Compartir
Publicidad

Breve guía para sobrevivir al fin de semana entre las facturas más caras de la historia

Breve guía para sobrevivir al fin de semana entre las facturas más caras de la historia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De la factura que ha causado sensación en Twitter a las ocurrencias más caras de todos los tiempos: es tiempo de fin de semana y a los editores de Magnet se nos ha ocurrido que no hay mejor modo de pasarlo que deleitándonos en el derroche ajeno. Por eso aquí van algunas recomendaciones para este fin de semana, desde guías del turismo derroche hasta visionados de las películas que casi, casi costaron la bancarrota a todo aquel valiente que se embarcó en ellas.

A los mandos de un clásico muy caro

Final Fantasy 7

¿Cuál es el videojuego que más dinero ha costado desarrollar y comercializar en toda la historia? Respuesta sencilla: Grand Theft Auto V. ¿Mereció la pena? Veamos qué opinan en VidaExtra: oh, sí, parece que sí. Más de 268 millones de dólares invertidos en su producción. Le sigue de cerca Call of Duty: Modern Warfare 2. De los más recientes, la palma se la lleva el glorioso Destiny: más de 140 millones de dólares sólo en su desarrollo. ¿Algún clásico pre siglo XXI? Por supuesto: Final Fantasy VII (1997) sigue siendo el tercer videojuego más caro de siempre. Y sí, mereció mucho la pena.

No veas estos fraudes (o sí)

La lista de películas más caras de la historia no dice gran cosa sobre su naturaleza. Al fin y al cabo, el éxito o el derroche empleado en cada una se mide por el resultado final. Y si hacemos un simple cálculo obtenemos el diferencial clave: ¿cuánto dinero puede llegar a perder una gran producción de Hollywood? Según esto, mucho: casi 150.000 millones de dólares. ¿Cuál? 47 Ronin, ese desastre mitológico japonés protagonizado por Keanu Reaves, más Sad Keanu que nunca.

Por algún motivo, las películas de guerreros pseudomedievales tienden a ser un fraude. En el tercer puesto se cuela El Guerrero Número 13. ¿El reverso positivo? Las más prolíficas: Avatar, Titanic y Jurassic World. Oh, no, James Cameron otra vez no. La cosa cambia si ajustamos por inflación: entonces es Lo que el viento se llevó la más rentable. Otra excusa para voler a dormirla verla.

Una hamburguesa de 300 dólares

No, el de Formentera, por más que pueda parecerlo estos días en Twitter, no es el restaurante más caro del mundo. Ni siquiera se acerca. Productos exclusivos los hay en todos los rincones del mundo, aunque en algunos con más densidad. En Nueva York, dónde si no, puedes encontrar la hamburguesa más cara jamás creada. ¿Tienes más de 300 dólares? Es tuya. Si estás dispuesto a pagarlo por ella, el viaje hasta allí es secundario.

Cuánto estás dispuesto a pagar por Paul McCartney

Nos pasamos a la música. ¿Cuánto puede llegar a valer la copia de un disco? Alrededor de 5 millones de dólares. Hablamos de Once Upon a Time in Shaolin, el infame proyecto de Wu-Tang Clan para llenarse aún más los bosillos con la edición limitadísima (una copia) de su último disco. Si tienes algo menos de dinero y algo más de estómago, prueba con Paul MacCartney: posee la única copia de uno de los primeros singles de The Quarrymen, el proyecto embrionario de The Beatles.

Si prefieres cuidar a tus oídos, tienes copias originales del The Velvet Underground & Nico por más de 20.000 euros. Si te preguntas por qué vale tanto, puedes comprobarlo aquí.

El disco que casi quebró a su discográfica

No salimos del universo pop. Al margen de cuánto está dispuesto cada uno a pagar por un remoto single de una remota banda, tenemos a los discos que casi quebraron a sus discográficas. Uno de nuestros favoritos: Loveless, de My Bloody Valentine, lanzado en 1991 por Creation. Se cree que su coste superó las 250.000 libras, una barbaridad, durante los dos años de grabación que Kevin Shields empleó en el proceso. La obra de un megalómano que casi manda a la bancarrota a Creation.

Sobrevivieron. El disco no fue un éxito, pero sí una pieza fundamental de su género. Y más tarde un par de paletos de Manchester aterrizaron en Creation para hacerles de oro.

Una novela sobre el poder del dinero

Oil!, de Upton Sinclair publicada entre 1926 y 1927, narración satírica e irónica sobre el aluvión de nuevos millonarios hechos a sí mismos en Estados Unidos gracias al petróleo. ¿Un referente en mente? Por supuesto, John D. Rockefeller, quien se cree que acumuló la fortuna más grande de la historia de la humanidad. Paul Thomas Anderson se basó parcialmente en Oil! para filmar una obra maestra sobre el dinero, la corrupción, y el alma negra del ser humano. Se titula There Will Be Blood, la protagoniza Daniel Day Lewis y si no la has visto, aprovecha este fin de semana.

De viaje por la galaxia

Hemos hablado hace no demasiado de los edificios más faraónicos repartidos por el mundo. Es época de turismo, de modo que viajemos a través de otros edificios quizá no tan mastodónticos, pero igualmente exclusivos. Las cinco habitaciones de hotel más caras en las que puedes alojarte: desde Suiza hasta Fiji, pasando por Cannes o Nueva York. 67.000 dólares una noche. Turismo de otra galaxia, mientras la mayoría pasamos nuestros días entre Salou y la Manga del Mar Menor.

Y algunas de las series de TV más caras

Tienes para elegir: desde Juego de Tronos, que lleva ya cinco temporadas, hasta Maco Polo, la exorbitantemente cara serie de Netflix sobre la vida del explorador italiano. Hay algunas sorpresas inesperadas: desde Friends (los actores comenzaron a pedir más y más dinero) hasta Deadwood (que tuvo un pobre rendimiento comercial, pero que es buena hasta decir basta). Algunas merecieron la pena. Otras (ejem, Camelot) no tanto. En cualquier caso, tienes donde elegir.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio