Compartir
Publicidad

Lo mejor de Wes Craven en 11 cómodos GIF

Lo mejor de Wes Craven en 11 cómodos GIF
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos perdido a Wes Craven, uno de los directores de cine de terror más imaginativos y audaces. Capaz de reinventarse a sí mismo una y otra vez y de aumentar las fronteras del género. Hay varias formas de recordarle: una es repasar una carrera que fue mucho más que Freddy Krueger.

La otra es recopilar algunas de sus mejores escenas en capsulas animadas:

En realidad podríamos haber seleccionado 200 pildoritas sólo de Pesadilla en Elm Street. Pero nos dejaríamos fuera el resto de su filmografía (que, en casos como Shocker, estaba huérfana de gifs, algo que hemos remediado).

La última casa a la izquierda (1972)

La primera peli de Craven subraya varias de sus señas de identidad: humor, mal rollo y metanarrativa. Todo a la vez.

Las colinas tienen ojos (1977)

El Pluto de Michael Berryman. Punto.

La Cosa del Pantano (1982)

Swampy versus Arcane, una de las peleas más camp del cine basado en tebeos de los 80.

Pesadilla en Elm Street (1984)

Escenas que lanzan una carrera: la de Johnny Depp.

La serpiente y el arco iris (1988)

El paso de Wes Craven por el vudú es una de sus mejores películas, pero elegimos este gif de Bill Pullman por sus múltiples usos. Por ejemplo, para Twitter: "Sacadme de la multimención"

Shocker, 10.000 voltios de terror (1989)

La vendieron como una especie de Pesadilla en Elm Street eléctrica, pero era una comedia oscura en la que atizaba a la televisión que daba gusto.

El sótano del miedo (1991)

Necesitamos un emoji de Roach.

La nueva pesadilla de Wes Craven (1994)

El relanzamiento de Freddy Krueger de la mano de su creador es una peli estupenda, donde casi cada escena es gifeable. Ya, ya: "¿qué tipo de criterio es ése para juzgar películas?".

Un vampiro suelto en Brooklyn (1995)

El momento exacto en el que la carrera de Eddie Murphy se volvió muy rara. Apostamos por un remake con Jaden Smith en formato telefilme en unos 5-10 años.

Scream, vigila quién llama (1996)

El prólogo de Scream se adentra en lo que ya apuntaba "La nueva pesadilla": un cine que reflexiona, entre carcajadas y sustos, sobre su propio género.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio