Publicidad

Ni broma ni comentario social: cárcel para el autor del ficticio Tour de la Manada

Ni broma ni comentario social: cárcel para el autor del ficticio Tour de la Manada
38 comentarios

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha decretado año y medio de prisión para el autor del famoso “Tour de la Manada” por un delito contra la integridad moral de la víctima. Según la juez, queda acreditado que la mujer "vio agravado el trastorno de estrés postraumático crónico que padece como consecuencia de los hechos sufridos el 7 de julio de 2016" por la existencia de la página web que simulaba el recorrido que realizaron agresores y víctima en el infame encuentro, recoge Europa Press.

Daño moral sí, odio no: en este caso el Ministerio Fiscal pedía la absolución, mientras que la acusación particular, la víctima y sus abogados, pedían una condena total de tres años y tres meses por la suma de dos delitos percibidos, por integridad moral y odio. Los tribunales han confirmado la existencia del primero. Cabe la posibilidad de que el Ministerio Fiscal recurra y lleve esto al Supremo.

De la ironía y el arte: el condenado es uno de los principales integrantes del colectivo Homo Velamine. Su página web con el Tour nunca ofreció la realización de esta actividad. Sólo era una obra de arte. Pretendía ser, según su creador, una ácida crítica a la explotación mediática que se despliega en este tipo de sucesos de gran notoriedad social. La Sexta, Antena 3, El Mundo, El Confidencial y Diario de Sevilla ofrecieron documentos gráficos que simulaban ese mismo “tour” sin que hayan levantado denuncias.

Y del problema de la interpretación: los velamines denunciaron en sus redes después que su propuesta había sido una víctima de la desinformación periodística. Varias cadenas de televisión y portales digitales mostraron la web del Tour como si fuese verídica en lugar de una obra ficticia que invitaba a la reflexión, al estilo de los posts de El Mundo Today. Los “ultrarracionales” planteaban la duda de si se les estaba juzgando por algo que no habían hecho, un tour presencial, y que era socialmente más dañino lo que habían realizado las cadenas de televisión al hacer creer a los espectadores que ese tour existió.

La sentencia actual deshecha esta perspectiva: la web del Tour de la manada ha sido lesiva para la víctima de la manada aunque su autor no lo buscase.  La simple lectura de la web tal y como estaba creada hacía que el delito de violación múltiple se convirtiese “por parte del autor ahora acusado en un 'jolgorio', en una ironía, lo que constituyó un sufrimiento adicional importantísimo" para la mujer. “Agravó” la salud mental de la joven y fue una “humillación”.

Pinza a la libertad de expresión: como otros, el abogado Carlos Almeida ha salido al conocer la sentencia a denunciar que esto sienta un mal precedente. “Siguiendo el criterio de esta sentencia puede ser condenado hasta El Mundo Today. El Código Penal solo criminaliza la trivialización o banalización de las víctimas en delitos de odio o enaltecimiento del terrorismo. Esta sentencia amplía el foco a cualquier delito, y a cualquier ironía”.

Las otras “víctimas” de las víctimas: el caso conecta con otras recientes batallas jurídicas por la libertad de expresión, algunas de ellas vinculadas con la actual ley mordaza (no es este caso). El que mejor hermana con el juicio al Tour de la Manada es el de Camilo de Ory, cómico y tuitero que hizo unos negrísimos chistes sobre el niño Julen y que tiene un juicio abierto por el que la acusación particular (los padres del niño) piden 20 meses de prisión. En este caso la Fiscalía también pide 18 meses cárcel para el acusado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios