Compartir
Publicidad

Adiós, Varoufakis: así se ha construido el personaje que ha enamorado a Internet

Adiós, Varoufakis: así se ha construido el personaje que ha enamorado a Internet
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy nos hemos despertado con una sorprendente noticia: Yanis Varoufakis ya no es el ministro de Finanzas de Grecia. Ha dimitido, según él, con el objetivo de facilitar las negociaciones entre Grecia y sus acreedores para llegar a un acuerdo que permita reabrir los bancos, inyectar liquidez en el país y establecer un plan de pagos a largo plazo. Lo sorprendente es que su dimisión llega tras la victoria del "No" que él y su partido apoyaron. Lo triste es que se va. Varoufakis se marcha.

Al margen de la lectura política de sus seis meses al frente del Ministerio de Finanzas de Grecia, la noticia ha provocado toda suerte de reacciones en Internet, muchas de ellas lacrimógenas. Hay motivos para entenderlo: desde su llegada hasta su salida, preñada de simbolismo geek, Varoufakis ha construido un personaje carismático y heterodoxo que las redes sociales e Internet se han encargado de viralizar. Y en su despedida, es un buen momento para entender por qué.

Varoufakis ha querido irse como un superhéroe

Literalmente.

A las 7 de la mañana los lectores habituales del blog de Varoufakis se han encontrado con una breve entrada titulada "Minister No More!", en la que Varoufakis explicaba los motivos por los que ha presentado su dimisión a Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia. Ha supuesto una salida poética y exagerada, a la altura del personaje mediático que se ha creado durante el último medio año, con un puñado de frases memorables y cuidadosamente elegidas. Un ejemplo:

Y luciré con orgullo el odio de los acreedores.

Nosotros los de izquierdas sabemos cómo actuar colectivamente al margen de los privilegios del cargo. Apoyo completamente al primer ministro Tsipras, al nuevo ministro de Finanzas y a nuestro gobierno.

Varoufakis ha querido marcharse como un superhéroe. No sólo por la referencia a Spiderman incluida en el titular del post, sino también por el mensaje. Varoufakis se presenta como un mártir frente a los poderes superiores de los acreedores, e incluso desliza parte del "un gran poder conlleva una gran responsabilidad" en su "sabemos cómo actuar colectivamente", haciendo hincapié en el carácter misionario e instrumental de su posición al frente del Ministerio de Finanzas.

Él es uno más, un héroe más, cuyo sacrificio es obligatorio en aras de conseguir bienes mayores. Si ellos le odian, es porque ha hecho su trabajo. No se arrepiente. Es una gran puesta en escena, y cuadra a la perfección con la talla de su personaje, con el relato que él ha creado sobre sí mismo.

Las redes hoy han estado a su misma altura

Desde su llegada al frente del ministerio griego, Varoufakis ha sabido manejar el tempo de su imagen pública. De mejor o peor modo, con resultados más positivos o negativos, lo cierto es que desde un primer momento supo imprimirse a sí mismo un marchamo de rebelde encausado que, como es lógico, cuadraba a la perfección con la mitomanía incandescente de las redes sociales. Más aún en comparación al resto de ministros de la eurozona, de un perfil más discreto.

Hoy, cuando el mito se marcha, su figura se proyecta aún más hasta el infinito. Si Varoufakis ha querido marcharse como un superhéroe, las redes sociales han querido rendirle un homenaje exactamente a su misma altura. De la realidad al cómic, al terreno imaginario:

Es obvio: Internet quiere a Varoufakis. ¿Pero cómo es posible que un a priori aburrido académico, dedicado a lo largo de su vida al asesoramiento, la docencia y la investigación, haya cautivado de un modo tan magnético a seguidores repartidos por todo el continente europeo?

Del anonimato al estatus de icono

Tras cinco años de desgarradora crisis económica, los votantes griegos depositaron su confianza en una alianza de partidos de izquierda englobados bajo la marca Syriza, con Alexis Tsipras al frente de la candidatura. Grecia viraba radicalmente sus políticas, pero los problemas eran los mismos. Había que seguir negociando con los acreedores (estados europeos, FMI) las condiciones del rescate, los pagos de la ingente deuda del estado, las políticas económicas, etcétera.

Varoufakis aparecería en las cumbres del Eurogrupo vestido de forma poco convencional, con americanas extravagantes, camisas llamativas y chaquetas de cuero

Para tan ardua tarea, Tsipras se puso en manos de Varoufakis. Desde un primer momento, su postura sería radicalmente distinta a las de su predecesores. El gobierno griego alzaría la voz y se quedaría solo dentro del Eurogrupo, pero también trataría de oponers a las políticas oficiales (recortes, austeridad) aplicadas en Europa hasta el momento. Y sería Varoufakis quien se encargaría de hacerlo, orgulloso y dicharachero, encantado de ser David contra Goliat.

Existía un caldo de cultivo para que su nombre se elevara por encima de la media (¿alguien recuerda el nombre del anterior ministro de Finanzas de Grecia?), y su particular personalidad contribuyó al resto. De inglés fluido y notoria percha, Varoufakis aparecería en las cumbres del Eurogrupo vestido de forma poco convencional, con americanas extravagantes, camisas llamativas y chaquetas de cuero. Su imagen alternativa se ligó de inmediato a la rebeldía de su partido, en contraste con los trajes grises, convencionales, de sus colegas del Eurogrupo.

Fue precismente con el presidente del mismo, Jeroen Dijsselbloem, con quien mantendría algunas de las más agrias disputas y desencuentros públicos, como la rueda de prensa conjunta en la que se contradijeron el uno al otro y en la que se marcharon con un frío saludo, símbolo del distanciamiento entre el gobierno griego y sus acreedores. A su paso, Varoufakis dejaba con cara de circunstancias a quienes habían promovido hasta ahora políticas muy poco populares en gran parte de Europa.

Varoufakis, parte integrante de la cultura pop

En el proceso, cuanto más hemos sabido de Varoufakis, más se ha agigantado su relevancia dentro de la cultura pop hiperactiva e irreflexiva de Internet. Ya sea su moto y su querencia a exhibirla en público, su mujer como protagonista de la canción 'Common People' o una relajada comida con vino blanco y pescado en una terraza de Atenas. Todo gesto o noticia relacionada con su persona nos llegaba con un aura de "cómo mola este tío". No ha sido un político convencional.

Los políticos no molan.

Y Varoufakis mola mucho. Mola tanto que incluso en Alemania se han tenido que rendir a la evidencia. El programa Neo Magazin Royale, de la ZDF, le dedicó este videoclip parodia en el que le definía como "The Walking Debt", "Greek Minister of Awesome" o como el azote de los ahorradores alemanes, aterrorizados ante el atractivo sexual (Varoufucker) y la agresividad negociadora de Varoufakis. Todo en tono de parodia, ridiculizando la reacción de la prensa seria alemana ante Syriza.

En España no hemos tenido tantas dosis de humor, en gran medida porque su importancia para con nuestro país ha sido mucho más lateral. No significa que la televisión española le haya dejado de lado. Salvados, el programa conducido por Jordi Évole que firma grandes números de audiencia y una amplio seguimiento en redes sociales, le hizo una larga entrevista en la que se entrevieron las costuras del personaje, de la persona y del político.

Mola tanto, Varoufakis, que ya hay camisetas suyas a la venta en Ebay, junto a la mayor parte de los libros que ha escrito durante su carrera como economista. Cuestan unos 10€ y sobreimpresionan su cara en blanco y negro sobre una estrella roja. Debajo pone, en conveniente tipografía de motivos helenísticos, "Yanis". Las hay en dos colores, blanco y gris.

 57

Seis meses en la historia de Internet dan para mucho. Y ante todo, dan para crear millones de memes sobre la temática más ínfima jamás imaginada. En consecuencia, no es complicado encontrar algunos de ellos por tu TL. En esta web han recopilado algunos, prueba definitiva de la breve pero intensa historia de amor entre Varoufakis e Internet. Le echaremos de menos: no sabemos cuándo será la próxima vez que un político cuadre tan bien dentro de la cultura popular.

Varoufakis
Varoufakis Meme
Varoufunky
Finance Minister
Good Man Troika Killer
Superfakis
Y Lo Sabes
Default Controlado
Varoufakis Lannister
Terminator Varoufakis
Thug Life
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio