidad hoy conocida como Bankia, también hizo buen uso de las tarjetas negras que permitieron al consejo de administración pasar gastos de todo tipo. En su caso, además de los habituales restaurantes y hoteles de lujo, también derivó dinero de la caja a objetos de arte religioso.

11. 25.000 euros en cocaína

O al menos es lo que defendía el antiguo chófer del ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía, Javier Guerrero. Según el hombre, los implicados en la trama llegaron a destinar hasta 25.000 euros en drogas, fundamentalmente cocaína, con el dinero obtenido irregularmente en sus empresas desde el gobierno andaluz. A eso habría que sumar altas sumas de dinero en metálico, piezas de arte o ropa de lujo.

12. El pseudónimo de Amy Martin

También en las fundaciones de los partidos se han producido casos de corrupción chanante. El de la Fundación Ideas, asociada al PSOE antes de ser liquidada, es el más célebre: su director, Carlos Muelas, llegó a pagar 3.000 euros por artículos escritos a Amy Martin... pseudónimo en realidad de su exmujer, Irene Zoe Alameda.

13. El histórico Duque Empalmado

Empalado

Y un último detalle. No es un acto de corrupción particularmente extravagante, aunque las cifras del caso Noós sí que mareen, pero prueban hasta qué punto la corrupción en España ha tenido mucho de broma torcida y sketch de Muchachada Nui. Iñaki Undargarín, otrora yerno de España y referencia del balonmano, firmaba sus correos jocosamente como "el Duque Empalmado", en referencia a su calidad de Duque de Palma. La broma, además de indignante para la ciudad de Palma, queda para el recuerdo como símbolo de la corrupción.

Imagen | Andres Kudacki/AP Photo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio