Compartir
Publicidad

¿Apoyarían los votantes del PSOE una abstención para que gobernara Mariano Rajoy?

¿Apoyarían los votantes del PSOE una abstención para que gobernara Mariano Rajoy?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seis meses después de las elecciones generales del 20 de diciembre la situación parece haber variado poco. PSOE y Podemos mantienen prácticamente los mismos escaños, aunque han perdido numerosos votos en el camino. Ciudadanos también ha caído, por su parte, en beneficio del Partido Popular, el auténtico vencedor de la nueva jornada electoral con una decena de escaños más. Pero ningún bloque por separado obtiene la mayoría absoluta. De modo que volvemos a la compleja y ardua aritmética de pactos.

La situación, de hecho, es muy semejante a la de diciembre: se requiere un gran pacto a tres partidos, con al menos una abstención, para tener nuevo gobierno. La cuestión es, ¿qué partido entrará en una coalición contranatura para asegurar la gobernabilidad del país? Todas las miradas apuntan al PSOE: Guillermo Fernández Vara, presidente socialista de Extremadura, ha dejado entrever esta mañana la posibilidad de que su partido se abstenga en la sesión de investidura para facilitar un gobierno popular (se requeriría del voto favorable de Ciudadanos). De ser así, ¿podrían asumirlo sus votantes?

Votante PSOE: no a la gran coalición

A tenor de las preferencias reveladas por las encuestas antes del 26 de junio, no. El sondeo de El Español realizado por Kiko Llaneras revelaba que la opción de un gobierno del PP apoyado y sustentado por Ciudadanos y el PSOE era la opción menos atractiva para los votantes socialistas (empatada con la convocatoria de nuevas elecciones). Para ellos, la coalición más interesante era la que Pedro Sánchez trató de articular sin éxito durante su investidura: gobierno socialista apoyado por Ciudadanos y Podemos. Antes que una gran coalición, el electorado del PSOE vería con mejores ojos un gobierno de izquierdas.

La situación, sin embargo, ha cambiado desde las anteriores elecciones. Tanto el PSOE como los socios ideales del PSOE según el electorado socialista han perdido tanto votos como escaños, y tras el fracaso de las anteriores negociaciones parece improbable que se intente reeditar un acuerdo entre C's, Unidos Podemos y socialistas. Si Rajoy esta vez sí opta por tomar la iniciativa, como parece indicar su éxito electoral, Ciudadanos podría forzar al PSOE a entrar en un gran pacto de gobernabilidad. El PSOE podría verse obligado a elegir el acuerdo que menos apoyos recaba entre sus electores.

Votante PP y C's: su pacto ideal, ¿el más cercano?

Sí aritméticamente.

Pese a que las preferencias del votante popular se encaminan antes hacia la mayoría absoluta que hacia los pactos de gobierno, esta última no es una opción matemática. A la hora de pactar, su preferencia es clara: gobierno liderado por Mariano Rajoy y apoyado o sustentado, ya sea votando a favor o con una abstención en la sesión de investidura, por C's y PSOE. Como hemos visto, es la opción más rechazada por los electores socialistas, pero una atractiva para las élites del PSOE, dado que siempre les permitiría retirar su apoyo al gobierno en un corto periodo de tiempo. Es también el acuerdo ideal para el votante de C's, involucrando a las tres fuerzas moderadas.

Agregado
Agregado

Lo que es evidente es que cualquier acuerdo de gobierno que termine con el Partido Popular en la Moncloa deberá involucrar a Ciudadanos. Los votos de PSOE y PP serían suficientes para investir a Mariano Rajoy, pero esa opción es aún menos atractiva para el electorado socialista que la anterior, como revelan las encuestas del GESOP para El Periódico. En ellas, por cierto, el apoyo a la coalición entre las fuerzas de izquierda queda relegada a una posición menor entre los votantes socialistas que la posible gran coalición con la participación de C's.

Votante Podemos: un pacto de aritmética compleja

Cuando Pablo Iglesias e Íñigo Errejón sostienen en público que su pacto ideal es "de las fuerzas progresistas" y junto al PSOE, tan sólo trasladan el interés declarado de sus votantes. La suma de fuerzas nacionalistas, Unidos Podemos y PSOE es la más apoyada por los electores de la coalición de fuerzas de izquierdas, muy por delante de la segunda alternativa, la esbozada por Pedro Sánchez sin éxito durante sus votaciones de investidura (PSOE + Podemos + Ciudadanos).

Coaliciones660 2 Gráfico de El Mundo.

Es consistente en todas las encuestas sobre preferencias de acuerdos. Pero es también un acuerdo que se antoja lejano, más aún tras la pérdida de escaños del PSOE (cinco menos que en diciembre) y el nuelo crecimiento de Unidos Podemos en la cámara baja. Ahora las matemáticas son más difíciles, y sólo una abstención de Ciudadanos (o la suma de todas las fuerzas nacionalistas, incluidas las independentistas vetadas expresamente por Sánchez en las anteriores negociaciones) permitiría un gobierno de claro perfil progresista. Fue la opción que más forma tomó en primavera antes del acuerdo entre C's y PSOE.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio