Compartir
Publicidad

No pasa nada si Ruby Rose te resulta atractiva sexualmente: bienvenidos al intergénero

No pasa nada si Ruby Rose te resulta atractiva sexualmente: bienvenidos al intergénero
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Stella Carlin es la nueva interna de Litchfield, la prisión de Orange is the New Black. La actriz que la interpreta es Ruby Rose: modelo a su pesar, DJ, presentadora de MTV Australia y autora de un vídeo sobre la fluidez del género sexual que ya fue viral en su momento...

...Y que la tormenta de confusión sexual que ha despertado con su papel en la última temporada de la serie de Netflix ha vuelto a poner al día. Hombres y mujeres de toda condición están declarando su amor a Carlin/Rose. Y no es tan extraño.

¿Quién es Ruby Rose?

Ruby Rose es australiana, tiene 29 años y unos 60 tatuajes recogidos por medio mundo, desde Astro Boy hasta el nombre de su prometida, Phoebe Dahl (nieta del escritor de Charlie y la Fábrica de Chocolate). Fue consciente de su sexualidad desde niña, sufrió ataques homofóbicos que la mandaron al hospital durante su adolescencia, y tuvo su momento al recoger un premio de la plataforma ASTRA en 2009: "A todas las chicas que me acosabáis en el instituto: ¿dónde estáis ahora?".

También es ahora mismo la imagen más visible de las personas intergénero, una identidad trans que cuestiona los papeles de género y sexualidad. De ahí esa poderosa imagen andrógina suya, tan fluida que resulta inclasificable. Y que está enamorando a medio Internet.

Con minipolémica incluida: el chiste más repetido entre las espectadoras (y espectadores) de Twitter y Tumblr desde el estreno de la tercera temporada consiste en variantes de "pensaba que tenía clara mi sexualidad hasta que apareció Ruby Rose".

A pesar de que existe el término bisexual, que te guste alguien de tu mismo sexo no te convierte en homosexual automáticamente y Ruby Rose no es exactamente lesbiana, sino intergénero. Aunque prefiera el uso de pronombres femeninos para referirse a ella, también se identifica como chico. También hay quien se lo toma con humor:

Orange is the New Black es parte de la agenda gay: han mandado a Ruby Rose para convertir a todas las mujeres en lesbianas.

I want to break free

Es algo que se entiende mejor al saber cómo dio el salto de modelo de Maybelline para Australia a Stella Carlin, el primer gran papel de Rose para la televisión estadounidense: ella misma sospecha que la llamaron para el casting por Break Free (Liberarse), un corto experimental autobiográfico en el que expresa qué representa para ella la fluidez de género con la que se identifica. Y que lleva cuatro millones y medio de visitas desde su estreno el verano pasado:

El vídeo, rodado en un solo día, tenía una intención, confesada en Byrdie:

"Quería dejar que la gente supiese un poco de mi vida, porque muchos [de mis fans] son trans, o gais, o bisexuales, o simplemente sufrían acoso escolar o cualquier otra cosa en la que podían verse reflejados en mí. Y no me di cuenta de cuántos eran. Se trata de minorías, pero de tantas minorías juntas que al final es una mayoría la que tiene que afrontar algo así. Creo que es la razón por la que funcionó tan bien."

Rose tenía por entonces unos 100.000 seguidores en Twitter y 300.000 en Facebook. Un año después del vídeo y convertida en pleno fenómeno viral por el estreno de Netflix, acumula 455.000 seguidores en Twitter y más de 1,4 millones en Facebook.

"¡Me he despertado y era tendencia en Twitter y todavía no he visto la serie pero me hacéis sentir muuuuuy vulnerable ahora mismo! Ojalá que os esté gustando la serie."
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio