Compartir
Publicidad
Publicidad

Este artista convierte las selfies en el memorial del Holocausto de Berlín en selfies en Auschwitz

Este artista convierte las selfies en el memorial del Holocausto de Berlín en selfies en Auschwitz
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Berlín es una ciudad medio arruinada y medio resplandeciente, en un sinfín de contrastes entre lo moderno y lo arcaico, entre el progreso y la decadencia, que la convierten en una urbe única y excepcional. Y pocos monumentos representan tan fidedignamente su carácter contrastado que el memorial del Holocausto junto a la Puerta de Brandenburgo. Un sinfín de bloques de granito en distintas alturas que representan lo industrial, lo gélido y lo tétrico de la shoah.

Pero transcurridas ocho décadas desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, su significado se ha difuminado, y el lugar, por estética, es escenario del entretenimiento de los miles de turistas de la ciudad. Así, paseando entre sus calles no es difícil encontrar a niños jugando al escondite o a grupos de amigos disparando selfies de la más variopinta originalidad, en toda clase de poses desenfadadas y, en cierto modo, un tanto fuera de lugar.

¿Irrespetuoso? Lo sea o no, Shahak Shapira, un cómico y escritor israelí, ha creído oportuno sustituir el memorial por los campos de exterminio. Y el resultado es Yolocaust, tan macabro como reflexivo.

Shapira ha rastreado Twitter, Instagram y Facebook en busca de fotografías frívolas que hayan sido tomadas en el memorial. Y después, ha sustituido el fondo de las imágenes por instantáneas de Auschwitz y otros campos de concentración. Resultado: los turistas que tan alegremente posan frente a la cámara aparecen, de repente, rodeados de cadáveres. Para Shapira el objetivo no es tanto establecer qué se puede hacer y qué no en el memorial, sino llamar la atención sobre comportamientos irrespetuosos.

Douche
Flexigirl
Japos
Malabares
Monumentp
Increible

El Holocausto es a día de hoy el mayor crimen contra la humanidad jamás cometido, y en él perdieron la vida 6 millones de personas, representadas en los 2.000 piedras de granito repartidas en el monumento. Las fotos ofrecen escenas de toda clase: malabarismos, poses artísticas, posiciones de yoga, metaselfies. La mayor parte de ellas se ven acompañadas de bromas o mensajes motivacionales: "German Gangster" (no muy afortunado) o "Jumping on dead jews" (abiertamente reprochable).

La página es simple y minimalista. Tan sólo basta con pasar el ratón por encima de las fotografías para descubrir el simbólico y tétrico montaje. Si te estás preguntando por qué hacemos (los seres humanos) esta clase de cosas, aquí lo intentamos responder.

El mensaje de Shapira es algo parecido a: "No hagas el idiota en un memorial del Holocausto. Te hace quedar mal y puedes ofender a los miles de descendientes de víctimas nazis que se topen con tus fotos. Este lugar representa cosas terribles y se construyó para salvaguardar la memoria de los judíos muertos y de lo que el ser humano, cegado por el odio, puede llegar a hacer. Tienes otros muchos lugares para hacerte tu selfie y subirla a Instagram. En serio".

Pierna
Saltando
Selfie
Selfie Dos
Tipico
Yoga
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos