Amazon instaló cámaras IA en sus furgonetas. Resultado: sus trabajadores están perdiendo mucho dinero

Amazon instaló cámaras IA en sus furgonetas. Resultado: sus trabajadores están perdiendo mucho dinero
12 comentarios

Tras una serie de pruebas piloto, Amazon anunció en febrero de este año que se había aliado con una startup de tecnología con inteligencia artificial y que empezaría a instalar sus cámaras en sus furgonetas de reparto en Estados Unidos. A partir de ese momento, los conductores que pilotasen sus vehículos tendrían en la zona del retrovisor cuatro cámaras: dos apuntando a los lados de la carretera, una hacia adelante y otra mirando al repartidor. Lo hacían, alegaban, para mejorar el nivel de seguridad de sus DSP, ”delivery service partners” o colaboradores de reparto (tanto autónomos individuales como empresas).

Bien por la seguridad. Según las cifras difundidas por la empresa, desde que se instalaron las cámaras de Netradyne el nivel de accidentes de la flota ha descendido un 48%, hay un 77% menos de infracciones de stop, un 50% menos de infracciones por no usar el cinturón de seguridad, etc.

Y también una pesadilla. Más de medio año después, un reportaje de Motherboard, Vice, ha arrojado luz sobre los efectos de la medida en la realidad laboral de los repartidores. Más allá de la obvia incomodidad y la sensación de desconfianza que transmite a los colaboradores, la AI de las cámaras de Netradyne no funcionan bien. Califica como “evento” si alguien te adelanta súbitamente y se pone delante de ti sin dejar la estipulada distancia de seguridad, no te permite apartar la vista de la carretera por más de tres segundos pase lo que pase, tampoco para mirar por el retrovisor, y si hay señales de tráfico incorrectas que tú sepas interpretar como tal, el sistema no lo hará y registrará otro de esos “eventos” automatizados que sólo sirven para bajar la calificación del nivel de conducción del conductor.

El sistema es tan defectuoso que en subreddit AmazonDSPDrivers, una comunidad informal del sector, dan consejos a los novatos de cómo modificar una conducción buena en una peor pero que no te baje tu rating. De forma afable, este autónomo de Amazon DSP explica cómo desconectar la cámara si quieres comer en tu tiempo de pausa sin que nadie te grabe durante el acto. Hay un pero: como la cámara graba siempre si el coche está encendido, y si te toca comer en un soleado día de agosto, tendrás que elegir entre pasar calor o que te vean comer pero con el aire acondicionado puesto.

Esquilmando el sueldo. Lo que argumentan los entrevistados por el medio estadounidense es que el esquema no sólo está sirviendo para que sus furgonetas infrinjan técnicamente menos normas, sino para reducir los bonus y premios recibidos por los DSP, que estaban siendo una parte muy importante de las retribuciones de estos proveedores de servicio. En Reddit alguien compartió la imagen de su empresa de reparto que afirmaba que aquel trabajador que recibiera un solo “evento” con Netradyne dejaría de recibir todos los bonuses, ya que Amazon descuenta “miles de dólares semanales” a la propia compañía, y el puntaje lo acompañaría el resto de su vida laboral en servicios relacionados con Amazon. El sistema DSP da trabajo a 115.000 trabajadores en Estados Unidos.

Y ni siquiera esto es lo peor. Para trabajar hoy en la flota de reparto de Amazon de algunos Estados de EEUU, el empleado debe dar su consentimiento para la grabación de esas cámaras que registran, inevitablemente, datos biométricos del sujeto, pero este nuevo registro no es el único al que se enfrentan, ya que antes también debían autorizar a la compañía para instalar y utilizar en sus móviles la app Mentor, que registra cada vez que el conductor coge el móvil, y si lo cogen cuando no deben, también les baja la calificación. Según las experiencias compartidas en redes sociales por algunos empleados, en ocasiones Mentor manda alertas de abuso del uso del móvil si el empleado está escaneando los paquetes entregados al cliente, y lamentan el estrés de no poder coger el teléfono pasadas dos horas y media (el momento de pausa legal estipulada) pase lo que pase.

¿Solución? Hacer trampas. Hace meses contábamos cómo en determinadas circunstancias, y para no perder las escasas oportunidades de reparto, los trabajadores colocaban móviles en los árboles cerca de las plantas de reparto para pillar antes que nadie la siguiente entrega. Los comentaristas indican que su solución a Mentor pasa por comprarse otro teléfono personal distinto al que registra sus movimientos. Sobre el tema de las cámaras, hay quien opta por ponerse gafas de sol (lo que reducirá su calidad de visión en determinadas circunstancias, pero así Amazon no percibe sus movimientos) o quien directamente le pone esparadrapo a los objetivos. Según el reportaje de Motherboard, de hecho, algunas empresas de reparto subsidiarias de Amazon animan de forma no explícita a las plantillas a taparlas para que así, a su vez, no les bajen a ellos las cifras de calidad de conducción y de cuotas de entrega de su centro.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio