¿Defina esquema piramidal? El 10% de los inversores en NFT concentra el 85% de las operaciones

¿Defina esquema piramidal? El 10% de los inversores en NFT concentra el 85% de las operaciones
4 comentarios

Una palabra suele acompañar a todo lo relacionado con la cultura crypto: descentralización. La gran promesa de blockchain, la tecnología que sustenta desde las criptomonedas a los NFT, siempre ha consistido en un futuro más equitativo y más abierto, menos controlado por el reducido abanico de poderes tan característico del capitalismo actual. Invertir y ganar dinero ya no es el privilegio de un puñado de traders. Está al alcance de tu mano mediante miles y miles de NFT.

¿Suena bien, verdad?

Concentración. En la práctica, no tanto. Lo ilustra un exhaustivo estudio dedicado a analizar el mercado de los NFT, uno de los primeros de su especie. Tras analizar 6 millones de compraventas sobre un total de 4,7 millones de NFT entre junio de 2017 y abril de 2021, su conclusión es firme: el mercado está dominado por unos pocos. A lo largo de cuatro años, el 10% de los inversores protagonizó el 85% de los movimientos; y comerció al menos una vez con el 97% de los bienes.

Ese mismo 10% movió tanto dinero como el 90% de los actores restantes.

El esquema. El estudio no afirma que el mercado de NFTs se asemeje a un esquema piramidal, una acusación bastante vieja, pero sí ofrece datos para creerlo. "El número de compraventas diario es mayor para los inversores activos durante un mayor periodo de tiempo", explican, con una gran variabilidad en función de la especialización. Cada inversor tiende a centrarse en colecciones, estéticas, tipos de arte o tendencias. "Los inversores invierten el 73% de sus operaciones en su colección principal y el 82% en sus dos principales colecciones combinadas", añaden.

Es decir, el dinero se mueve entre muy pocas personas y en un puñado muy limitado de NFTs (sobre el desorbitante total).

¿Qué significa? Por un lado, que la promesa de la descentralización todavía no se ha sintetizado. Invertir en un NFT se parece menos al mercado popular y democratizado que sugieren las comunidades crypto y más a los tradicionales circuitos elitistas del arte tradicional. Es algo lógico, por otro lado: el NFT más barato de Bored Ape Yacht Club, la colección más cotizada a día de hoy, cuesta en torno a los 200.000$. Para la mayoría de la gente es mucho dinero, demasiado como para arriesgarlo.

Pocos > muchos. Por otro, que la atención sobre los NFTs y sobre la inversión crypto en agregado tiene mucho de inflación mediática y de expectativa por resolver. Sigue siendo un juego donde operan pocos actores (unos, eso sí, con mucho dinero). Como se explica aquí, gran parte de la viabilidad a largo plazo de los NFTs como algo más que una burbuja depende de la captación de nuevos inversores. Es algo transversal a la cultura cyrpto y a la propia naturaleza metanarrativa de los NFT, cuyo valor principal reside en la posesión única de una idea o imagen.

¿Estás dentro? El mercado de NFTs crece en gran medida por el intenso FOMO (fear of missing out, el miedo a perderse algo, generalmente un evento social) que domina la cultura digital. Si llegas demasiado tarde te quedarás fuera de la rueda. Una idea avivada por colecciones exclusivas y limitadas y por la propia narrativa del arte crypto. Poseer un NFT de Bored Ape Yacht Club supone en la práctica acceder a un club social privilegiado y elitista donde ya figuran Jimmy Fallon, Post Malone o Stephen Curry. Uno glosado sin pudor por revistas como Rolling Stone.

El paralelismo. En ese sentido y como se desarrolla en este otro análisis, los NFT sí funcionan como un esquema piramidal: dependen de que más y más inversores entren en el mercado para generar (mover) más dinero. Sin nuevas incorporaciones el valor creciente de todos los bienes (llámense monos aburridos o pingüinos cuquis) decrece, o en el mejor de los casos se estanca. El valor no reside en los objetos de arte en sí mismos sino en la comunidad y en el valor percibido de los objetos. Cuánta más gente esté interesada en algo, más valioso parecerá.

Especialmente si Jimmy Fallon o Stephen Curry (que tienen dinero de sobra para permitirse estas inversiones) están involucrados.

¿Romperá? Es la pregunta del millón. Si pensamos en los NFT como en algo más parecido al Fórum Filatélico (donde se prometían rentabilidades al 6% y 8% aseguradas por la compra y venta de sellos muy por encima de su valor de mercado) que a un respetable circuito de arte abstracto... Sí. Su mercado no sería más que una gigantesca maniobra de pump-and-dump muy similar a la de GameStop. Los paralelismos no son del todo exactos y el interés genuino en los NFT como herramienta tecnológica es real. Cualquier esquema piramidal depende de extraer un % de los nuevos inversores/participantes, no sólo de generar hype.

Como fenómeno descentralizado, de momento, no está teniendo un gran éxito.

Temas
Inicio