Compartir
Publicidad
Al-Andalus en el punto de mira de la yihad: así es la propaganda integrista contra España
En diez minutos

Al-Andalus en el punto de mira de la yihad: así es la propaganda integrista contra España

Publicidad
Publicidad

Después de trece años sin atentados yihadistas en España, el país ha sufrido de nuevo la violencia terrorista dentro de la ola que lleva golpeando Europa desde 2012. Precisamente el haber sido el primer país europeo en el siglo XXI en sufrir en su territorio un atentado de gran magnitud llevó a las reformas en materia de seguridad, inteligencia y legislación que permitió desarticular numerosos planes de atentado y enviar a prisión a fallidos aspirantes a terrorista.

Sin embargo, la seguridad perfecta no existe, por muchos recursos económicos y humanos que se dediquen o por muy duras que se hagan las leyes. El gran desafío que supone hacer frente al terrorismo día a día quedó definido perfectamente en un mensaje del grupo terrorista norirlandés IRA después de un fallido intento de asesinato con bomba contra la primera ministra británica Margaret Thatcher en 1984. El comunicado decía: “hoy no tuvimos suerte, pero recuerde que sólo necesitamos tener suerte una vez”.

1998: la caída de Al-Andalus según Bin Laden

Lunapic 131552736558493 1

La combinación de suerte y eficacia de las fuerzas de seguridad en España permitieron vivir en tranquilidad estos últimos años mientras se sucedían atentados terroristas de carácter yihadista desde Francia a Suecia, pasando por Bélgica, Alemania y Dinamarca. Pero eso no quiere decir que España no fuera un país bajo el punto de mira del terrorismo. Todo lo contrario. España ocupa un lugar especial en el imaginario de los yihadistas por razones que transcienden los gobiernos, sus decisiones y la coyuntura política del país. Hay temas intemporales que son recurrentes en los comunicados que mencionan o amenazan a España.

Una de las personas que más ha estudiado las referencias a España en el discurso de los yihadistas es Manuel Torres Soriano, que es profesor de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla y miembro del Grupo de Estudios de Seguridad Internacional (GESI). El profesor Torres mantiene un registro de “Referencias a España en la propaganda yihadista” que retrocede en el tiempo hasta 1998, año en el que Osama Bin Laden hizo referencia a la caída de Al Andalus en una entrevista para el canal Al Yazira. Precisamente la caída de Al Andalus es uno de esos temas vinculados a España que son mencionados recurrentemente en la propaganda yihadista a lo largo del tiempo como metáfora de decadencia y desunión del mundo musulmán. Pero más allá de ese valor como metáfora, Al Andalus es importante porque los territorios que una vez fueron musulmanes y que actualmente forman parte de países que no lo son, como es el caso también de Palestina y Cachemira, tienen un valor especial en el imaginario yihadista.

La llamada de Azzam y las mezquitas robadas

Cordoba La mezquita de Córdoba, una de las que el Estado Islámico anhela recuperar

El yihadismo internacional arrancó tras la invasión soviética de Afganistán en 1979. Poco tiempo después el palestino Abdullah Yusuf Azzam llamó a toda la comunidad musulmana a luchar en Afganistán. Azzam publicó una fetua, un pronunciamiento jurídico, titulada “La defensa de las tierras musulmanas, la primera obligación de la fe”.

En ella establecía que acudir a luchar en una guerra para liberar tierra musulmana ocupada o, en su defecto ayudar en el esfuerzo de guerra, era una obligación personal ineludible para todo musulmán. La llamada de Azzam fue respondida y Afganistán se convirtió en el crisol donde se encontraron militantes islamistas de países diferentes que luego volvieron a casa con una agenda política común. Todos fracasaron en derribar a los gobiernos de su país y se reencontraron de vuelta en Afganistán a finales de los 90 bajo el mando de un pupilo de Azzam, el saudí Osama Bin Laden.

Las referencias a Al Andalus en la propaganda yihadista abunda a lo largo de los años en la propaganda de Al Qaeda, alternándose los mensajes triunfalistas que anticipan una futura reconquista musulmana de España con los lamentos por su pérdida y la nostalgia por aquellos tiempos idealizados. En el registro elaborado por el profesor Torres encontramos menciones en 2013 por parte de Aymán Al Zawahiri, el actual líder de Al Qaeda, y la organización regional Al Qaeda en el Magreb Islámico al objetivo de establecer un califato islámico “desde Indonesia hasta Al Andalus”. La importancia de España se comprende cuando se repasa un comunicado de un órgano de información de Al Qaeda que al año siguiente contaba la determinación de luchar por “el retorno de Al Andalus” y “la robada [mezquita de] al-Aqsa”, puestas lado a lado como dos territorios profundamente anhelados.

Más allá de Al Andalus: Ceuta y Melilla son nuestra Palestina

Aljaferia Zaragoza

Aparte del territorio histórico de Al Andalus, otros territorios españoles aparecen en la propaganda yihadista. Se trata de las ciudades norteafricanas de Ceuta y Melilla a las que se mencionan como “ciudades ocupadas”. Encontramos menciones como la hecha por Aymán Al Zawahiri en un artículo reproducido en una publicación yihadista en septiembre de 2013 donde las dos ciudades españolas son nombradas y puestas al mismo nivel que Palestina, Chechenia y Cachemira. Así, la organización regional Al Qaeda en el Magreb Islámico mencionaba en un vídeo publicado en diciembre de 2013 que estaban “avanzando hacia la liberación de Ceuta y Melilla del colonialismo español”.

Dentro de la evolución de la yihad global, hay que reconocer que la organización que más ha conseguido la atención de la opinión pública es el Estado Islámico, no Al Qaeda y sus organizaciones regionales. Las menciones de Al Andalus, Ceuta y Melilla son igual de frecuentes en su propagada. Por ejemplo, en septiembre de 2016, un vídeo de propaganda del Estado Islámico mostraba la educación infantil que se impartía en territorio del Califato y en él se afirmaba que aquellos niños serían la generación que conquistaría diferentes capitales de Oriente Medio junto con Roma y Al Andalus. Mientras que en ese mismo mes otro vídeo ilustraba las futuras conquistas del Califato con imágenes de la Basílica de San Pedro en Roma y la Sagrada Familia de Barcelona.

"La tierra de nuestros abuelos"

Al Andalus 2014 1

La organización Middle East Media Research Institute (MEMRI) también hace un seguimiento de la propaganda yihadista en Internet. Ha detectado las reiteradas amenazas del Estado Islámico a España a cuenta de la participación en la misión internacional de formación y apoyo al ejército iraquí, la Operación “Inherent Resolve”, en su lucha contra el Califato. Pero MEMRI señala que los mensajes del Estado Islámico tienen como objetivo especial la captación de voluntarios entre la población musulmana española, en especial la comunidad marroquí, y que no deja nunca de estar presente la condición de tierra que una vez fue musulmana y por tanto ha de ser reconquistada mediante la yihad.

Entre los vídeos recopilados por MEMRI entre la propaganda yihadista referida a España encontramos mensajes relativamente cercanos en el tiempo. Por ejemplo, en un vídeo de enero de 2016 se mostraba la ejecución de cinco personas y un yihadista francés anunciaba un “amargo final” para Occidente que culminaría con la conquista de la “amada” y “robada” Al Andalus, nombrando específicamente las localidades española de Toledo, Córdoba y Xátiva. Significativamente, en esa recopilación de MEMRI se incluye un vídeo de 2014 en el aparecen dos yihadistas en Siria hablando en español. Uno de ellos lee un discurso en el que anuncia la voluntad de de unir los territorios desde “Yakarta a Andalucía”, mencionando a España como la “tierra de nuestros abuelos” que se disponen a “liberar”.

La crisis de identidad que no concluirá con un Estado Islámico fallido

Dl U381843 004 El vehículo con el que los terroristas pretendían atentar en Cambrils

Los ambiciosos planes de conquistar el arco que va desde España a Indonesia, “liberando” Al Andalus, Ceuta y Melilla, contrastan con el cada vez más menguante territorio en manos del Estado Islámico en Siria, Iraq y Libia. Hasta ahora, el Califato se había comportado como un pseudoestado, con una administración y servicios públicos, además de un sistema judicial. Después de la importante victoria en Mosul y la inminente ofensiva en Tal Afar, es cuestión de tiempo que el Estado Islámico pierda las ciudades que gobernaba para pasar a ser una fuerza insurgente difusa y desanclada del territorio. El Califato ya no podrá ser la promesa de un paraíso en la tierra que atraiga voluntarios del exterior. Así que con toda probabilidad el destino de los jóvenes radicalizados en Europa sea quedarse en casa.

El general Ballesteros, director del Instituto Español de Estudios Estratégicos, advertía el pasado mes de junio en un entrevista que la amenaza del terrorismo yihadista en España se incrementaría en diez años cuando la segunda generación de inmigrantes llegara a una cierta edad. La experiencia en otros países es que esas nuevas generaciones que sienten que no terminan de encajar en Europa encuentra en el radicalismo islámico las respuesta a sus vacíos existenciales y la necesidad de identidad grupal.

La periodista Anna Teixidor, autora del documental “Combatientes en nombre de Alá. De Catalunya al Yihad”, ha llegado las mismas conclusiones: “Los jóvenes españoles que se han unido al yihadismo sufren una crisis de identidad”. El general Ballesteros añadía una matización. En Cataluña, por tener una comunidad musulmana implantada más temprano que en el resto de España, el fenómeno se iba a dar antes. Moussa Oukabir, el más joven de los terroristas, implicados en los ataques de esta semana en Cataluña tenía 17 años.

En Magnet | De los lobos solitarios a la yihad individual: las claves del modus operandi de ISIS en Europa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos