Publicidad

El emporio de los juguetes para adultos: Funkos ha triplicado su valor en dos años gracias al fandom

El emporio de los juguetes para adultos: Funkos ha triplicado su valor en dos años gracias al fandom
15 comentarios

Publicidad

Publicidad

Juego de Tronos, Pokemon o The Big Bang Theory son solo algunos ejemplos de la cultura de masas que han logrado conquistar los Funkos. Los avatares de ojos negros y cabeza desproporcionada han conseguido convertirse en todo un fenómeno en los últimos diez años. A pesar de que la compañía vio la luz allá por 1998, no fue hasta la estabilización de internet y la multiplicación del contenido en redes sociales cuando comenzó a disfrutar de la popularidad (y crecimiento económico) que ahora la caracteriza.

8.366 piezas. Esta es la cantidad total de Funkos que la empresa ha diseñado y puesto a la venta a lo largo de todo el mundo hasta la fecha. Con el lema "everyone is fan of something" la compañía ha conseguido posicionarse como la reina indiscutible del mundo del merchandising donde lo mismo crea una pieza en honor a Freddie Mercury a propósito del lanzamiento de Bohemian Rapsody que saca una colección exclusiva de la octava temporada de Juego de Tronos. 

La producción de estas piezas sigue un modelo similar al fast fashion donde los costes son muy bajos y la renovación de las piezas a vender es constante. Según contó la responsable de licencias de Funko a Vox, el ciclo de diseño-producción-comercialización de una nueva pieza se sitúa en torno a los 70 días. De hecho, con el objetivo de mantener informado a su fandom particular, en su página web hay un apartado donde se anuncian las colecciones que saldrán próximamente al mercado.

38% más ventas. En 2018 la empresa fundada por Mike Becker incrementó sus ganancias un 33% respecto al año anterior, obteniendo unos beneficios anuales de 686 millones de dólares, más del doble del ejercicio de 2015 cuando acumularon 274 millones. Si a ello le sumamos que su valor en bolsa se ha triplicado desde su salida hace dos años (las acciones en 2017 se situaban en 7 euros y hoy están a 22) estamos ante un negocio que da la razón al optimismo de su CEO.

Parte de la culpa de esta buena salud económica la tienen títulos como Stranger Things, la octava temporada de Juegos de Tronos o Toy Story 4. Y es que la agenda ligada a los estrenos de franquicias como Vengadores o Rick and Morty influye y mucho a la hora de analizar las ventas por trimestres. No es casualidad que los Funkos de Vengadores fuesen los más vendidos durante el primer trimestre de 2018 y los terceros más demandados de abril a junio del mismo año: Vengadores, Infinity War se había estrenado el 27 de abril.

"A prueba de recesiones". Este titular forma parte de las declaraciones que Brian Mariotti, el CEO de la compañía, dio recientemente a Yahoo Finance. El continuo crecimiento de la compañía durante los últimos 15 años le han llevado a afirmar que la rentabilidad de su negocio es tal que no le afectan las desaceleraciones económicas a escala global. Con un precio medio en torno a los 10 euros, los Funkos son bienes de consumo muy baratos a los que la recesión de 2008 y 2009 les pasó por al lado sin afectar a su crecimiento, algo que de alguna forma da la razón a su CEO: "vendemos productos para hacer feliz a la gente que no tiene mucho dinero".

Licencias como negocio. Parte del éxito de la compañía reside en acaparar cuántas más licencias mejor. Conscientes de que vivimos una era dorada en términos de fanatismo, Funko ha conseguido posicionarse como el principal productor de merchandising original y barato de cualquier producto de masas (que le venda parte de sus derechos). Actualmente, más de 1.000 licencias corroboran el éxito de esta idea y las ventas inclinan la balanza a favor de la "funkonización" de franquicias como Harry Potter, Fortnite o Juego de Tronos las cuales se sitúan entre los primeros puestos de figuras más vendidas.

Público final: los adultos. Los 35 años del cliente medio y las licencias obtenidas por la compañía confirman que el target está muy alejado de la infancia. Los esfuerzos están dirigidos en contentar a los treintañeros que en su día leyeron Harry Potter (una de las colecciones más vendidas en 2018) y hoy son fanáticos de sagas como Juego de Tronos. Sin embargo, dentro de este público objetivo hay diferenciación respecto al tipo de consumo que hacen de los productos: un 36% de ellos son coleccionistas y un 33%, a pesar de ser clientes recurrentes, compran de forma más ocasional. 

Imagen: James Seattle/Flickr

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir