Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo más probable es que hayas nacido en septiembre. Y la culpa de todo la tiene la Navidad

Lo más probable es que hayas nacido en septiembre. Y la culpa de todo la tiene la Navidad
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Alguna vez te has preguntado si tu fecha de cumpleaños es muy o poco común? De hecho, ¿alguna vez te has preguntado si hay días o meses con más o menos nacimientos respecto a la media? En Verne se hicieron esas preguntas hace un tiempo, y gracias a ellos pudimos observar que en realidad los patrones de natalidad son cambiantes.

En el caso de España, la evolución macroeconómica, los ciclos de la tasa de desempleo o la comercialización de anticonceptivos son algunos de los motivos que han podido influir en ella. Los meses con más nacimientos han ido cambiando a lo largo de las épocas, de los contextos sociales que rodean a la procreación.

La natalidad varía con el paso del tiempo: los meses con mayor número de nacimientos no eran los mismos en los 60, en los 80 ni en el nuevo milenio

Durante las décadas de los 40, 50 y 60 marzo era el mes en el que casi todos los años tenían lugar más nacimientos, lo cual significaba que la procreación tenía lugar en torno al mes de junio. Durante las siguientes dos décadas marzo pasó el testigo a mayo, retrasando un par de meses esa fecha aproximada de procreación, hasta agosto, mes tradicionalmente propicio para ello en una sociedad industrializada con vacaciones normalizadas como parte del entorno laboral.

Desde los noventa, ese dato se difuminó, y hemos querido comprobar con los datos del INE cuáles son los patrones de natalidad de estas casi dos décadas que llevamos de siglo XX. A priori, parece que la distribución es bastante igualada y, aunque septiembre y octubre destacan un poco más, únicamente febrero y en parte junio quedan realmente por detrás.

Cumples 001

Un momento... Febrero tiene 28 días. Y siete meses del año tienen 31 días, por los 30 de los cuatro restantes. Sería mejor ajustar por el número de días que tiene cada mes. Así es como queda la gráfica si dividimos esas cifras de nacimientos entre ese número de días por mes. Voilà. Septiembre, ahora sí, se desmarca un poquito más del resto y octubre pasa a quedar por debajo.

Cumples 002

Volvamos a tirar cuarenta semanas hacia atrás: los niños llegados al mundo en septiembre fueron concebidos, día arriba día abajo, durante el período vacacional navideño. Parece la fecha propicia: frío en la calle, enternecimiento navideño, pocas ganas de salir de casa y muchas horas que rellenar de ocio doméstico.

¿Será ese el verdadero patrón natalicio del siglo XXI? O al menos, de sus inicios. El INE no ofrece los datos de nacimiento de la población por día del mes, únicamente los desglosa mensualmente, así que vamos a una sociedad relativamente similar a la española en esta época y que sí ofrece estos datos. Bingo, Estados Unidos. Con los datos de FiveThirtyEight, disponibles también en GitHub, accedemos al número promedio de nacimientos diarios en Estados Unidos entre 1994 y 2014. El promedio total es de unos 11.000, y el día más común es el 9 de septiembre, con 12.300. El 29 de febrero se queda fuera del recuento porque, básicamente, arruina la visualización al estar muy por debajo de cualquier otro día en número de nacimientos.

Cumples 003

Los días más comunes:

  1. 9 de septiembre
  2. 19 de septiembre
  3. 12 de septiembre
  4. 17 de septiembre
  5. 10 de octubre

Cuatro de septiembre, y el quinto, de octubre. Parece que realmente sí se repiten ciertos patrones respecto al caso de España. Veamos ahora los días menos frecuentes:

  1. 25 de diciembre
  2. 1 de enero
  3. 24 de diciembre
  4. 4 de julio
  5. 2 de enero

Navidad, Año Nuevo, Nochebuena, Día de la Independencia (EE.UU; recuerden) y segundo día del año. Fácil: los partos programados y embarazos que pueden fijar una fecha para su fin no tienen lugar en días festivos.

¿Qué nos dicen los nacimientos sobre los días de embarazo?

Con la gráfica anterior retrasamos cuarenta semanas cada número de nacimientos para irnos hasta el que fue, aproximadamente, el día del embarazo. Los embarazos no son ciencias exactas y están sujetos a variables y condicionantes que pueden retrasar o sobre todo adelantar la fecha esperada, pero más o menos podemos hacernos una idea.

Emb

Varias consideraciones. En primer lugar, los meses de frío invierno son propicios para la procreación. En el hemisferio norte, donde se encuentran tanto España como Estados Unidos, el invierno que tiene lugar entre diciembre y marzo, y el final de otoño entre noviembre y diciembre, son los meses más habituales para concebir un hijo.

El patrón es simple: nacen más niños entre septiembre y octubre porque hay más embarazos durante el invierno

Otro matiz: ¿esos días en rojo en abril? No les hagan mucho caso. Como hemos dicho, simplemente hemos tomado el número de nacimientos diarios en promedio y hemos retrasado esa cifra cuarenta semanas. De hecho, si se fijan, verán que es exactamente la misma gráfica solo que desplazada en el tiempo. Así, esos días flojos de abril coinciden con los navideños, con menor cantidad de nacimientos que fueron a parar a los días previos o posteriores por los motivos que decíamos antes.

No es que la primera quincena de abril haya menos embarazos. Lo mismo con el 11 de octubre, que encaja con el 4 de julio, Día de la Independencia en Estados Unidos.

Imagen | Andrew Branch/Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos