Compartir
Publicidad

Los chavales británicos que decidieron ir al colegio en falda porque no les dejaban llevar pantalón corto

Los chavales británicos que decidieron ir al colegio en falda porque no les dejaban llevar pantalón corto
Guardar
51 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las altas temperaturas están consiguiendo que los códigos de vestimenta en verano sean cuestionados. Los alumnos de un colegio en Exeter, al suroeste de Inglaterra, se han hecho famosos por protestar ante la prohibición de llevar pantalón corto. Y lo han hecho con faldas. En este momento, aseguran que su protesta no finalizará hasta que la dirección tome cartas en el asunto.

Y parece que la protesta se está expandiendo. La historia homóloga de un chico británico que acudió a la oficina con vestido también ha dado la vuelta al mundo y una reivindicación similar ya tuvo lugar en Suecia en 2013. Ha sido repetida hace unos días en Francia por conductores de autobuses y tranvías .

¿Que hace calor? Pues que lleven falda

Algunos de los alumnos de este colegio británico han tomado prestadas las faldas de sus hermanas o amigas, que están apoyando la causa de sus compañeros. Los hay incluso que han ido un paso más lejos y se han depilado las piernas. Cuando la academia Isca en Devon abrió sus puertas ayer, alrededor de 30 niños llegaron vistiendo faldas de uniforme. Y es que hablamos de una ola de calor que está dejando el mes de junio más caluroso desde 1976 en Inglaterra.

Los niños decidieron preguntar si podían llevar pantalones cortos, y la respuesta fue no, pero que si querían llevar falda, adelante. Y vaya si lo hicieron. Irónicamente, tras la protesta las temperaturas han caído a 20 grados, pero los estudiantes han podido sentir la libertad de llevar las piernas al aire. Nadie les ha sancionado por hacerlo.

Por su parte, desde la dirección van a replantearse el código de vestimenta ante la ola de calor, aunque va más allá que una mera normativa. Los uniformes de verano se llevan unas pocas semanas al año, e introducirlo implica el desembolso de una suma de dinero que no todos los colegios y familias pueden permitirse.

Sin embargo, no se han dado por vencidos y han anunciado que continuarán llevando faldas hasta que la dirección cambie su política interna. Se espera que al menos 100 niños más se van a unir a la protesta.

El chico que fue a la oficina con vestido

La historia Joey Barge, un chico de 20 años de Buckinghamshire, en Reino Unido, ha dado la vuelta al mundo desde que hace unos días decidiera emprender una cruzada contra el dress code en la oficina.

Aunque Joey no haya sentado un precedente, si ha avivado un debate que siempre ha estado ahí: la imposición de la vestimenta en el trabajo (no hablemos ya fuera de este). La ola de calor de este año no está dejando títere con cabeza, y en Reino Unido, tierra de las nubes y la humedad, el día 20 de junio alcanzaron los 34 grados. Así que Joey decidió sacar sus piernas a tomar el fresco y ponerse unos pantalones cortos, bastante formales, para ir al trabajo, preguntándose qué ocurriría.

La respuesta no tardó en llegar cuando volvió a tuitear para contar que le habían mandado a casa a cambiarse.

Decidió entonces ponerse un vestido: "¿Qué me queda mejor?"

Y emprender la vuelta al trabajo temiéndose que le volverían a mandar a casa.

Según relata el Daily Mail, en el trabajo le preguntaron muy cautelosamente si no prefería llevar algo menos colorido y volver a casa a cambiarse ya que debido a su protesta les iban a dejar llevar pantalón corto. "Les dije que no, que estaba encantado de quedarme". Y publicó un selfie sentado en su oficina (suponemos que es su oficina) con el vestido.

El último tweet de la historia muestra una circular de la empresa en la que Joey se pregunta si se trata de una victoria parcial:

"Debido a las temperaturas extremadamente calurosas se ha acordado que los hombres puedan vestir en la oficina pantalones cortos de 3/4. Estos deben ser [aquí se corta parte del texto] y no de colores brillantes –solo negros, beige o azul marino–. Por favor, haznos saber si tienes alguna duda más sobre este u otros aspectos del código de vestimenta. Gracias".

Y no solo en Reino Unido

Las altas temperaturas también afectan a los trabajadores de otras áreas, que no tienen la suerte de pasar su jornada laboral en una oficina. Los trabajadores de CDDT Sémitan, la empresa de transportes de Nantes, Francia, han de soportar temperaturas de hasta 50 grados dentro de la cabina por la ausencia de un climatizador. Sin embargo, por norma deben acudir a trabajar con pantalón largo. Así que han encontrado un vacío legal: las faldas.

Desde este martes pasado varios conductores de bus y tranvía se han incorporado a sus puestos con faldas negras como las que llevas sus compañeras. Según el diario francés 20 Minutes, el director de la compañía ha afirmado que son solo unos pocos días lo que tienen que aguantar estas temperaturas y que no pueden dotar al personal de un nuevo uniforme. "No estamos en el sur", ha dicho.

Una respuesta contraria a la que dio en 2013 la empresa de transportes Arriva en Suecia a sus trabajadores. Con poca lógica, pero al menos positiva: pantalones cortos no, faldas sí.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos