Compartir
Publicidad

Tomás Roncero: futurólogo

Tomás Roncero: futurólogo
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es posible que el periodismo deportivo español no sea exactamente un derroche de integridad, precisión y honestidad, pero a cambio nos regala de forma constante grandes ejercicios de humor. En este sentido, un puñado de privilegiados es capaz de elevar el listón como ningún otro dentro del gremio. Twitter no ha hecho sino magnificar algo que, de por sí, era obvio tanto en los periódicos como en las radios. Y en este campo, nadie destaca con tanta brillantez como Tomás Roncero.

El Twitter de Roncero ha sido desde sus primeros días una fuente inagotable de predicciones que han resultado, en su gran mayoría, en un fracaso estrepitoso, ridículo. Roncero, periodista de As y mediático madridista, ha creado además una muletilla marca de la casa en la que ha tratado de dejar una seña de identidad a su ejercicio como futurólogo: "Escrito queda". Y como tal, se puede volver a ello. Es lo que nosotros hemos hecho, recuperar sus mejores/peores predicciones. Y esto ha salido.

Xavi, los Lakers, Golden State, el destino fatal

Xavi

Xavi Hernández ha sido un futbolista brillante, el mejor de su generación, quizá el mejor de la historia de España, pero también un orgulloso fabricante de declaraciones altisonantes. Una vez, Xavi afirmó que su Barcelona sería tan recordado como aquellos Lakers de Magic Johnson. Roncero respondió que en absoluto, que su equipo se parecía más a los Golden State Warriors.

Los Warriors siempre han sido un equipo menor dentro de la NBA. Sin embargo, se acaban de proclamar campeones de la mejor liga de baloncesto del mundo jugando un basket soberbio y con números impresionantes, que les colocan por derecho propio entre uno de los mejores equipos de todos los tiempos de la NBA. Dos años antes, Roncero, en efecto, había predicho con meridiana exactitud la talla histórica del Barça de Xavi, también campeón del triplete en 2015.

La hierba sagrada y sangrante de Wimbledon

Nadal

Roncero es conocido por su entusiasta apoyo a cualquier deportista español de altos vuelos, en un ejercicio de nacionalismo banal tan común a las cuatro esquinas del periodismo deportivo español. Por supuesto, Rafael Nadal se encuentra entre sus favoritos. Aunque ahora no pasa por un buen momento, Nadal se impuso el año pasado, una vez más, en la tierra batida de Roland Garros. Y acudía a Wimbledon con ciertas expectativas. Pero Roncero dijo esto, mayúsculas incluidas...

...y un discreto tenista griego eliminó a Nadal en cuarta ronda.

Doble Combo Breaker en Brasil

Del Bosque

Las predicciones de Roncero han llegado a ser dobles, con tétricos resultados en la mayor parte de los casos. Dos años antes de que llegara el verano de 2014 con su agenda cargada de eventos deportivos, Roncero tuvo la idea de ligar el éxito de la selección española de fútbol en el Mundial de Brasil con el del propio Fernando Alonso, por aquel entonces en Ferrari y luchando por el título de Fórmula 1. Ambos ganarían en la tierra prometida de Brasil, afirmó.

Pasó que, año y medio después, España ya no era la España que había arrasado en Ucrania en el verano de 2012, y que Fernando Alonso contaba con un coche mediocre que le impedía de cualquier modo luchar por el título. Fue su peor temporada en Ferrari. Y España cayó en primera ronda en el Mundial de Fútbol de Brasil, en un fracaso histórico y muy decepcionante.

Quizá llegas demasiado pronto, Tomás

De nuevo en 2012, Tomás Roncero quiso elogiar el talento de Álvaro Morata del siguiente modo:

Podría haber sido una de sus muchas predicciones terroríficas, pero sólo lo ha sido parcialmente. No, tras dos años en el banquillo en el Real Madrid, Morata no tuvo la oportunidad de ir al Mundial de Brasil, y no, como ya hemos visto, España no pasó ni de primera fase en el torneo. Sin embargo, rompamos una lanza en su favor: Morata sí es hoy el mejor 9 joven de España. Fichó después del Mundial por la Juventus y ha sido determinante en la excelente temporada de su equipo.

El timing, es una cuestión de timing

Injustica

Sí, Cristiano Ronaldo volvería a ganar el Balón de Oro, su particular obsesión como futbolista. Pero no, no sería en 2012, temporada en la que si bien obtendría la Liga, metería a sus equipos en las semifinales de la Champions League y de la Eurocopa y cuajaría un excelente papel, se vio superado, una vez más, por Lionel Messi. Tanto en 2013 como en 2014 sí lo conseguiría, no obstante.

Del doblete a... la nada

Tanto el Real Madrid de baloncesto como el de fútbol estaban a dos pasos de proclamarse campeones de Europa. El primero sí llegó a la final, pero perdió, tras una excelente primera parte, ante el incombustible Olympiacos de Spanoulis. El segundo ni siquiera pasaría de semifinales, tras un desastroso ejercicio en casa del Borussia Dortmund y un fútil fogonazo en el Bernabéu. El 12 de abril de 2013, sin embargo, Roncero lo vio claro: ambos iban a ganar sus respectivos trofeos.

Predicción doble, acierto parcial (y fatal)

Sigamos con Morata. Dos años después del ejemplo visto más arriba, el Real Madrid se enfrentaba a la Juventus, equipo de Álvaro Morata, en las semifinales de Champions League. Como es habitual, Roncero quiso dejar su particular predicción. "Morata marcará dos goles, pero no pasa nada porque el Madrid va a marcar tres". Y en efecto, Morata marcó dos goles y, con ellos, eliminó a su ex-equipo y le apeó de la final de Champions. Pero el Madrid no marcó tres y se quedó fuera.

El gafe que no cesa.

Roncero, un meme; un meme, Roncero

Suena Michel

¿Qué sucede cuando un periodista tradicional, siempre ajeno a los avances tecnológicos, se topa de forma repentina con la inmensidad cínica y divertidísima de Internet? Que un meme conoce a Roncero, y que Roncero conoce a un meme. "Suena Michel" es un clásico de cada pretemporada, porque Michel ha sonado para TODOS los equipos de primera división como entrenador. En el caso del Sevilla, se hizo realidad. Roncero le quiso desear suerte.

¿Qué sucedió? Que Michel no logró que el Sevilla funcionara. Fue destituido en la primera vuelta tras perder en Valencia y dar una imagen muy pobre. Poco después llegó Unai Emery. Desde entonces, el entrenador vasco ha construido el segundo mejor Sevilla de siempre, sino el mejor, ganando dos Europa League consecutivas y clasificándose para la Champions League. Una pena, Michel.

En honor a la verdad, también ha acertado

Es quizá su mayor éxito, uno de las pocas predicciones por las que puede sacar pecho con orgullo. El mejor Real Madrid de Mourinho había llegado, un año más, a las semifinales de Champions League. Allí se cruzaría con el Bayern de Münich: la eliminatoria se marchó a los penaltis, y en ese momento, Sergio Ramos decidió hacer esto.

Ni que decir tiene que el sevillano fue objeto de las mofas y burlas de la prensa deportiva no afín al Real Madrid y de prácticamente todo el mundo con un mínimo sentido del humor. Antes habían fallado Ronaldo y Kaka', mientras que por el Bayern lo habían hecho Lahm y Kroos. Dado el extravagante penalti de Ramos, si Schweinsteiger anotaba su penalti, el Bayern estaba en la final. Lo hizo. El Madrid fue eliminado en el Bernabéu, tras una temporada bastante buena.

Una semana después y con la polémica aún caliente, Roncero dijo esto.

Ya fuera una auténtica visión adentrada en los confines del futuro o un ejercicio de confianza y fe en un jugador de indudable carácter, Tomás Roncero acertó, a dos años vista, cuadró lo que exactamente sucedería en el último minuto de partido de la final de Champions League de 2014. Es pura historia del fútbol: con el Madrid a un minuto de perder por la mínima ante el Atlético de Madrid, Modric sacó este córner y Sergio Ramos lo remató de este modo.

Fue un milagro y el Madrid se llevó su décima Champions League en la prórroga. ¿Casualidad, un acierto entre cien mil fallos o pura sintonía con el pulso emocional de su equipo? Sea como fuere, escrito en la cuenta de Tomás Roncero quedó.

(Aunque es capaz de echarlo todo por la borda I)

Tirando de su hombre fetiche, Sergio Ramos, para predecir las posibilidades de su pupilo y de España en el Mundial 2014. Fue un absoluto desastre, huelga decir, con la por aquel entonces vigente campeona del mundo entrando en barrena generacional y futbolística de forma estrepitosa. Dos derrotas consecutivas y la primera selección fuera del Mundial.

"Pero Roncero hablaba de Ramos". Claro, el mismo Ramos que venía de hacer eso ante el Atlético de Madrid y esto otro ante el Bayern de Münich. Tranquilidad: Ramos jugó un a rol protagonista en la debacle de España. De hecho, Arjen Robben se encargó de ponerle en evidencia en uno de los muchos goles que Países Bajos encajó a España en el primer partido del Mundial.

(Aunque es capaz de echarlo todo por la borda II)

Intentando repetir la misma jugada, sin éxito.

Ni que decir tiene que el Real Madrid fue eliminado por el Real Madrid en Copa del Rey.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio