Publicidad

Stranger Things ya no es una serie, es un escaparate: 75 marcas han colaborado en la tercera temporada

Stranger Things ya no es una serie, es un escaparate: 75 marcas han colaborado en la tercera temporada
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

La tercera temporada de Stranger Things llega este jueves a las pantallas de Netflix. Ambientada en 1985 y con un primer capítulo que arranca con el día de la Independencia estadounidense, la nueva entrega de la ficción llega cargada de elementos de la cultura pop de la época patrocinios, emplazamientos publicitarios y diversificaciones de producto. La serie de ciencia ficción se ha convertido, tres años después del primer capítulo, en un oasis para las marcas.

Coca Cola. La marca de refrescos ha adquirido un papel importante en esta nueva temporada, tanto es así que han conseguido integrar uno de sus productos en la trama. El año en el que transcurre la serie es 1985, el mismo en el que Coca Cola lanzó 'New Coke', uno de sus fracasos comerciales más sonados. Esta versión más dulce de la receta original es la que beben los protagonistas de la serie en varias escenas que aparecen en el tráiler y que Coca Cola recopila en un spot dedicado a la ficción.

Publicidad integrada. El emplazamiento publicitario consiste en introducir productos de una o varias marcas en la puesta en escena de una película o una serie. En el caso de Stranger Things, Coca Cola y Levi´s son dos de las marcas cuyo emplazamiento tiene más peso. La marca de vaqueros ha diseñado junto al equipo de vestuario una colección especial que ya está disponible para comprar y Coca Cola pondrá a la venta medio millón de latas de New Coke.

75 marcas implicadas. La diversificación de producto representa otra de las vías para pluralizar los ingresos publicitarios y consiste en crear productos relacionados con el universo de un evento cultural. New York Times sostiene que Netflix ha firmado acuerdos publicitarios con 75 marcas entre las que se encuentran H&M , Trivial Pursuit o Burger King, entre muchas otras. Mientras la cadena de ropa ha diseñado una colección exclusiva, la marca de comida rápida ofrece por tiempo limitado un menú Wopper UpsideDown (haciendo referencia a la otra dimensión que aparece en la ficción).

La postura de Netflix. El mismo reportaje de Vox recoge las declaraciones de un trabajador de Netflix Estados Unidos que asegura que "las marcas que aparecen en la serie nacen del guion de los hermanos Duffer y las referencias que ellos hacen a los elementos de la cultura pop de los 80s". Hasta la fecha, el crecimiento de Netflix se ha basado principalmente en el pago de las suscripciones y la financiación de los inversores, quienes no comparten la forma en la que la compañía gasta el dinero.

Marketing de nostalgia. La publicidad y las industrias culturales han encontrado en la nostalgia una vía de financiación potente que explotan a través de remakes o historias basadas en el pasado como Stranger Things. Y es que por mucho que desde Netflix aseguren que Coca Cola aparece en el guion de la tercera temporada porque es una referencia nostálgica y cultural, lo cierto es que económicamente les viene muy bien. Si además tenemos en cuenta que a finales de este año, Warner Bross y Disney entrarán a competir en el mercado de las plataformas de VOD, no sería de extrañar que la política de emplazamiento publicitario de Netflix siguiese los pasos de HBO quien firmó un acuerdo con Oreo al hilo del final de 'Juego de Tronos'.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir