Compartir
Publicidad
Quién es Milo Yiannopoulos, el "supervillano de internet" y figura de la alt-right estadounidense
Famosos

Quién es Milo Yiannopoulos, el "supervillano de internet" y figura de la alt-right estadounidense

Publicidad
Publicidad

Personas famosas que generan odio en internet las hay a espuertas. Y puede ser porque simplemente esas personas sean así, o puede ser que utilicen ese odio para ganar tráfico dentro de las redes y polémica fuera de ellas. Y hay alguien que parece llevar esto estupendamente, tanto que él mismo se auto-bautiza como "el fabuloso supervillano de internet". Se llama Milo Yiannopoulos, y tiene 32 años.

Milo ha sido protagonista de muchas polémicas en la red, entre ellas la que ocurrió en Twitter hacia la actriz Leslie Jones (una de las protagonistas de la nueva "Cazafantasmas"), lo que provocó que la red social eliminara la cuenta de Yannopoulos y afirmara que jamás volverían a dejar que la usase de nuevo.

Un homosexual contra el feminismo, contra "el lobby gay" y a favor de Trump

Milo Yiannopoulos

Milo Yiannopoulos (con el pseudónimo antiguo de Milo Andreas Wagner) nació en octubre de 1983. Estudió en la Universidad de Manchester y en Cambridge, pero en ambos casos dejó los estudios de literatura inglesa antes de terminarlos. Antes de convertirse en una figura pública fundó y dirigió el medio online The Kernel (vendido en 2014 a Daily Dot Media).

Actualmente publica artículos en Breitbart, medio que desafía a los medios tradicionales y conservadores de los Estados Unidos y que cada vez tiene más tráfico. Asociada con el antisemitismo y el apoyo total a Trump, este portal se está convirtiendo en un punto de encuentro de la "derecha alternativa" estadounidense. Considera a los conservadores tradicionales como "demasiado liberales" en algunos temas sensibles, como la inmigración.

Breitbart está en la posición 199 de la lista de portales más visitados de los Estados Unidos según SimilarWeb, con este portal también estimando su tráfico en casi 70 millones de visitas durante el pasado mes de agosto. Otro dato: Stephen K. Bannon, el actual CEO de la campaña presidencial de Trump, era ejecutivo en Breitbart antes de pedir una excedencia para este trabajo.

Las polémicas empezaron en el llamado Gamergate, debate que pronto cumplirá dos años y que enfrentó a varias comunidades de jugones por la actitud de algunos medios respecto a las reviews de ciertos juegos y sus desarrolladores (aparte de generar inmensas discusiones derivadas como el rol femenino en los videojuegos, sobretodo destacado por Anita Sarkesian).

Milo aprovechó el fenómeno para criticar a la comunidad gamer haciendo especial hincapié en aquellos que pasada la treintena siguen entusiasmándose por las novedades en el mundo de los videojuegos. Yiannopoulos lo considera algo "trágico", y calificó a esos jugadores como "tristones en paro viviendo en el sótano de sus padres" en un artículo de The Kernel. La postura de Milo es que los videojuegos actuales se hacen bien, sirven para soltar testosterona, y las feministas que critican tanto la violencia como la figura de la mujer en esa industria no tienen razón.

"El amor no gana. Lo que gana son las AK-47"

Luego, admitiendo que él mismo había insultado a esos jugadores ya que es "muy fácil caer en eso", afirmó en Breitbart que la comunidad de hombres jugadores estaba siendo amenazada por "programadoras feministas y sociópatas". No hace falta decir que estas declaraciones le proporcionaron una buena cantidad de respuestas por las redes sociales.

Milo, además, defendió en el podcast de Joe Rogan que si pudiera curar su homosexualidad lo haría (al mismo tiempo que dice que los que tienen un alto coeficiente intelectual tienen más probabilidad de ser homosexuales). Afirma también que nuestra cultura occidental es mejor ya que se basa en La Bíblia, y lo hace de esta forma nada sutil:

Todos los lugares donde no hay una fuerte moral y herencia cristianas son lugares jodidos con mala moral.

Entender la forma que Milo tiene de ver las orientaciones sexuales no es sencillo. En ese episodio de The Joe Rogan Show admite que estaría bien que él no fuera homosexual, pero que eso no significa que se deteste a sí mismo por serlo. Se sitúa en una zona gris en la que preferiría ser heterosexual pero se ve "una zona de la evolución en la que la naturaleza experimenta, en una prueba desde el punto de vista cristiano".

Milo no tiene ningún problema en aceptar a la comunidad LGBT, sólo cree que es un modo de vida incorrecto y que para mejorar hay que seguir el credo de la Biblia y ser heterosexual. Ama el pecador, pero detesta el pecado. Y por eso él se siente cómodo consigo mismo, pero al mismo tiempo admite que le gustaría poder ser heterosexual. Por eso se sitúa en contra de todas las reivindicaciones del colectivo LGBT, ya que para él defienden un estilo de vida que sería incorrecto según sus principios.

En cuanto a las tendencias y opiniones políticas de Yiannopoulos, esta entrevista en The Rubin Report resume bien lo que defiende. Para él, Trump debería ser el próximo presidente de los Estados Unidos ya que está protagonizando una revolución "cultural" en vez de política.

Más recientemente, en otra entrevista hecha en VICE, Milo criticó el eslogan pro-derechos de la comunidad LGBT Love Wins diciendo que "el amor no gana, lo que gana son las AK-47". Su respuesta para los problemas de coexistencia entre la comunidad musulmana y la LGTB también es clara: detener la inmigración de musulmanes en aquellos países donde haya habido problemas y defender la cultura occidental como la mejor del mundo.

Yannopoulos Camisetas Algunas de las camisetas que Yannopoulos vende en su web oficial: "el feminismo es cáncer", "estoy con el patriarcado".

Las ideas de Yiannopoulos, con todo, abarcan bien esa ideología de la Alternative Right estadounidense. No habla de "supremacía blanca" como algunos acusan a este movimiento de promover sino de la "supremacía occidental" y el cristianismo como la cultura a tener en cuenta para que la sociedad progrese defendiendo que eso no tiene porqué ser racista, homófobo o misógino.

Detesta ser políticamente correcto y cree que siempre hay que decir lo que uno piensa (lo que le gana tantos seguidores como detractores). Critica abiertamente el feminismo, el ateísmo y religiones como el Islam y defiende dando golpes en la mesa que el modo de vida que ofrecen los movimientos más fuertemente conservadores y el cristianismo es el modelo a seguir para todo el mundo. El resto son "cosas de la izquierda regresiva". Milo es, simplemente, la pesadilla de todos los que luchen a favor de movimientos de izquierdas como el secularismo, la libre inmigración y la mezcla de culturas. Y le encanta serlo.

La polémica en Twitter con Leslie Jones

Cazafantasmas

Lo más reciente ha sido, como hemos dicho antes, la polémica con la nueva película de las Cazafantasmas. Milo irrumpió en el ya abierto debate sobre el hecho de que ahora las protagonistas de esta franquicia son mujeres insultando fuertemente a una de ellas, Leslie Jones, acusándola de hacerse la víctima al defenderse en esa polémica. Los tuits de Milo se han eliminado junto con su cuenta, pero varios sitios web los han recuperado:

[Tuit de Milo, enlace original ya no válido]: If at first you don't succeed (because your work is terrible), play the victim. EVERYONE GETS HATE MAIL FFS ("Si al principio no triunfas porque tu trabajo es terrible, hazte la víctima. TODO EL MUNDO RECIBE ODIO EN SUS CORREOS, POR EL AMOR DE DIOS")

[Tuit de Milo, enlace original ya no válido]: Barely literate. America needs better schools! (Apenas alfabetizado. ¡América necesita escuelas mejores!)

Al final Leslie decidió abandonar Twitter (al menos temporalmente ya que ahora mismo vuelve a estar activa en la red social), con incluso el fundador y CEO Jack Dorsey apoyándola y bloqueando a todas las cuentas que la habían insultado:

La consecuencia principal de esto fue la suspensión de la cuenta de Twitter de Yiannopoulos y la promesa de la red social de que jamás podría volver a activarla. La respuesta a esto se publicó en Instagram:

Una foto publicada por MILO (@milo.yiannopoulos) el

Un vídeo publicado por MILO (@milo.yiannopoulos) el

Incluso Wikileaks también se hizo eco de la noticia defendiendo la libertad de expresión por muy ofensiva que esta sea, señalando directamente a Jack Dorsey. Y opiniones del debate aparte, hay que señalar ciertamente que aunque sea fácil que Twitter te bloquee la cuenta, es muy difícil que el mismo CEO del servicio actúe y tengas la promesa de que jamás se te va a desbloquear el acceso en el futuro:

Jack se defendió defendiendo también esa libertad de expresión, pero al mismo tiempo afirmando que en Twitter no se permite el abuso a otras personas ni a la incitación de ello:

Wikileaks acusó a Twitter de practicar "ciberfeudalismo" por suspender la cuenta de Yiannopoulos

¿Cómo acabó el debate? Con Wikileaks pidiendo a Jack que sacase a Twitter del "debate de censura o justicia" y pidiendo que los usuarios sean capaces de poder crear sus propios filtros de personas. Jack respondió que esos puntos sí eran justos y que se está trabajando en ello:

Heatstreet habló con Yiannopoulos después del incidente (quien por cierto publicó una reseña de Ghostbusters en Breitbart) y afirmó que "no se arrepiente de nada", además de insistir en que "si a Leslie Jones le ofenden las críticas de la red, no debería estar en el negocio de las película taquilleras".

Acusaciones de quedarse el dinero de una colecta

Yannopoulos Privilege Grant

El medio británico The Guardian llevó de nuevo a Yannopoulos a las portadas describiendo una de sus últimas acciones: la web Yiannopoulos Privilege Grant, enfocada a conceder becas a a "estudiantes americanos blancos", obteniendo el dinero de las donaciones que puede hacer cualquier interesado.

La idea era empezar a dar esas becas a partir de este mismo curso escolar que empieza estos días, pero una serie de sospechas y acusaciones lanzadas desde Reddit y las redes sociales señalan a Milo como el responsable de haberse quedado el dinero de esas donaciones para beneficio personal, cerrando la empresa por donde pasaban las donaciones llamada Caligula Limited.

Lo más reciente en Twitter sucedió hace escasos días, cuando la cuenta en la red del podcast semanal "The Milo Show" también ha sido permanentemente suspendida. "Bienvenido al show de Milo Yannopoulos, en directo desde Mordor, el Cubo Borg y la guarida de Voldemort al mismo tiempo. Este show está presentado por Milo Yannopoulos, el supervillano más fabuloso de internet. No queremos ofender, pero es la verdad", dice la presentación del podcast entre música dramática.

En cada episodio, Milo habla con alguna figura importante del mundo conservador estadounidense: desde educadores que siguen esa ideología hasta gente cercana a la campaña presidencial de Donald Trump pasando por altos ejecutivos de compañías como Blackwater, especializada en servicios militares privados. Para el autor, este bloqueo esto es otra prueba de lo parcial de Twitter y su guerra contra los medios conservadores.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio