Publicidad

¿Funciona el medicamento para dejar de fumar? En Navarra, el 35% de los pacientes lo consiguió

¿Funciona el medicamento para dejar de fumar? En Navarra, el 35% de los pacientes lo consiguió
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

La ministra de Sanidad acaba de anunciar que el Estado financiará un medicamento para la deshabituación del tabaco. La buena prensa de este principio activo habla de que el 40% de los pacientes que completan el tratamiento se mantienen sin fumar superados los 12 meses siguientes. Una cifra que de cumplirse reduciría los costes sanitarios derivados de las enfermedades asociadas al tabaquismo y que de alguna forma puede confirmar el gobierno navarro. La comunidad foral financia desde 2017 un fármaco para dejar de fumar. ¿Resultado? Un 35% de los fumadores dejaron de serlo.

Vareniclina. Este es el nombre del medicamento en el que el Ministerio de Sanidad confía para que el 22% de los fumadores dejen pronto de serlo. Su función es inhibir los efectos placenteros que genera la nicotina en el cerebro. Por eso ya es desde hace un tiempo, una alternativa para todos aquellos que disponen de los medios económicos necesarios para dejar el tabaco por su propia cuenta.

Según el prospecto de Champix (la versión de este medicamento registrada por la farmacéutica Pfizer) hay dos formas de dejar de fumar con este tratamiento y ambas tienen una duración de entre 3 y 6 meses. Quienes estén dispuestos a dejarlo de golpe iniciarán el tratamiento fumando para, a la semana siguiente, dejarlo y continuar con las pastillas durante 11 semanas más. Los que no se vean capaces de abandonarlo de una semana a otra, harán dos rondas del tratamiento: una en la que tomarán Champix mientras reducen paulatinamente el consumo de cigarrillos y otro periodo de 3 meses donde ya no fumarán y continuarán tomando las pastillas.

70.000. Este es el número aproximado de pacientes a las que, según las declaraciones de la ministra de Sanidad, podría beneficiar la dispensación de la vareniclina. Con el objetivo de que esta medida se haga realidad lo antes posible, la idea es diseñar un protocolo de actuación que sería llevado a cabo por los médicos de atención primaria de las distintas comunidades autónomas. 

Para hacernos una idea de las cifras que deja el tabaco actualmente, en España, fuman dos de cada 10 personas de forma diaria. El mismo estudio refleja que los el 17% de los jóvenes de 15 a 25 años fuma habitualmente y otro 18% lo hace de forma ocasional.

Precio. Aunque desde el Ministerio de Sanidad están pendientes de llevar esta nueva medida a la Comisión Interministerial de Precios, la idea es que la dispensación de la vareniclina forme parte de la cartera de servicios de la Seguridad Social. De esta forma, los pacientes que se sometan a este tratamiento tendrán que abonar (en términos generales) el 30% de su coste, tal y como sucede con el resto de las medicinas adquiridas bajo prescripción médica. Actualmente, algunas farmacias online venden la caja de 56 capsulas de 1mg por 85 euros. Sin embargo, esta cifra es simplemente un dato referencial, ya que hasta que el Ministerio de Sanidad no cierre precio y acuerdo con una farmacéutica no se conocerán las condiciones concretas.

Navarra y Reino Unido. En Gran Bretaña gracias a las medidas antitabaco tomadas en la primera década de los 2000 se logró reducir el  número de fumadores casi a la mitad. Según este estudio de NHS, en el año 2000 un 31% de los ingleses fumaban y a juzgar por las estadísticas actuales consultadas por The Guardian hoy lo hace alrededor del 16%. Esta reducción se debió principalmente a dos medidas: un cambio en la política de impuestos relativa al tabaco y a la financiación de medicamentos como la vareniclina. 

Por otro lado y geográficamente mucho más cerca, Navarra es otro ejemplo que refleja el éxito de este tipo de medidas sanitarias. Desde diciembre de 2017 y tras casi una década de testeo en políticas antitabaco, la comunidad foral comenzó a financiar el uso de la vareniclina, el bupropion y los parches de nicotina. En total, el Departamento de Salud de Navarra destinó 734.000 euros a estas medidas y, según el último informe de 2018, el 35% de los participantes que se beneficiaron del programa para dejar de fumar, consiguió dejarlo.

Más de 7.500 millones. El último informe publicado por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo estimó que esta adicción cuesta al Estado anualmente una media de 7.695 millones de euros. Este dato se obtiene al medir el impacto económico que generan el control, el cuidado y la atención sanitaria de las enfermedades derivadas del consumo del tabaco. Principalmente estas son el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), el asma, el cáncer de pulmón, las enfermedades coronarias y cerebrovasculares. 

Presu

Imagen: Andres Siimon/Unsplash

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir