La UCI no engaña: los no vacunados están ingresando hasta veinte veces más que los vacunados

La UCI no engaña: los no vacunados están ingresando hasta veinte veces más que los vacunados
100 comentarios

El Ministerio de Sanidad notificó ayer más de 28.000 contagios en todo el país. La cifra aún queda lejos del récord registrado en enero (94.000 positivos), pero apunta a una tendencia nada halagüeña: con más de 200.000 casos en lo que llevamos de semana, la IA supera los 400 por cada 100.000 habitantes. Este lunes, cuando Sanidad comunica los positivos de los tres días anteriores, observaremos el verdadero alcance de la nueva ola. El lunes pasado rozamos los 50.000.

La eterna rueda del covid comienza a girar, versión ómicron, y en unas fechas claves.

La vacuna. En teoría, las vacunas habían llegado para cambiar las reglas del juego. Fue una política comunicativa un tanto obtusa. Sabemos que los vacunados desarrollan pocos o ningún síntoma una vez el virus llega a su organismo, y también que tienen menos probabilidades de contagiar a otras personas. Pero eso no significa que no puedan contagiarse. Las cifras récord de Alemania, Francia, Reino Unido y, quién sabe, España, no se pueden explicar sólo por los no-vacunados.

La comparativa. Como la IA, el número de positivos al día es un indicador más bien pobre para entender la efectividad de las vacunas. Este gráfico de Miguel Ángel Reinoso (@mianrey), elaborado con los datos del Ministerio de Sanidad, ilustra a la perfección lo que ha sucedido durante las últimas ocho semanas. En él se muestran las tasas (casos x 100.000 habitantes) de hospitalizaciones, UCI y fallecidos entre la población vacunada (en verde) y la no vacunada (en rojo). 

Son cifras relativas, porcentuales al total de cada grupo, no absolutas.

Qué dicen. Algo muy claro: los no vacunados llegan más al hospital, a la UCI y fallecen más que los vacunados. Mucho más. Entre un grupo poblacional clave (de los 60 a los 79 años), los vacunados tan sólo registran 4 hospitalizaciones por cada 100.000 habitantes. Los no vacunados, 63 por cada 100.000 habitantes. Lo mismo sucede en la UCI: 0,58 ingresos por cada 100.000 habitantes entre los inmunizados, 13 por cada 100.000 entre los no inmunizados. Y también entre los pacientes que terminan falleciendo (0,29 vs. 4,71). Las vacunas sí están funcionando, y muy bien.

El absoluto. Por supuesto, si miramos las cifras absolutas el número de ingresados/fallecidos vacunados supera al de no vacunados. Para el mismo grupo de población, Sanidad registra 3.398 hospitalizados entre los primeros por 802 entre los segundos; 489 pacientes en la UCI frente a 160; y 199 fallecidos frente a 45. Esto es normal. Hay muchísimos más españoles vacunados (en torno al 80%) que no vacunados (en torno al 20%). Los números totales no son útiles para entender el impacto de la vacuna. Las tasas, el gráfico de más arriba, son la prueba del algodón.

A más. En términos agregados, los datos no engañan: tanto la ocupación hospitalaria como los ingresos graves (UCI) están aumentando. Como muestra este otro gráfico de @ngbpadel2, seguimos muy lejos del pico alcanzado durante el pasado verano o de las cifras máximas de enero, pero la tendencia es ascendente. Estos son dos indicadores más importantes para evaluar las restricciones que ya tantean algunas administraciones que el total de contagios, dado que la mayoría se darán entre vacunados.

Tercera dosis y vacunar más. Si la tan cacareada inmunidad de grupo no ha sido suficiente para frenar una ola como la que plantea ómicron, ¿debemos perder toda esperanza de vivir en un mundo no hipotecado al coronavirus? No. La tercera dosis (ya disponible para los mayores de 40 años en España) parece una buena herramienta para reforzar la inmunidad; al mismo tiempo, casi un 20% de la población sigue reacia a vacunarse. Avanzar en lo primero y cerrar la campaña de vacunación con números más redondos limitarán los daños de futuras variantes.

Porque sí. La vacuna funciona.

Imagen: @mianrey

Temas
Inicio