Compartir
Publicidad
Por qué la aparición de miles de lagos en la Antártida es otra nefasta señal para nuestro futuro
Naturaleza

Por qué la aparición de miles de lagos en la Antártida es otra nefasta señal para nuestro futuro

Publicidad
Publicidad

La Antártida se está derritiendo y en los últimos días unas imágenes han alarmado a los glaciólogos y científicos: la aparición de lagos azules que provocan la desintegración de la plataforma de hielo de la península Antártica. El cambio climático es una realidad que poco a poco va transformando el planeta y tiene unas consecuencias que pueden llegar a ser catastróficas. Mientras que en el Ártico se vive el deshielo, en el polo opuesto, pese a relativas ganancias de hielo, la situación también está empeorando.

El aumento de la temperatura por encima de los 0 grados se relaciona directamente con la aprición de estos lagos supraglaciales

Estos lagos aparecen como manchas de color turquesa que se aprecian desde las imágenes tomadas por el satélite de DigitalGlobe Inc., y aceleran e influyen en el proceso de derretimiento de la capa de hielo de la península Antártica. Conocidos como lagos supraglaciales, se han encontrado un total de 8.000 en el glaciar Langhovde, en la Antártida Oriental. Según las investigaciones de los científicos, éstos se han creado entre los años 2000 y 2013. La revista Geophysical Research Letters ha publicado un artículo en el que asegura que estos lagos se relacionan directamente con el aumento de la temperatura. El agua de estas manchas turquesas desaparece en el interior del glaciar, haciéndolo más débil y facilitando su ruptura.

Se forman durante la época de verano a causa de las altas temperaturas, haciendo que se filtren y se formen ríos bajo el glaciar. Cuando esta agua llega al mar y se pone en contacto con la salada se pueden formar remolinos que faciliten la erosión en la parte frontal de los glaciares. Según el estudio publicado por Remote Sensing of Environment, el 99% de los lagos supraglaciares pueden ser detectados y rastreados, mientras que el 96,3% de los lagos reportados son auténticos lagos supraglaciares con todas su propiedades tales como el área del lago, el momento de la formación y el drenaje.

Supraglacial Lake Lago supraglacial sobre la superficie del glaciar Bering, Alaska, en 1995 (Foto: United States Geological Survey para Wikipedia)

Algunas ciudades podrían desaparecer

Pero nada de esto es nuevo y no nos debería pillar por sorpresa. Sin ir más lejos, en 2014 la NASA presentó un estudio donde sentenciaba que la Antártida Occidental estaba en "un estado irreversible de decadencia, sin nada que impida que los glaciares en esta área acaben derritiéndose en el mar". En otras palabras, poco a poco el deshielo va creando un aumento progresivo del nivel del mar poniendo en peligro las ciudades costeras.

Tanto es así que hace poco la ONU advirtió que el nivel del mar podía ir en aumento entre cuatro y seis metros en pocos años si parte de Groenlandia y de la Antártida se derritía. Eso significaría la desaparición de multitud de ciudades costeras o hasta países como Dinamarca (por poner un ejemplo).

Nasa Imagenes Lagos Imágenes tomadas en enero de 2005 con 12 días de diferencia. En ellas se pueden observar el drenaje de algunos de los lagos supraglaciares (Foto: NASA Earth Science Data y Information System (ESDIS))

El glaciólogo británico Stewart Jamieson, de la Durham University (Reino Unido), ha explicado a The Washington Post que,

Durante mucho tiempo la gente ha asumido que esta parte del continente era relativamente estable, que no había muchos cambios, que es muy fría. Recientemente se han identificado los primeros lagos supraglaciales sobre el hielo. (...) El tamaño de éstos todavía no es suficientemente grande, pero si continúa el calentamiento del clima en el futuro solo podemos esperar que el tamaño y el número de estos lagos vaya en aumento.

A pesar de que la aparición de estas formaciones de agua están preocupando mucho a los glaciólogos y científicos, es un tema que se viene tratando desde hace años. Según el estudio Remote Sensing of Environment publicado en Abril de 2009 no es hasta la época de 2005-2007 cuando se empieza a tratar y estudiar a fondo la evolución y el origen de este fenómeno. Hace un par de años, en 2014, la doctora Amber Leeson, miembro del equipo del Centro Polar de Observación y Modelización (CPOM), anunció,

Los lagos supraglacial pueden aumentar la velocidad a la que se funde la capa de hielo y los flujos, y nuestra investigación muestra que en 2060 se duplicará la superficie de Groenlandia cubierta por ellos.

Su aparición no es algo novedoso y viene de mucho antes: debemos retroceder hasta 1970, cuando éstos empezaron a hacer acto de presencia en Groenlandia colándose 56 kilómetros tierra adentro. Según un estudio llevado a cabo por la profesora Leeson, si los nuevos lagos desencadenan nuevos aumentos de la fusión del hielo y el flujo, las futuras pérdidas de hielo de Groenlandia y su contribución al aumento global del nivel del mar han sido subestimadas todo este tiempo.

Fotos | Imagen de satélite de DigitalGlobe, Inc., United States Geological Survey

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos