Hipotecas hasta un 60% más caras: el nuevo dato del Euríbor no son buenas noticias para las familias

Hipotecas hasta un 60% más caras: el nuevo dato del Euríbor no son buenas noticias para las familias
19 comentarios

Los hogares no paran de recibir reveses. Primero, la pandemia. Luego, la crisis energética. Y ahora afrontan una inflación desbocada. Y todo esto mientras los salarios están estancados. Ahora, otro lastre se posa sobre las familias, esta vez las hipotecadas, aquellas desafortunadas que firmaron sus contratos en los últimos seis años. Este año ha significado para ellos, sin duda, un dolor de cabeza. O mejor dicho: un gran dolor de bolsillo.

La situación económica actual ha sacudido al mercado hipotecario hasta el punto de que si el Euríbor alcanza el 3% de media mensual (cifra que ya ha tocado en tasa diaria), el incremento de las cuotas hipotecarias podrían registrar subidas del 59%.

Los datos. El euríbor ha superado el 3% en su tasa diaria por primera vez en 14 años (desde el 1 de enero de 2009). El índice de referencia de la mayoría de hipotecas variables en España ha subido drásticamente tras la subida de tipos del Banco Central Europeo (BCE). De esta forma, el indicador hipotecario ha pasado de tasas negativas (-0,477%) en enero de este año a rozar el 3% (2,884%) en diciembre, a falta de diez días para que acabe el año, lo que supone el mayor incremento desde que hay registros.

¿Qué significa? Que los nuevos hipotecados, sobre todo aquellos que ya tenían contratado un préstamo a tipo variable, van a ver cómo sus cuotas mensuales suben como la espuma. El euribor es el indicador de referencia respecto a la que se calculan las mensualidades de las hipotecas (tanto fijas o variables, añadiendo un diferencial). Y respecto al que se actualizan las ya contratadas a tipo variable (en España son dos tercios del total).

Eso quiere decir que los contratos variables, verán una subida de 267 euros al mes para una hipoteca media de 150.000€ a 30 años con un diferencial sobre el Euríbor del 1%, según cálculos de La Información. Al año, eso se traduce en un sobrecoste de 3.204€ . Para una hipoteca con crédito de 200.000€ y las mismas condiciones, la subida en la mensualidad será de 357€  y de 4.284€ euros al año. Y si el préstamo alcanza los 350.000, la mensualidad podría escalar hasta los 624€ (7.488€  más al año).

También un tipo fijo más caro. Esto ha hecho que muchos compradores paralicen sus procesos de compra al ver que las condiciones ya no son tan atractivas. Y por su parte, los bancos quieren estimular sus hipotecas variables para ganar así más dinero con ellas. Esto ha hecho que se muestren más reacios a ofrecer productos de tipo fijo a los usuarios y a encarecerlos para que sean menos atractivos. Según HelpMyCash, sus tipos de interés superan ya el 3% en muchos casos y se espera que pueda subir hasta el 4% o el 5% en el futuro.

¿Por qué? Todo este fenómeno está impulsado por muchos factores del entorno macroeconómico. El euríbor es muy susceptible a lo que pasa en el mundo (desde la guerra en Ucrania, la subida del precio de la energía y de las materias primas, etc). Recordemos que la inflación llegó hasta el 10,8% hace unos meses. Fue ahí cuando el Banco Central Europeo empezó a tomar medidas para evitar que siguera incrementándose. Y su medida protagonista fue subir los tipos de interés, que llevaban siete años al 0%.

Desde julio hasta diciembre, el BCE ya los han subido cuatro veces y ya se encuentran en el 2,5%, lo que ha ayudado a bajar la inflación (hasta el 6,8% en noviembre), pero que ha impactado en las hipotecas.

¿Qué pasará en 2023? Con los datos sobre la mesa, los expertos prevén una subida de los tipos durante los primeros seis meses de 2023, lo que provocaría que el euríbor se acerque al 3,5%. Si el BCE continúa subiendo los tipos, a las entidades les costará más financiarse, por lo que aplicarán un interés más elevado sobre los préstamos, lo que afectará a las cuotas de las hipotecas fijas, variables o mixtas. Y ojo, porque los préstamos que se revisen con un euríbor en torno al 3,5% podrían encarecerse hasta 210 euros al mes, unos 2.500€ más al año.

Ayudas del Gobierno. Para evitar un desastre en las familias de bajos recursos que tengan contratada una hipoteca, el Gobierno ha acordado junto con la banca una serie de ayudas para evitar un incremento de la morosidad bancaria por parte de los hogares que van más justos, ya que en algunas ocasiones este incremento puede duplicar las cuotas que se pagaban antes de la subida del Euríbor.

Las ayudas consistirán en establecer un periodo de carencia o alargar el plazo de devolución de la hipoteca pasando por la congelación de la cuota durante 12 meses. Y podrán solicitarla aquellos hipotecados que formen parte de una unidad familiar con ingresos anuales inferiores a 25.200 euros y que dediquen más de un 50% de sus ingresos al pago de la hipoteca, y que hayan experimentado una subida del 50% de su cuota.

Imagen: Pexels

Temas
Inicio