Publicidad

Defina gerontocracia: todos los candidatos a la presidencia de Estados Unidos tienen más de 70 años

Defina gerontocracia: todos los candidatos a la presidencia de Estados Unidos tienen más de 70 años
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

A las puertas del Supermartes, la jornada electoral más importante de las primarias demócratas, dos candidatos han anunciado el fin de su carrera hacia la presidencia de los Estados Unidos: Pete Buttigieg y Amy Klobuchar. El primero tiene 38 años y la segunda, 60. Eran los dos últimos políticos que aspiraban a la Casa Blanca y acreditaban menos de 70 años.

Estados Unidos se parece mucho a una gerontocracia.

Edades. El próximo presidente del país más poderoso del mundo surgirá de la siguiente terna de septuagenarios: Bernie Sanders (78), Michael Bloomberg (78), Joe Biden (77), Donald Trump (73) y Elizabeth Warren (70), la única mujer que aún tiene posibilidades. Gane quien gane, se convertirá en el jefe de estado más viejo de su historia.

¿El récord anterior? Oh, uno familiar: lo estableció el propio Donald Trump en 2016 cuando tenía 70 años. Warren llegará a noviembre con 71.

Anécdotas. La concurrencia de tanto anciano nos ha regalado algunas estadísticas alucinantes. Por ejemplo: si Bill Clinton, presidente entre 1992 y el año 2000, decidiera presentarse a las primarias se convertiría en el candidato varón más joven de la terna (73 años). O por ejemplo: si Pete Buttigieg lo vuelve a intentar en 2048, seguirá siendo más joven que los cinco candidatos restantes. Dentro de 28 años.

Salud. Electos, Sanders y Bloomberg cerrarán su presidencia con 82 años, por encima de la esperanza de vida del estadounidense medio. Sanders tuvo un ataque al corazón en plena campaña; Trump está obeso y recurrentes problemas cardíacos, negados por su equipo; Biden hizo público un informe sobre su "vigorosa" salud para acallar rumores; y Bloomberg ha hecho lo propio para atacar a Sanders.

Son señores mayores, muy literalmente.

Tendencia. Entre 1900 y 1958, ningún candidato presidencial, demócrata o republicano, superaba la edad de jubilación. El techo lo rompió Eisenhower en su segundo mandato (68 años). Desde entonces, hasta nueve candidatos, incluidos los dos de 2016, acreditaban más de 65 años en la inauguración. Es una tendencia especialmente evidente entre los republicanos. Los dos últimos presidentes demócratas fueron jóvenes (46 y 47 años).

¿Problema? Depende a quién preguntes. En el caso demócrata, parece fruto de la transición en la que anda sumergida el partido. Las últimas elecciones al Congreso insuflaron un inusitado soplo de aire fresco, aunque el partido siga en manos de la vieja guardia. Sus presidentes tienden a ser más jóvenes, y la generación de Biden y Sanders no llegará a 2022.

Pero, pero. Pero las presidencias evidencian una tendencia: el poder lo siguen ostentando hombres blancos y mayores. La edad media de los congresistas estadounidenses, demócratas y republicanos, ha pasado de los 50 años en 1980 a los 60 en 2010. Un tercio de los senadores en 2017 tenía más de 70 años. No sólo es una cuestión de salud, que también, sino una cuestión de representatividad y sintonía con los nuevos tiempos.

Politico lo definía así el año pasado: cuando Brezhnev murió, la edad media del Politburó soviético era 71 años. Una élite vieja para un sistema viejo y en demolición. La media de los candidatos presidenciales es ahora de... 75 años.

Imagen: David J. Phillip/AP

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios