Los negocios de Porcelanosa en Rusia: por qué Zelenski se ha fijado en ella en su discurso al Congreso

Los negocios de Porcelanosa en Rusia: por qué Zelenski se ha fijado en ella en su discurso al Congreso
46 comentarios

El presidente ucraniano Volodimir Zelenski pronunciaba ayer por la tarde un emotivo discurso frente al Congreso de los Diputados. En su intervención, el ucraniano no dejó pasar su agradecimiento a las muchas compañías españolas que han retirado su actividad y roto sus lazos con Rusia tras la invasión. Pero también ha querido señalar a otras que aún mantienen vínculos con Rusia pese a las sanciones internacionales. En concreto, citó a una de las marcas cerámicas españolas más prestigiosas, Porcelanosa, y al grupo de explosivos y química para minería Maxam.

Y claro, esas afirmaciones han causado un gran revuelo, con empresas señalándose con el dedo unas a otras y defendiéndose de las acusaciones.

El discurso. "Quiero dirigirme a las compañías, por ejemplo, Maxam, Porcelanosa y otras compañías a las que solicito y pido que dejen de hacer negocios con Rusia": esas han sido exactamente las palabras de Zelenski durante su intervención ante el parlamento español, en la que también recordó las atrocidades y los abusos cometidos por las tropas rusas. En su listado también incluyo a una tercera, Sercobe, aunque en este caso no se trata de una empresa si no de la Asociación Nacional de Fabricantes de Bienes de Equipo que tiene una oficina en el país de Vladimir Putin.

Porcelanosa lo niega. El grupo con sede en Villareal no ha tardado en defenderse y negar las acusaciones. "Desde que comenzó el conflicto no se ha iniciado ningún procedimiento de venta nuevo, bloqueando la totalidad de transacciones comerciales con Rusia", explicaban a las horas en su cuenta de Twitter. Además, incidían en que Porcelanosa ha llevado a cabo acciones dirigidas a ayudar al pueblo ucranio, en defensa de sus derechos humanos. Y que han realizado envíos de ayuda humanitaria, que incluían material sanitario, ropa y alimento.

Porcelanosa ha abundado en varios datos: "Desde que se inició el conflicto, el pasado 24 de febrero, Porcelanosa tomó la decisión de paralizar cualquier actividad económica en Rusia, donde no existe una red de distribución propia, como sí sucede en España, EEUU, Italia o Francia, entre otros. La única acción comercial que ha tenido lugar allí responde al mínimo de los contratos fijados con los distribuidores multimarca antes de la guerra. El mercado de Rusia en marzo representó solo el 0,009% de las ventas de la compañía, que solo computó a 197.000 euros".

¿Malentendido? Si bien es cierto que el grupo cerámico Porcelanosa cuenta con varias tiendas en Rusia, podría tratarse de tiendas independientes. En 2018, amplió dos grandes locales de exposición, según figura en su página web y en notas de empresa de la propia firma. Al año siguiente abrió otro local más en Siberia ante la buena marcha de su negocio en Rusia. Según el Instituto de Comercio Exterior (ICEX), el sector cerámico español facturó 60 millones de euros en 2020.

Sobre estas tiendas y el anuncio del pasado 17 de enero de apertura de una nueva tienda en la ciudad rusa de Krasnoyarsk para este 2022, Porcelanosa ha asegurado que se trata de establecimientos de clientes independientes, y no pertenecen a tiendas del grupo. "Son tiendas de empresas independientes, clientas nuestras, que nos compran producto y lo venden. Pero rotundamente: no tenemos ninguna inversión ni ninguna tienda en Rusia". Y califican la intervención de Zelenski de "malentendido" fruto de una "información errónea".

Maxam guarda silencio. Mientras tanto, otra de las empresas mencionadas, Maxam, grupo industrial dedicado a la fabricación y comercialización de explosivos, guarda silencio y mantiene su web caída más de 12 horas después de que Zelenski la citara. Es decir, no ha desmentido las aseveraciones del presidente ucraniano ni se ha pronunciado.

Se trata de una compañía global especializada en el diseño, desarrollo, fabricación y aplicación de materiales energéticos. El grupo tiene filiales en 50 países, Moscú y Siberia entre otros. Cuenta con más de 6.000 empleados, según figura en sus cuentas anuales. La empresa facturó más de 1.000 millones de euros justo antes de la pandemia.

Sercobe también salió del paso. La Asociación Nacional de Fabricantes de Bienes de Equipo (Sercobe) también salió al paso de las palabras de Zelenski y ha desmentido "rotundamente" que esté haciendo cualquier tipo de negocio con empresas u organismos rusos desde que las sanciones internaciones internacionales han sido puestas en marcha por la comunidad internacional. "Sercobe cumple rigurosamente la legalidad internacional, siendo uno de los referentes principales ante la Administración española en todos los temas regulatorias y de normativa", remarcó la asociación.

El conflicto está afectando de lleno al sector cerámico. No solamente por el impacto en los precios de la factura del gas necesario para cocer el azulejo. Rusia ocupa el décimo segundo puesto como destino exportador. En 2021 compró producto por valor de 71,8 millones de euros, un 20% más que en el ejercicio de 2020, muy lastrado por el covid. Ucrania es un mercado más pequeño, 23,6 millones (+20% también el año pasado).

Hay otro problema importante provocado por el conflicto bélico. Ucrania es el principal exportador de la arcilla blanca (caolín) que emplea la industria azulejera española. El 70% de esta materia prima sale de la región del Donbás, uno de los objetivos principales de la campaña militar lanzada pro Vladímir Putin sobre el espacio soberano de su vecino.

Temas
Inicio