Compartir
Publicidad

Brexit: estas serán las consecuencias económicas de la salida del Reino Unido de la Unión Europea

Brexit: estas serán las consecuencias económicas de la salida del Reino Unido de la Unión Europea
57 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Brexit ya está afectando a la economía británica. La libra ha caído un 4% en los mercados en las últimas semanas, ya que muchos inversores están a las expectativas de ver qué ocurre el próximo 23 de junio, día en que los ciudadanos de Reino Unido tendrán que votar si quieren seguir o no en la Unión Europea.

Son tres posturas principales las que se adoptan de cara al referéndum: el Sí, el No pero bajo unos acuerdos internacionales como marco de referencia para regular las relaciones entre Londres y el bloque europeo y un No más independiente del viejo continente, sin acuerdos que sometan sus políticas públicas más al estilo de la gestión del modelo noruego o suizo. Estos últimos, los más euroescépticos, son los que claman que a la nación británica no hay ventajas equiparables a esos 350 millones de libras que la Unión les roba cada semana. También son el bando más criticado, tanto desde fuera como dentro de casa.

The Uk Has Managed To Exploit This Advantage Exporting Its Expertise The Treasury Said The Share Of Services In Total Uk Exports Has Grown By Two Thirds Since 1990 Accounting For 226 Billion In 2015 Or 44 Of Total E

Futurología económica y algunas asunciones más o menos confirmadas

Hay multitud de análisis de los escenarios que dejaría en Reino Unido la salida de la UE, y prácticamente todos logran unas previsiones distintas, tanto por sus diversas elecciones del escenario jurídico-económico desde el que se gestionaría el divorcio (como hemos visto, hay más de una forma de abordar el “No” en caso de que llegue) como desde sus aventuradas formas de calcular las repercusiones laborales.

Los voceros de una y otra tendencia parecen ser a veces más magos que economistas, pero es lógico: estamos ante un caso que hay que analizar desde la perspectiva de las relaciones internacionales, de la gestión diplomática de este asunto entre Gran Bretaña y el resto de estados miembros, y al ser tantos los factores en juego se hace imposible ver sus consecuencias.

Previsiones Del Gobierno

Aunque a rasgos generales, el Brexit sería malo para la economía británica, tanto a corto como a medio plazo. Esto es así según 8 de cada 10 economistas consultados. Los datos los ofrece The Guardian, uno de los paladines del Sí en esta contienda mediática, pero una buena parte de los medios especializados en economía y finanzas también tienden a inclinarse por la permanencia.

Hasta el momento, de los 14 “unicornios” ingleses, esas empresas nacionales con valor superior a los 1.000 millones de libras, ninguna se ha decantado por el No, pero cinco de ellas sí piden el Sí.

Menos dinero y más paro: te lo dice David Cameron

En un reciente y extenso análisis elaborado por el departamento fiscal de Reino Unido (el Her Majesty's Treasury) concluyen a que sin ningún atisbo de duda la salida de la UE supondría “un shock económico a corto plazo. Una recesión que implicaría que el PIB nacional cayese un 3.6% y un incremento del desempleo en unas 500.000 personas más, crecería la inflación, perdería relevancia la libra esterlina y, en general, los sueldos decrecerían”, firma George Osborne, el Canciller de la Hacienda Pública. Recordemos, Reino Unido está ahora mismo gobernada por los Conservadores, corriente ideológica a la que se adscriben la mayoría de voces euroescépticas.

Desempleo Por Regiones

Aunque lo toman como una especulación, en el informe también hablan de unas consecuencias a medio-largo plazo de la caída del 6% del PIB y del aumento del desempleo en otras 100.000 personas, hasta llegar a un total de 600.000. RU entraría directa en la recesión.

Sector agrario: ¿adiós al 60% de las exportaciones?

Adiós a los subsidios agrícolas de la UE (que, por cierto, ya venían bajando el nivel de dotación en los últimos años). La Unión le supone a GB el 60% de las exportaciones en esta materia, así que dependiendo de las barreras comerciales acortadas, podría ser un duro revés para el sector. Al mismo tiempo, el nivel en el que el Reino Unido decide fijar los aranceles de importación afectará a su proteccionismo, tanto con UE como a nivel global. En general, impacto negativo en las economías de los ganaderos como en su I+D+I.

Exportaciones Importaciones

Sector aeroespacial: pérdida de control de los suministros

Este ámbito laboral depende estrechamente del flujo de compraventa de suministros dentro de la UE. Ocurre en Rolls Royce, compañía nacional, y Airbus, extranjera: la empresa británica hace las piezas, pero se ensamblan en Francia. Por miedo a la incertidumbre, una absoluta mayoría del gremio, hasta el 76% de los empleados, querrían mantenerse en la Unión.

Sector automotor: la competitividad en juego

0000 Hm Government 307a859 3

También en este sector las islas mantienen un fuerte vínculo con el continente. El Reino Unido es el cuarto fabricante de Europa, 1,6 millones vehículos al año para casi medio millón de trabajadores. El 60% de las exportaciones van a parar a estados miembros de la UE, con lo que nuevamente dependería del marco acordado entre RU y Europa, pero desde el gremio piden quedarse, ya que en un ámbito tan altamente apegado a la innovación y la productividad, cualquier riesgo de que caiga la competitividad sería fatal para el posicionamiento en los mercados internacionales.

Sector financiero: la pérdida de fuerza

Servicios Financieros

El sector económico más fuerte de Reino Unido, más de 5.000 firmas y 280.000 empleados proveen servicios de financiación y asesoramiento a bancos, inversores, aseguradoras y clientes de todo el mundo. Debido a las políticas arancelarias y de restricciones del movimiento (recordemos, si quieren llevar adelante su política anti-inmigratoria tendrían que abandonar el comodísimo "pasaporte comunitario") es posible que muchos clientes buscasen otros espacios más cómodos para sus operaciones, como Frankfurt o París.

No se pondría en jaque la City y a ese 7% de la masa laboral inglesa, y cada compañía gestionaría la crisis a su manera (muchas, de hecho, se reubicarían), pero en general sí que se vería muy mermado el estatus de Londres (y de Birmingham , Cardiff, Edimburgo, Leeds…) y el sector estaría en riesgo.

Sector farmacéutico: a la espera de negociaciones

Maxresdefault

Reino Unido debería renegociar los vínculos comerciales con el resto de países si quiere que continúe el flujo de sus exportaciones de productos farmacéuticos, que son del 56% en territorio europeo. Como con el resto de sectores citados, esa volatilidad e incertidumbre podría durar hasta dos años antes de que se estabilice, y en ese período de tiempo lo normal sería que la industria fuese más precavida antes de financiar o adentrarse en nuevos proyectos, a la espera de conocer las nuevas regulaciones a cumplir. Esto es, contención del gasto y, por tanto, merma en su poder de mercado. Eso sí, hay quién dice que ese 44% de las exportaciones restantes, las que no tocan la UE, son las que más rápidamente están creciendo, y que tal vez a largo plazo el No sea la mejor solución para este sector.

Sector energético: renuncia del poder de influencia

A mayor aislamiento del Reino Unido en la política energética europea, menos mano podrá meter a sus marcos regulatorios y menor será su influencia sobre las normas que rigen un mercado cada vez más independiente.

Sector de las telecomunicaciones: de los mencionados, el menos perjudicado

Este sector, que supone en torno al 2% del PIB, está mucho más apegado al mercado nacional (el 64% de su volumen económico) que al internacional, con lo que se vería menos afectado. Lo único, que de cara a la abolición de las tarifas de itinerancia prevista para la UE en 2017, su juego sería distinto, y tendría que ver si quiere o no negociar una serie de acuerdos comerciales para abolir esos cobros, tanto de los europeos que vayan a su país como de los británicos que salgan al resto. En resumen, en caso de que se produzca el Brexit, los ingleses estarían un poquito más aislados del resto de europeos, léase esta frase para hablar del roaming o de todo este suceso político en general.

Pros Y Contras
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio