Adiós a las mascarillas, un agujero en la cartera: nos hemos gastado 700€ desde el inicio de la pandemia

Adiós a las mascarillas, un agujero en la cartera: nos hemos gastado 700€ desde el inicio de la pandemia
43 Comentarios

El momento ha llegado. Ya no hay vuelta atrás. La mascarilla ya no es obligatoria ni en exteriores ni en interiores. Con algunas excepciones, eso sí: sí lo es en centros sanitarios, residencias y medios de transporte. Los epidemiólogos que asesoran al Gobierno sobre la pandemia del coronavirus abogaban por retrasar la supresión de los cubrebocas hasta después de la Semana Santa y así ha sido. La mascarilla en interiores ha sido la última medida no farmacológica que quedaba vigente tras dos años de pandemia.

Por eso hoy es un buen momento para hacer balance y conocer, en cifras, cuánto se ha gastado el ciudadano español medio en mascarillas a lo largo de todo este tiempo. Te sorprenderás.

El producto estrella durante dos años. En la cesta de la compra no ha faltado el gel hidroalcohólico, los desinfectantes o las mascarillas, nuevos gastos a los que había que sumar además los test de antígenos y PCR. Desde marzo de 2020 los españoles se han acostumbrado a llevar las mascarillas a todas horas. Al principio hasta se agotaron ya que no era fácil encontrarlas debido a la escasez y alta demanda. Ahora se venden en todo tipo de establecimientos y es un producto más de la cesta de la compra, y de primera necesidad.

El Gobierno bajó en noviembre de 2020 el IVA de las quirúrgicas del 21 al 4% en línea por lo marcado por la UE hasta el 30 de junio de este año. El precio máximo fijado por el Ejecutivo en las quirúrgicas es de 0,62 euros la unidad. Sin embargo, a las FFP2 no se les ha bajado el IVA. También hay que tener en cuenta que según datos de Cofares, la distribuidora farmacéutica, entre noviembre de 2021 y enero de 2022, con el tsunami de ómicron, la venta de mascarillas FFP2 aumentó en más de un 600%.

¿Cuánto nos ha costado? Mucho, según la OCU. En sus cálculos el gasto en mascarillas asciende desde el inicio de la pandemia a 700 euros por persona con mascarilla quirúrgica gastando una al día. Si el consumidor ha optado por mascarillas FFP2 ese gasto asciende a 1.515 euros. Eso implica que, cogiendo las más baratas y más usadas, las mascarillas quirúrgicas, los españoles mayores de 12 años (42 millones) se han gastado, desde que llegó el covid, una cifra abismal de 33.000 millones de euros en dos años.

El precio. Lo primero que se debe establecer es el precio de las mascarillas, fijándolo individualmente y no por lotes o cajas: Mascarillas quirúrgicas: el precio máximo está fijado en 0,62 euros; Mascarillas FFP2: las más baratas cuestan alrededor de 2 euros; Mascarillas de tela: las más baratas cuestan alrededor de 5 euros. Aunque no existen de momento cálculos certeros sobre el peso de esta adquisición en la cesta de los hogares, ya que siempre será una estimación que depende de varios factores.

Algunos factores a considerar. Uno sería el teletrabajo, otro, que han regalado mascarillas, que muchas empresas se las daban a sus trabajadores, que las compras por lotes salen más baratas y que una mascarilla se ha podido llegar a utilizar una vez a la semana. La mayoría de los españoles no han gastado una mascarilla quirúrgica al día, sobre todo al principio de la pandemia que pasaron varios meses confinados. Además, se impuso el teletrabajo y muchos no la usaban porque estaban en casa. El gasto también depende de las circunstancias de cada familia, del tipo de mascarilla que compren, si las reutilizan o no más de la cuenta o si han aprovechado ofertas en supermercados, farmacias o tiendas online. Por lo tanto, se puede suponer que ese gasto ha sido inferior.

Este gasto aumenta si se tiene en cuenta que las mascarillas no se pueden utilizar durante demasiado tiempo, ya que la mayoría de ellas empiezan a perder eficacia a las 4 horas de uso. La OCU asegura que su uso diario ha supuesto un desembolso notable para las familias. En concreto, para una de dos adultos y dos niños, en la que uno de los miembros teletrabaje y el resto acuda diariamente a su centro laboral o educativo, el gasto mensual puede rondar los 80 o 100 euros, en función del resto de salidas que hagan. Es decir, hasta 1.200 euros en un año completo.

Un uso irregular. El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) analizó el uso que los españoles hacen de las medidas de protección frente al Covid. Así, la práctica totalidad de los encuestados, un 99,2%, asegura que usa mascarillas como medida de protección habitual. De ellos, el 19,9% manifiesta que usa nueve o más mascarillas a la semana. Un 6,4 utiliza una, un 9,4 utiliza dos, un 14,3 utiliza tres, un 10,8 manifiesta usar cuatro, un 7,1 utiliza cinco, un 3,8 usa seis y un 15,5% utiliza siete. Además, un 6,3% afirma utilizar siempre la misma aunque no sea desechable.

Los test antígenos, otro negocio redondo. Durante el mes de diciembre de 2021, España batió el récord jamás visto hasta la fecha en venta de antígenos. Se vendieron exactamente 8.501.243 de pruebas en tan solo una semana. Una cifra que se duplica si nos fijamos en todo el periodo navideño, 15.593.070 unidades. Las familias españolas, según la consultora de salud IQVIA, se gastaron 108.356.240 de euros en estos test. Y precisamente nuestro país, antes de limitar el máximo, se ha situado en el rango de los territorios europeos con los precios más caros, con una horquilla de entre 5 y 10 euros, en la misma línea que Italia, Bélgica o Irlanda. Aunque en Navidad, llegamos a pagar hasta 12 y 15 euros por un test. El desabastecimiento una vez más afectó a nuestros bolsillos.

Imagen: Pexels

Temas
Inicio
Inicio