Compartir
Publicidad

Ya existen hasta los vaporizadores de viagra, y a los gobiernos no les hace ninguna gracia

Ya existen hasta los vaporizadores de viagra, y a los gobiernos no les hace ninguna gracia
98 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nunca más tendrán los hombres del mundo que preocuparse por la disfunción eréctil. Ahora podrán corregirla del modo más bohemio posible: vaporizando. Ese es al menos el plan de HelloCig Electronic Technology, una empresa estadounidense que ha comenzado a comercializar cigarrillos electrónicos con viagra, para pasmo de la Food and Drug Administration (FDA), la agencia estadounidense encargado de vigilar y regular la comercialización de e-cigarrettes.

Al ser su venta ilegal, los ha prohibido.

¿Por qué? Primero, porque HelloCig se valía de la imagen de un laboratorio, Eli Lilly, para vender su medicamento. Segundo, porque desde 2016 todos los e-cig que salgan al mercado deben disponer del beneplácito de la FDA. HelloCig había lanzado sus cigarrillos electrónicos pro-erección a las bravas, incluyendo sabores y medicamentos no sancionados por el gobierno estadounidense. En consecuencia, tienen quince días para retirarlos (o atenerse a las consecuencias).

El contexto. Lo llamativo del producto (viagra vaporizada) ha causado cierto revuelo mediático, pero es tan sólo una nota al margen dentro del gran plan regulador de la FDA. El pasado viernes solicitó información a 21 empresas productoras de e-cig para saber si habían introducido nuevos productos sin su permiso o si habían cambiado el etiquetado y el branding de los ya existentes. El objetivo era descubrir si las compañías andaban vendiendo e-cigarrillos con nuevos sabores.

¿Me importa? Seas fumador o no, sí. Los vaporizadores han conquistado el mercado durante el último lustro presentándose como una alternativa más saludable al tabaco. A menudo, como vía de escape al hábito. Poco a poco han introducido sabores de todo tipo, de particular atracción para los más jóvenes. Al contener nicotina, se sabe que sirven de puerta de entrada natural al consumo de tabaco, y a la fiebre e-cig como un astuto instrumento de las tabacaleras.

Como explicaron nuestros compañeros de Xataka, los vaporizadores con sabor son muy atractivos entre los adolescentes, lo que les induce al consumo posterior de tabaco. A largo plazo, no es descartable una prohibición total de los e-cig con sabor. Cuando la FDA prohibió todo el tabaco aromatizado (excepto el mentolado), el consumo entre jóvenes cayó un 17%.

La salud. En última instancia, el consumo al alza de los adolescentes ha disparado las alarmas en medio mundo. Se sabe que su consumo implica ingerir dosis dañinas de arsénico, plomo, cromo, manganeso, zinc o níquel. Pese a que sí que son exitosos para los fumadores de tabaco (la mayoría logra escapar del cigarro normal a través del electrónico), la vaporización también conlleva cierto grado de adicción y, por supuesto, implica el consumo continuado de nicotina.

Ciudades como San Francisco ya han vetado la comercialización de e-cig con sabores. Países como España los regulan con severidad, al estar incluidos en la misma categoría que el tabaco. Brasil, Uruguay, Singapur o Hong Kong los han prohibido en su totalidad. La UE y EEUU, como hemos visto, los quieren regular con fiereza.

Imagen: Vaping360

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio