Publicidad

Hay tal obsesión con Juego de Tronos que la gente está robando las piedras de San Juan de Gaztelugatxe

Hay tal obsesión con Juego de Tronos que la gente está robando las piedras de San Juan de Gaztelugatxe
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

San Juan de Gaztelugatxe es el nombre real de Rocadragón, el escenario de Juego de Tronos que ha provocado que la peregrinación a este rincón de la costa vasca se cuente por miles. La parte negativa de este nuevo reclamo turístico no es tanto la masificación de las visitas (235.000 en el verano de 2018) como el comportamiento de una parte de los turistas que, según denuncian los voluntarios de la ermita, están robando las piedras. Las piedras del suelo.

Menos piedras. La Comisión de Voluntarios de San Juan de Gaztelugatxe (entorno en el que Juego de Tronos localizó Rocadragón) ha denunciado la degradación del paisaje que se está produciendo a manos de los turistas. Tal y como uno de los voluntarios ha contado a la Cadena Ser de Bilbao, el problema principal reside en que "les roban las piedras" tanto del suelo como de la barandilla o las fachadas. Y añade que después son los propios voluntarios quienes tienen que subir los 241 escalones para reponer las piedras que faltan.

Afluencia. Los picos de mayor masificación coinciden con la temporada alta en términos turísticos, aunque el goteo de visitantes que acuden a fotografiarse en mitad de las escaleras de San Juan de Gaztelugatxe es constante durante todo el año. Para hacernos una idea, y según informa el diario Deia y corroboran desde la oficina de turismo de Bilbao, del 15 de junio al 29 de agosto de 2018 el enclave recibió a 235.000 personas. Aun así, se trata de una cifra aproximada que sale del número de tickets expedidos, pero que no tiene en cuenta a todos aquellos turistas que llegan sin entrada y acceden igualmente.

Solo en Instagram las cifras de los hashtags más asociados al entorno se mueven por miles de publicaciones: #rocadragon acumula 17.652, #dragonstone 86.973 y #gaztelugatxe 44.758. En total 149.383 fotos del mismo sitio.

Biotopo protegido. Gaztelugatxe fue declarado Biotopo Protegido en 1998 lo que quiere decir que se dan unas condiciones ambientales determinadas para el desarrollo de ciertas especies animales y vegetales. De hecho, el aspecto actual es el resultado de años de erosión donde conviven en la parte occidental hay un predominio de rocas calizas que contrastan con las arcillosas del lado más oriental. Si a ello le sumamos que en 2013 también fue nombrada Zona de Especial Protección de Ave es aún más importante que trate de respetarse el entorno.

Ley de Costas. Según contempla la ley de Costas, la retirada no autorizada de áridos (piedras) de los entornos naturales y costeros se considera una infracción grave. Por lo tanto, el nuevo hábito de los turistas que acuden a San Juan de Gaztelugatxe podría ser multado si un agente de protección civil les coge con las manos en la masa. Pero esta práctica de recolección de souvenirs no es algo que afecte exclusivamente a la provincia de Bilbao, sino que es una lucha que está abierta en otros rincones turísticos. Por ejemplo, el ayuntamiento de la isla de La Palma en Canarias multa con hasta 60.000 euros a aquellos turistas que se lleven una roca del entorno del Teneguía.

Otros casos similares. Esta masificación del turismo que puede contabilizarse incluso a través de Instagram es la misma a la que se enfrenta, por ejemplo, la playa de las Catedrales en Lugo, un entorno que desde hace años limita el acceso en temporada alta. Otro caso parecido es que viven los vecinos de la urbanización construida por Bofill en Calpe. Tal ha sido la fama adquirida por la muralla roja en Instagram que han tenido que vallar el acceso para detener la entrada masiva de usuarios hambrientos de likes.

Imagen: Michael Mayer/Flickr

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir