Compartir
Publicidad

Así se convirtió El Risitas en un símbolo de la extrema derecha de Francia

Así se convirtió El Risitas en un símbolo de la extrema derecha de Francia
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Primero se quedaron con la rana Pepe, pero me daba totalmente igual ese meme y no me importó…

Sí, la apropiación cultural de distintos símbolos en redes sociales por parte de colectivos de distintas corrientes se está volviendo un universo extraño. Pero la noticia que tenemos que dar hoy la sentimos como bastante triste. A todos nos da igual que los eternamente adolescentes usuarios de 4chan se queden con las píldoras de Matrix o que los racistas utilicen aquello que hasta ahora habíamos vinculado al drone. Que se queden con el risitas es lo que podría hacer que los demás nos alcemos en armas.

Como muchos sabrán, el Risitas, aka Juan Joya Borja, saltó de su fama local a una internacional en 2015, cuando alguien rescató una de sus entrevistas con Jesús Quintero y le metió una serie de subtítulos sobre diversos temas que hacían reír a todo el mundo.

El vídeo le hizo especial gracia a los franceses de Issou, ya que la pronunciación de “Jesús” del Risitas en el susodicho vídeo sonaba como el nombre de esta localidad. De ahí que unos vándalos llenaran la ciudad de pintadas y fotos de la cara del cómico.

Lo que no esperábamos es que esa popularidad se torciera cuando una serie de usuarios empezaron a darle coba al formato y a las frases del andaluz en el foro Bla Bla 18-25 de jeuxvideo.com, una página francesa en la que se juntan unos jóvenes galos mentalmente alineados con la resulta de sumar Forocoches y el Gamergate con especial inclinación hacia el racismo, el sexismo y la transfobia.

Risitas

Es también el medio de audiencia joven donde más fuertemente se defiende al Frente Nacional, y el propio coordinador de campaña digital de Marine Le Pen, David Rachline, ha hablado de los cordiales puentes que hay entre estos foreros y su partido. A FN estos espacios les convienen, ya que en ellos hay gente muy anti-establishment que acaba generando un enorme flujo de contenido gratuito que refuerza el descontento que favorece a su partido en las urnas.

Ct7g Vwxyaabx W

Volviendo a lo nuestro: la página le dio una importante difusión a El Risitas durante más de un año, con pegatinas, canciones y otras bromas internas como los términos del video “el bañador” o “las chanclas”. La popularidad de la figura de Juan Joya Borja llegó hasta tal nivel que el propio comediante les dedicó un video en agradecimiento “a los franceses” por su apoyo, aunque a decir verdad, en la grabación no parece que el protagonista sepa muy bien qué significado se le estaba dando en esas redes a su figura.

La memeización del Risitas como icono de la derecha más intolerante traspasó las fronteras del foro cuando hicieron una campaña de acoso organizado a lo que consideraban unas feminazis de redes sociales. Este evento se comentó posteriormente en el libro la Fachosfera y en las páginas de Numerama, Buzzfeed Francia y Le Monde.

Este último medio le dedicó un reportaje especial a Bla Bla 18-25 sobre la radicalización y el troleo e ironía que se mezclan en esta comunidad francesa que, por las risas, acaban haciendo voluntaria o involuntariamente una apología de comportamientos segregadores.

Y aquí llegamos al punto más loco: Florian Philippot, uno de los vicepresidentes del Frente Nacional, le dedicó un guiño metafórico y literal sobre El Risitas a los foreros, asociando para siempre la figura del cómico español al fascismo galo.

Así que, la próxima vez que te pases por el país vecino y veas que hacen bromas con el Risitas, nuestro Risitas, estás avisado de lo que esos franceses te están diciendo entre líneas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos