Compartir
Publicidad

La destrucción provocada por los devastadores incendios de Grecia, contada en 17 imágenes

La destrucción provocada por los devastadores incendios de Grecia, contada en 17 imágenes
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La ola de calor europea está causando estragos de norte a sur del continente, pero ayer, en Grecia, las consecuencias resultaron dramáticas. Alrededor de 79 personas fallecieron en la peor jornada de fuegos forestales jamás registrada en el país helénico. Un cúmulo de focos propagados alrededor de la región de Ática, cerca de la capital griega, depararon la mayor tragedia natural del país y el mayor conteo de víctimas mortales a causa de un incendio desde 2007.

El gobierno local considera que la causa de los fuegos podría tener origen humano, y ya ha solicitado la cooperación de sus socios europeos para acotar los daños y colaborar en la extinción de los focos aún activos. Pese a que la zona cero ha quedado acotada en torno a Mati, a escasos treinta kilómetros de Atenas y a las puertas del Mar Egeo, las llamas se reparten por otros puntos del país (como la Grecia Interior o la península del Peloponeso).

Es habitual que Grecia sufra las consecuencias de los incendios mediterráneos cada verano, al igual que España, Italia o Portugal, pero no tanto que registre fuegos tan virulentos o mortales. Las imágenes evocan aquellas de Pedrógão Grande, donde una tormenta ígnea en el corazón del bosque portugués acabó con la vida de sesenta personas, muchas de ellas en plena huída de las llamas. Parques calcinados, restaurantes reducidos a cenizas y árboles ennegrecidos: el paisaje posterior a un incendio forestal es siempre apocalíptico.

En Grecia las últimas palabras resultan más ciertas que nunca no sólo por el alcance mortal de las llamas (a sumar a los 180 heridos), sino también por las sospechas gubernamentales de su intencionalidad. Al igual que en España a cada episodio de grandes fuegos forestales, algunos griegos apuntan a la recalificación de terrenos o a otros intereses empresariales como la causa remota de los incendios (teorías, como siempre, que no tienen confirmación alguna).

Sea como fuere, la extraordinaria violencia de las llamas en los alrededores de Mati ilustra la precaria situación de Grecia: los recortes estatales han mermado a los cuerpos de bomberos y guardias forestales, motivando la intervención de la Guardia Costera y del Ejército. De forma paralela, la mayor parte de las víctimas fueron encontradas en sus casas: demasiado tarde para huir. Quienes sí lo hicieron optaron por el mar como última barrera ante las llamas, y allí fueron rescatados.

En este caso, las imágenes valen más que las palabras para ilustrar el drama.

Carretera Quemada (Thanassis Stavrakis/AP)
Coche (Thanassis Stavrakis/AP)
Coches Quemados (Thanassis Stavrakis/AP)
Coches Quemados Dos (Thanassis Stavrakis/AP)
Mujer Al Telefono (Thanassis Stavrakis/AP)
Arboles Calcinados (Thanassis Stavrakis/AP)
Interior (Thanassis Stavrakis/AP)
Interior Dos (Thanassis Stavrakis/AP)
Mar (Thanassis Stavrakis/AP)
Senor Regando (Thanassis Stavrakis/AP)
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio