Publicidad

La "emergencia climática" de la Unión Europea es un gesto vacío: los estados siguen emitiendo de más

La "emergencia climática" de la Unión Europea es un gesto vacío: los estados siguen emitiendo de más
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

A tan solo cuatro días de la Cumbre del Clima que se celebrará en Madrid y en la que se espera que los 197 países participantes pasen de la palabrería a la acción, la eurocámara ha proclamado la "emergencia climática y medioambiental" en la Unión Europea. Con esta declaración de intenciones, los estados miembro pretenden subrayar los compromisos fijados en el Acuerdo de París e instar así a que el resto de países hagan lo mismo en pro de mantener a raya el calentamiento global.

429 votos a favor. Este es el número de votos por los que el Parlamento Europeo ha aprobado por mayoría (190 votos en contra y 34 abstenciones) una nueva resolución que declara la "emergencia climática y medioambiental". Esta declaración tiene como objetivo recordar a los estados miembro que todas las decisiones que se tomen de ahora en adelante deben estar alineadas con el compromiso de reducir las emisiones un 58% para 2030, alcanzar la neutralidad climática en 2050 y mantener el calentamiento global por debajo de 1,5ºC.

Cumbre de Madrid. Este movimiento estratégico por parte de la Unión Europea llega tan solo cuatro días antes del inicio de la última edición de la Conferencia de las Partes donde se reunirán más de 25.000 representantes de 197 países, antes de que entren en vigor las pautas prometidas en el Acuerdo de París de 2015. La cita que tendrá lugar en Madrid el próximo dos de diciembre llega bajo el lema 'Tiempo de actuar", un eslogan que busca que se abran nuevas fases de negociación donde predominen los hechos y no tanto las palabras.

2020. Queda algo más de un mes para que entre en vigor el Acuerdo de París en sustitución del Protocolo de Kioto y cuya máxima se centra en impedir que la temperatura global del planeta supere los 2ºC de cara al año 2100. ¿Cómo? Respetando los denominados planes de contribución voluntarios a través de los cuales cada país fija unos objetivos realistas y consecuentes para reducir sus emisiones efecto invernadero. Para hacernos una idea, hasta la fecha solo 16 países de los casi 200 que firmaron están cumpliendo los niveles de emisiones pactados.

Reducir, no contener. Según este artículo, la tendencia actual va encaminada a contener el uso de los combustibles fósiles en lugar de reducirlo, algo que también advierte la Organización Mundial de Energía: de no cambiar radicalmente los modelos de consumo y transporte no se alcanzarán los objetivos fijados en los Acuerdos de 2015. Entre otras cosas porque la demanda energética de los países en vías de desarrollo hará que se continúen utilizando combustibles como el carbón, más accesibles aún que las renovables.

Por eso, para que las intenciones del Acuerdo de París sean efectivas, conviene traducir cada uno de los objetivos acordados en leyes medioambientales.

El abandono de Donald Trump. Estados Unidos aporta un 13% de las emisiones efecto invernadero que contribuyen a empeorar la crisis climática. Sin embargo, el negacionismo del que siempre ha hecho gala Donald Trump respecto a este tema ha motivado que siga adelante con la decisión que tomó en 2017 sobre abandonar el Acuerdo de París. A pesar de que las decisiones energéticas de Estados Unidos tienen un peso importante a la hora de enfrentar el cambio climático, potencias como China que contribuyen con un 26% a los gases efecto invernadero e India con un 7%, sí han ratificado el compromiso presentado en París de cara a 2020.

Imagen: Roxanne Desgagnés/Unsplash

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir