Publicidad

Vuelve el coche: su uso ya se está recuperando frente al hundimiento del transporte público

Vuelve el coche: su uso ya se está recuperando frente al hundimiento del transporte público
73 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

¿Qué modelo de ciudad dejará tras de sí el coronavirus? Dos tendencias parecen caminar en paralelo: por un lado, la apertura de los centros urbanos al peatón y a la bicicleta, impulsada por ayuntamientos deseosos de ampliar los espacios públicos y de asegurar la distancia social; por otro, una decadencia eventual del transporte público. Parece improbable que regresemos al metro tal y como solíamos.

En su lugar ha vuelto el coche.

Tendencia. Los confinamientos decretados a mediados de marzo provocaron un descenso drástico del volumen de usuarios tanto del transporte público como del vehículo privado. Lo ilustra este gráfico de Bloomberg, elaborado con datos de 27 ciudades. Desde entonces, el coche se ha recuperado poco a poco, si bien sigue un 50% por debajo de su uso habitual. Pero el transporte público no.

Ejemplos. China, el país más avanzado en el desconfinamiento, ofrece cifras elocuentes: el número de pasajeros en el metro de Pekín sigue un 53% por debajo de su media histórica, pese a que las restricciones se han levantado parcialmente; en Shanghai y Guangzhou la caída es algo menor, de un 29% y un 39%, pero igual de significativa.

Mejor en coche. Todo ello en un contexto de implacable regreso del vehículo privado. A finales de abril, el volumen de tráfico en las principales ciudades chinas superaba al del año pasado en el mismo periodo. China ha vuelto a consumir unos 13 millones de barriles de petróleo al día, frente a los 9 millones del mes de febrero. En su regreso a la normalidad, los chinos han optado por el automóvil.

Europa. El viejo continente sigue parcialmente confinado, pero en su desescalada también está priorizando el coche frente al transporte público. Según Apple Maps, el número de pasajeros en el metro de Berlín sigue un 61% por debajo de sus niveles previos a la epidemia, mientras que el uso del coche ya está sólo un 28% por debajo. Similares datos ofrece Madrid: transporte público un 87% por debajo; vehículo privado un 68%.

Gasolina al alza. La prueba del algodón: la demanda de petróleo se está recuperando, si bien muy lentamente. Estados Unidos ya consume 400.000 barriles diarios, y en algunos estados la demanda se ha recuperado hasta un 30% por debajo de lo habitual. Esto ha motivado un pequeño repunte del precio (un 5% al alza por segunda semana consecutiva), insuficiente para compensar el hundimiento de marzo, pero decidor.

Bicicletas. A corto plazo, pues, nos desplazaremos más en coche y menos en transporte público. Pero también más a pie y en bicicleta. Berlín, París, Barcelona, Madrid, México o Nueva York, entre otras grandes ciudades, tienen planes muy ambiciosos para restar espacio al vehículo privado y entregárselo al viandante y al ciclista. En el nuevo paradigma post-covid, de momento, sólo hay un perdedor. El metro.

Imagen: Kentaro Iemoto/Flickr

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.



Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios