Compartir
Publicidad

París ha vaciado el centro de su ciudad de coches. Y le ha ido bastante bien

París ha vaciado el centro de su ciudad de coches. Y le ha ido bastante bien
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al igual que muchas otras gigantescas ciudades repartidas a lo largo y ancho del mundo, París tiene serios problemas de tráfico y de contaminación. Un paseo rápido por la avenida más imperiosa de la ciudad, los Campos Elíseos, ofrece una pista de la magnitud del problema: tiene cinco carriles por sentido y siempre está repleta de vehículos motorizados. ¿Qué solución se le ha ocurrido al consistorio? Vaciar la ciudad de coches por un día. Y ha funcionado bastante bien.

Lo cuenta The Guardian en una pieza sobre el terreno: el cielo lucía más azul que nunca, los peatones se sentían desahogados y felices al margen del ruido del tráfico, la gigantesca avenida estaba a disposición de los vecinos, el aire estaba más limpio. La ciudad era más bonita, si es que tal cosa es posible en París, más habitable. No es la primera medida que una gran ciudad europea toma en este sentido, y no va a ser la última. Poco a poco, los coches se van a marchar del centro de las ciudades. Aunque como la propia experiencia de París demuestra, va a llevar tiempo.

¿Cómo saco a los coches de mis calles?

Lo primero de todo, cabe preguntarse por qué una ciudad tan turística y extensa como París (y por tanto tan dependiente de automóviles de todo tipo, desde vehículos privados hasta autobuses) ha decidido librarse de todos ellos un domingo. La respuesta la ofrecía un informe de la Organización Mundial de la Salud hecho público el pasado diciembre: París alcanzó su pico de contaminación atmosférica a finales de 2013. Caminar por sus calles equivalía a estar en una habitación de 20 metros cuadrados con ocho fumadores dentro. Fumando.

Caminar por París en sus momentos de mayor contaminación equivale a estar en una pequeña habitación con ocho fumadores a pleno rendimiento

Para Anne Hidalgo, actual alcaldesa, y su equipo de gobierno era una situación inaceptable. Desde entonces, el Ayuntamiento de París ha impulsado varias medidas destinadas a reducir de forma notoria el tráfico en sus calles. Pese a que la comparación del anterior párrafo pueda parecer exagerada, lo cierto es que hay otros organismos que no han rebajado ni un ápice el dramatismo de la OMS. La Agencia Europea de Medio Ambiente calculaba hace un año que más de medio millón de muertes en el continente eran atribuibles a la contaminación provocada por los automóviles.

Paris Trafico

No, no se trata de la niebla de Londres ni de los inmensos problemas de contaminación que afronta China, pero es un problema que poco a poco concierne a más ciudades. En el caso de París, Hidalgo comenzó anunciando el fin de los coches diésel circulando por su entramado urbano: la moratoria está fijada en 2020. El porcentaje de residentes parisinos con coche no ha hecho más que descender: del 40% de 2001 al 60% hoy. Es un movimiento político arriesgado, pero cada vez menos.

Para 2020, París aspira a eliminar todo rastro de coches diésel, de largo los más contaminantes de todos, de sus calles

Los coches diésel son, de largo, los más dañinos para la salud de los viandantes. Pero no son el único problema ni su erradicación va a terminar con la polución atmosférica de París. Hidalgo también anunció un aumento de los carriles bici, un plan para potenciar el uso de la bicicleta, la prohibición de camiones cruzando la ciudad y un programa de apoyo a los vehículos eléctricos, a día de hoy una minoría.

Ha funcionado. Entre otras medidas, París lleva un año cortando parcialmente el acceso al centro de la ciudad a los vehículos que sean demasiado contaminantes, incluyendo aquellos que no transporten a más de uno o dos pasajeros (con multas por incumplir las ordenanzas). Como añadido, algunas zonas de circulación se han limitado a 20 kilómetros por hora. Para ello, Hidalgo se ha valido de los agentes de policía y del apoyo de los vecinos. Francia es el país con más coches diésel por población. Según la BBC, más del 50% de los parisinos veían con buenos ojos la moratoria.

En todas partes quieren acabar con los coches

Poco a poco, ha funcionado. En marzo, el ayuntamiento informaba de que el tráfico se había reducido al 40% en el centro de la ciudad. Y ayer, domingo, lo hizo casi al 100%.

Fue un sólo día, y afectó a los barrios 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 10 y 11, incluyendo a los Campos Elíseos, la Plaza de Stalingrado, la Plaza de la República, la margen izquirda del Sena, la Plaza de la Bastilla, todo el área alrededor de la Torre Eiffel y los Bois de Vincennes and Boulogne. En definitiva, casi la totalidad de las áreas turísticas de la ciudad. Sin embargo, las medidas han sido parciales. En muchas zonas la limitación de circulación sólo se ha extendido entre las 11 de la mañana y las 6 de la tarde. Como es lógico, muchos conductores están descontendos con la idea.

Paris Noche

París no está sola. Como ya vimos en Xataka en su momento, más ciudades se están volcando en el vaciado de automóviles de sus calles. En España son muchas las españolas que han potenciado de forma notoria el carril bici y los transportes públicos verdes (Zaragoza, Sevilla, San Sebastián, Barcelona). Madrid, la capital y la más contaminada, ha promovido planes para reducir la circulación de coches en el centro de la ciudad (limitaciones de velocidad, peatonalizaciones parciales).

Todas las grandes ciudades de europa y del mundo se encaminan cada día más a reducir la presencia de los coches en su día a día. Las medidas son muy variadas, y algunas están funcionando bien. ¿Es su fin?

Hamburgo no está prohibiendo a los coches, sino que les está dejando sin espacio por el que circular. No a base de limitaciones, sino a base de remodelar de arriba a abajo el centro de la ciudad: abundan las zonas verdes o las destinadas a los viandantes. En Helsinki están experimentando con el transporte público. En China están imaginando una gigantesca ciudad (es China) cuyo diseño se articula en torno a la ausencia de coches. En Copenhague tienen más de 320 kilómetros de carriles bici. En Milán te regalan un ticket si dejas un día el coche en casa. Los ejemplos son múltiples.

¿Es el inicio del fin del dominio del coche en las ciudades? Todo apunta a ello.

Imagen | Yann Caradec, Redvers, schmollmolch

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio