Compartir
Publicidad

Historias Corrientes: así es la serie que convirtió la cultura pop de los 80 en dibujos animados

Historias Corrientes: así es la serie que convirtió la cultura pop de los 80 en dibujos animados
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"No quiero que mi hija vea esto". Esta fue la reacción de mi hermana cuando mi sobrina, en ese entonces de seis años de edad, localizó por primera vez un episodio de Historias Corrientes en Cartoon Network. No le faltaban razones: en ese momento los dos protagonistas de la serie se estaban liando a mamporros con los malos, y se ayudaban de armas como motosierras. No era algo precisamente demasiado child-friendly. En la serie se describe la vida y hazañas del arrendajo Mordecai y el mapache Rigby, dos amigos bastante holgazanes que trabajan y viven en el parque público de una ciudad estadounidense.

Pero aún así, Historias Corrientes disfruta de una buena audiencia y fandom desde hace ya siete temporadas. Muchos marcan bien en sus calendarios las fechas en las que se emiten nuevos capítulos, y en las convenciones de animación aparece gente de todas las edades disfrazada de los personajes de esta serie. Sí, estamos hablando de una de esas series perfectamente disfrutables por adolescentes y también por adultos de 30 y 40 años.

La serie está creada por James Garland Quintel, nacido en septiembre de 1982 en Hanford (California). Más conocido como J.G. Quintel, este animador empezó su afición por rodar vídeos en el instituto a base de coger una videocámara doméstica y hacer vídeos en stop-motion, además de entretenerse con series animadas como Los Simpson o la gamberra Beavis y Butt-head y jugar a videojuegos como ToeJam & Earl (de donde precisamente sacó la inspiración para los protagonistas de Historias Corrientes).

Quintel forma parte de la primera hornada de millenials que crecieron con la tele u los videojuegos, creando películas animadas a base de dibujar monigotes en los bordes de las páginas de sus libros y pasándolas rápido para crear el efecto del movimiento. Uno de sus primeros trabajos fue en un cine cobrando el salario mínimo, y el interés que Quintel tenía por la animación quedaba marcado con algunos premios que ganaba en su instituto.

La puerta de entrada de Quintel en Cartoon Network fue una beca para trabajar en la serie Star Wars: Las Guerras Clon (la animada por Gendy Tartakosvky, no la posterior y más popular hecha con CGI). De ahí pasó a crear los storyboards para Camp Lazlo, conociendo en esa época al posterior creador de Hora de Aventuras Pendleton Ward.

Pero lo serio empezó en una actividad del California Institute of the Arts llamado "48-hour films" en 2007, en la que los estudiantes tenían que elegir un papel de los que había dentro de un sombrero y desarrollar una idea basada en esa palabra para una película. El resultado para Quintel fueron dos cortometrajes pobremente animados que se consideran el origen de Historias Corrientes.

Estos cortos ya rondaban por YouTube hace más de diez años, ya contaban con la voz original de Quintel y con la voz del que iba a ser el personaje de Benson; y usaban un lenguaje bastante soez para lo que sería más tarde una serie infantil:

Más tarde Quintel se basaría en esos cortos para hacer un piloto de Historias Corrientes, donde Mordecai y Rigby fueron creados como simplemente "aquellos amigos que todos conocemos". Del mismo creador, en una entrevista para Animation Magazine:

Estos personajes son los que conocemos de nuestras propias vidas. Son nuestros colegas, nuestros amigos, son muy relacionables. Se trata de verles no querer hacer tareas, no querer ir a trabajar, jugar a videojuegos... ¡todo eso es muy reconocible!

Amigos con vidas eternas y batallas espaciales: así es el universo de Historias Corrientes

Mordecai Rigby

La ironía está en el título: no hay nada corriente en Historias Corrientes. Mordecai y Rigby siempre hacen lo posible para buscar excusas y trabajar lo mínimo posible, pero él y todos los compañeros de trabajo y amigos de su alrededor se ven metidos en guerras interdimensionales o enfrentándose a villanos de otros planetas.

Un episodio normal de Historias Corrientes puede empezar con Rigby intentando escaquearse de mover unas cuantas sillas en el parque y terminar con todo el personal del complejo evitando una paradoja temporal que les puede matar a todos, todo eso envuelto en una atmósfera ochentera tanto por el tipo de acción y escenas del capítulo, como por la vestimenta y modas de la ciudad y por la música que se utiliza en los capítulos.

Nunca sabemos la época en la que transcurre la serie, pero su creador la sitúa en la década de los ochenta o principios de los noventa

De hecho, el propio J.G. Quintel no tiene claro en qué época transcurre el show. En una entrevista dada al medio iDigitalTimes, justificando las recreativas y estilos musicales que aparecen en Historias Corrientes, confesaba que siempre tienen cuidado de que ningún personaje diga fechas y que para él transcurre en los ochenta o al principio de los noventa.

Los personajes tampoco se escapan de ser la antítesis de lo corriente: Benson, el encargado del parque, es una máquina de bolas de caramelo con patas. Luego tenemos a Fantasma Chócala (High Five Ghost en la versión original), que es básicamente un fantasma de los del comecocos con una mano encima de la cabeza. Y uno de los más misteriosos, Skips, un yeti musculado con una voz muy ronca (que es la de Mark Hamill, por cierto) y que siempre va andando a saltitos. Sólo he visto personajes así de excéntricos en la genial El Mundo de Gumball, donde cualquier objeto con patas y alma puede jugar un rol importante.

Todo es aparentemente normal, y aunque se sorprendan por cualquier cosa sobrenatural que ocurra, inmediatamente lo asimilan. Historias Corrientes es una serie en la que puedes ver algo como poderes kung-fu capaces de hacer estallar ciudades enteras, con música propia de los años 80 de fondo mientras ves a los personajes hacer cualquier cosa. Como este ejemplo en el que pasamos de ver intentos de que les suban el sueldo a los protagonistas a sketches con música de un organillo con poderes mágicos:

De hecho, las canciones que usan los productores han causado pequeñas grandes iniciativas como esta lista de Spotify de aquí abajo donde se recopilan todas. Perfecta para limpiar la casa a ritmo de lo que triunfaba hace unas cuantas décadas:

La recepción de la serie no es para quejarse: el piloto tuvo más de dos millones de espectadores, y aunque a cada inicio de temporada la audiencia descendía ligeramente a principios de la cuarta Historias Corrientes contaba con tres millones de espectadores.

Y no pocos espectadores son gente adulta, que vivió su infancia en los ochenta, y que incluso llegan al límite de tatuarse algunos motivos de la serie. En el Twitter de J.G. Quintel puedes ver algunos de ellos:

He aquí una pequeña reseña de las que a Quintel le encantaría leer, encontrada en tv.com, porque es precisamente lo que se busca con Historias Corrientes:

Es mi serie del momento. Las historias que se crean con todo lo extraño que ocurre son divertidas y consiguen despertar mi imaginación. Eso puede ser porque me siento comprendido, relacionado con la serie. Me cuesta muy poco engancharme a ella (en el busn sentido de la palabra) porque además, sientes que compartes el tono con la serie... como si fueras parte de ella.

La bella amistad de Mordecai y Rigby, o "¡Oooooooooohhh!"

Una de los mejores componentes de la serie es la amistad que hay entre Mordecai y Rigby, sin ninguna duda. Estamos acostumbrados a ver amistades ejemplares en las series infantiles, con intenciones primordialmente educativas, pero en ningún otro sitio (quizás se le acerca la amistad entre Finn y Jake en Hora de Aventuras) he visto tan bien plasmado en una serie de dibujos animados lo que significa ser el mejor amigo de alguien: el hacer completas tonterías juntos.

El vídeo que tenéis arriba junta la reacción que les identifica, exclamar "OOOOOOOOHHH!!!" en cuanto sucede algo que les beneficia aunque esto fastidie a otros. También tienen otras reacciones identitarias, como...

En casi todos los capítulos podemos ver a los dos protagonistas estar completamente compenetrados haciendo estupideces, pero enseguida te das cuenta de que esas estupideces son las que demuestran que tienen una amistad enorme entre ellos. Tanto que parte del fandom divaga en redes sociales como Tumblr la posibilidad de que incluso haya algo más allá de la amistad entre ellos.

Para mí, el instante que mejor define eso es la reacción que tienen al encontrar una mofeta aparentemente muerta en la carretera:

Una lista de episodios imprescindibles

Historias Corrientes puede verse en forma de capítulos sueltos, pero de vez en cuando hay capítulos clave en lo que algo que podríamos llamar una trama central evoluciona. No hay que ver obligatoriamente todos esos capítulos clave, pero sí que os podemos ofrecer una lista de lo que para nosotros son los mejores capítulos para entender la serie.

Temporada 1

  • S01E01 - The Power: el primer capítulo de la serie define muy bien lo que nos vamos a encontrar en Historias Corrientes. Poderes supernaturales, viajes a la luna y duelos catastróficos para simplemente intentar ser mejor que tu mejor amigo en un ataque de orgullo.
  • S01E08 - The Unicorns have got to go: gran capítulo por la aparición de los unicornios, un grupo de amigos bastante detestable que al mismo tiempo homenajean a Kubrick y a su Naranja mecánica.
  • S01E12 - Mordecai and the Rigbys: lo que empieza como unas camisetas personalizadas acaba con la visita de los Mordecai y Rigby del futuro convertidos en un exitoso grupo musical, pero con un secreto que puede cambiar sus vidas. El episodio tiene una canción original y sirve como un excelente final de primera temporada.

Temporada 2

  • S02E13 - This is my Jam: un viejo casette desenterrado de una tubería llena de hojarasca esconde una canción que puede quedar meses y meses atrapada en tu cabeza.
  • S02E23 - A bunch of baby ducks: La vida no te sonría cuando una bandada de patitos revienta la mejor puntuación que tienes en tu videojuego favorito.
  • S02E25 - First Day: capítulo de la segunda temporada en el que podemos ver el inicio de todo, el modo en el que Mordecai y Rigby empiezan a trabajar como encargados de mantenimiento en el parque.

Temporada 3

  • S03E16 - Skips vs. Technology: De repente, un personaje al que consideramos sabio y capaz de resolverlo todo revela su mayor debilidad: es incapaz de usar un ordenador.

Temporada 4

  • S04E01 - Exit 9B: de nuevo, los viajes en el tiempo vuelven a ser los protagonistas de uno de los capítulos más épicos de la serie. En él aparece por primera vez Thomas, un personaje clave de los capítulos más avanzados.
  • S04E19 - A Bunch of Full Grown Geese: lo que empieza como un grupo de gansos molestando en el parque acaba con una batalla de robots a lo Mazinger Z. Otro capítulo imprescindible para los nostálgicos de los mechas.
  • S04E25 - Picking up Margaret: Mordecai tiene que llevar a Margaret al aeropuerto, así de simple, pero esta tarea sencilla se convierte en un impresionante homenaje a la película The Warriors y sus bandas callejeras.
  • S04E33 - The Last LaserDisc Player: los formatos de vídeo que quedan anticuados son duramente reprimidos por los nuevos formatos más modernos. Uno de los mejores capítulos para los geeks, ya que no hay nada como descubrir una "orden antigua de sabios" que salvaguardan y perduran el VHS.

Temporada 5

  • S05E24 - Skips' Story: Skips, uno de los personajes más complejos y misteriosos de la serie, revela muchísimas cosas de su vida en este capítulo. Y esa vida daría para una película dirigida por Frank Darabont.

Temporada 6 y especiales

  • S06E09: The Real Thomas: uno de esos capítulos que no te esperas, que crees que al final todo se va a desvelar como una broma u otra paradoja temporal que finalmente no tiene efectos, pero no. En él se desvela la verdadera identidad de Thomas.
  • S06E18: Format Wars II: las guerras para que los formatos antiguos sigan perdurando continúan en esta secuela de The Last LaserDisc Player.
  • The Movie: un último bonus especial: Historias Corrientes tiene su propia película, que no es más que un capítulo sobre una de estas historias épicas con tonos de película de acción alargada. Recomendada, pero sólo si tras ver la serie te conviertes en un fan acérrimo.

Junto con Hora de Aventuras, Historias Corrientes es una de las dos únicas series de Cartoon Network que han aguantado más de siete temporadas. Y a pesar de algunos rumores sobre su posible cancelación el año que viene, desde luego que esta ventana a un mundo de acción ochentera que nos hace recordar viejos tiempos a los más veteranos lo merece.

La octava temporada de Historias Corrientes empieza este mismo 26 de septiembre en la señal estadounidense de Cartoon Network:

En Xataka | Hora de aventuras: distopías, referencias nerd y chicles alucinógenos en horario infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio