Publicidad

El misterio de las vacas francesas: están muriendo a centenares y nadie sabe exactamente por qué

El misterio de las vacas francesas: están muriendo a centenares y nadie sabe exactamente por qué
38 comentarios

Publicidad

Publicidad

Algo extraño sucede en el mundo rural francés: las vacas se están muriendo y nadie sabe muy bien a qué se debe. Varias granjas del noroeste del país llevan años denunciando un extraño aumento de la mortalidad en su ganado, y lo atribuyen a la instalación de aerogeneradores de electricidad en los alrededores de sus granjas. Pese a que han ganado cierto espacio en los medios, no hay evidencia científica que sustente sus teorías.

Lo único constatable es que los animales mueren.

Centenares. Dos explotaciones ganaderas de la Francia occidental llevan seis años reportando la muerte de sus vacas. Desde 2013, más de 250 reses han perdido la vida en los pastos y en las granjas, sin que los expertos sean capaces de dar con la causa, según se explica en este reportaje de la BBC. Sin embargo, los ganaderos creen tener identificado al culpable: los generadores y transmisores de energía instalados en los alrededores. Aseguran que antes de su aparición no existía este fenómeno.

Síntomas. El problema no reside solamente en que la tasa de mortalidad se haya multiplicado por cuatro en un lustro, sino también en que los síntomas de los animales son preocupantes. Según Muriel Portiron, responsables de una explotación de Nantes, sus vacas se comportan de forma bizarra desde que en 2012 se instaló un parque eólico: "Hay días en los que las vacas no quieren comer ni beber. Además, están constantemente cansadas y muestran un comportamiento muy extraño". Igualmente, desde la granja vecina aseguran que el temperamento de sus animales también ha cambiado.

El agua y el suelo. Este otro artículo, The Telegraph da voz a los ganaderos de otras partes de Francia que achacan el problema a la electricidad que han detectado en el agua o en el suelo. Según uno de ellos, el voltímetro que clavó en el suelo le dio una diferencia de potencial que confirmaba su hipótesis: la torre de tensión, la antena de telefonía y el parque eólico situado a pocos kilómetros de su granja podían ser los responsables de la muerte de las 200 reses de su granja. Pocos kilómetros más allá, en La Prénessaye, otro ganadero asegura que sus ejemplares han parido terneros muertos y ciegos por el mismo motivo.

¿Hay pruebas? La Organización por la Seguridad Eléctrica en las Granjas Francesas ha realizado varios exámenes en explotaciones como la de Nantes y los resultados finales no dan la razón a los ganaderos. Según cuenta su presidente a la BBC, "no hay explicación" relacionada con la seguridad eléctrica que fundamente la muerte de los animales. Y, claro, este tipo de resoluciones tan alejadas de las evidencias que reportan los ganaderos no hace más que elevar el tono conspiranoico de todo este fenómeno.

Si bien es muy improbable que los aerogeneradores tengan algo que ver, en base a la ciencia disponible, el fenómeno es real. Y sus muertes, un misterio.

Impacto reales. Mientras sí existen estudios que hablan del impacto ambiental de los parques eólicos en aves, no hay ninguno sobre los efectos que su electricidad pueda producir en el ganado. El primer problema es real, hasta el punto de que la Sociedad Española de Ornitología ha conseguido que una empresa de energía eólica diseñe una infraestructura sin aspas que no ponga en peligro la vida de los animales.

Esto demuestra que el mero hecho de conocer y medir las causas de un problema permite presionar a los colectivos adecuados en busca de soluciones; algo que los ganaderos franceses, por el momento, están muy lejos de conseguir.

Imagen: Marta Teneva/Unplash

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir