Compartir
Publicidad

Una experta en recursos humanos desvela las cosas que dan mala espina en una entrevista de trabajo

Una experta en recursos humanos desvela las cosas que dan mala espina en una entrevista de trabajo
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante los últimos años, he entrevistado a muchas personas para puestos de trabajo, para puestos de comercial y de finanzas y cada vez que tengo que buscar a alguien para un puesto quiero que sea la persona ideal y que no lo deje: contratar y formar a un nuevo empleado para que se vaya al poco tiempo supone pérdidas para la empresa, pero existen varias “señales de alarma” que ayudan a la hora de determinar si un candidato durará mucho tiempo en la empresa o no. Es muy importante venir preparado a la entrevista y los mejores candidatos son los que reaccionan a las preguntas más frecuentes con respuestas inteligentes.

Estas son algunas de las cosas que me suelen dar mala espina en las entrevistas de trabajo.

1. Cuando presumen de otras ofertas que ya han tenido

Dl A01041186

Una vez entrevisté a un candidato que llegó a decirme que ya tenía una buena oferta de una startup con buena financiación. Esto me lo dijo de primeras cuando ni siquiera había decidido que quería contratarlo y ya me estaba presionando para hacerle una contraoferta.

Cuando los candidatos no se cortan a la hora de presumir de otras ofertas de trabajo, es una señal de que probablemente no se van a comprometer con este trabajo en particular y que aceptarán otra oferta, utilizando la mía para que les hagan una contraoferta. En caso de que acepten mi oferta, tengo la impresión que no dejarán de preguntarse “qué habría sido si…” y veo como muchos de estos candidatos se acaban yendo a “pastos más verdes” en cuanto llegan tiempos difíciles.

No es malo que se haga alusión a otras ofertas durante la entrevista si es en el momento apropiado. Las entrevistas de trabajo son como un partido de tenis y hay que atacar en el momento justo: el entrevistador saca primero y el candidato la devuelve. Si como candidato tienes otra oferta, lo primero que tienes que hacer es bordar la entrevista y al final puedes soltar algo como: “Me interesa mucho esta oportunidad y me gustaría saber cómo continuaría el proceso porque tengo otra oferta en la que también estoy interesado”.

2. Cuando vienen desaliñados

The Pursuit Of Happyness About Sales

Los candidatos que llegan a la entrevista de trabajo con la ropa arrugada o desaliñados le están mostrando al entrevistador que no les importa mucho el puesto. Las primeras impresiones son importantes y la formalidad de la ropa dependerá de la empresa, pero como candidato lo mejor que puedes hacer es elegir algo que no llame la atención. El foco de atención de la entrevista debes ser tú y no tu ropa.

Una vez me tocó entrevistar a una candidata que llevaba un atuendo arrugado y demasiado casual, lo que hacía que pareciese que en realidad iba a una clase de yoga. Aunque el esmalte de uñas necesitaba un repaso y el pelo era un desastre, ignoramos estas señales de alerta y la contratamos. Era buena en su trabajo, pero lo dejó al poco y cuando lo dejó nos dijo que la habían aceptado en una escuela de negocios y que se había presentado al puesto por la formación y por tener algo de dinero para ir tirando.

A los candidatos les recomendaría que planchen y lleven la ropa a la tintorería antes de ir a la entrevista y que se prueben previamente todo el conjunto, incluyendo los zapatos, los accesorios y el maletín o bolso. Lo que no quieres que te pase es pensar que ya estás listo y una hora antes de la entrevista darte cuenta de que los pantalones no te quedan bien o que la chaqueta tiene un agujero. Si eres una persona que suda mucho, opta mejor por una parte de arriba que sea más oscura.

3. Cuando no hacen preguntas

Maxresdefault

Una buena entrevista es una conversación en la que ambas partes intervienen para descubrir si el candidato es apto para el puesto o no. Un candidato que no hace preguntas da mala espina porque, o bien no está interesado, o se cree que ya lo sabe todo sobre el puesto.

Si te quedas sin preguntas durante la entrevista, o si ya has pasado por varias rondas hasta la última entrevista, puedes preguntarle al entrevistador algo sobre su experiencia en la empresa: cómo se inició en este mercado o qué es lo que más le ha sorprendido del trabajo.

Si como candidato sueles ponerte nervioso o te olvidas de cosas, no da mala impresión que las lleves escritas. He tenido varias entrevistas con candidatos que traían una lista de preguntas y tomaban notas.

Nota: Aunque hacer preguntas es bueno, no hagas preguntas que puedan indicar que el puesto de trabajo no es para ti. Por ejemplo, he trabajado en sitios donde los jefes exigían horarios muy estrictos, en cuyo caso no vendría a cuento hacer preguntas sobre la posibilidad de trabajar desde casa o tener horarios flexibles si no suele estar en la política de la empresa. He de decir que estoy a favor de los horarios flexibles y de la posibilidad de trabajar desde casa, pero desafortunadamente no suelo ser quien pone las normas...

4. Cuando se ponen demasiado agresivos

Kinopoisk Ru The Internship 2159742

Una vez un candidato me dijo: “Vale, si eres tan buena, demuéstramelo y véndeme este bolígrafo”. Todavía no había decidido si quería contratarle y me puso de los nervios. Es importante que los candidatos demuestren seguridad en si mismos y que sean inteligentes, pero ponerse a competir o a discutir con el entrevistador no tiene mucho sentido. En realidad, lo que demuestra es que el candidato no va a ser fácil a la hora de adaptarse a las normas de la empresa.

De forma parecida, una vez tuvimos que retractarnos con una oferta que le habíamos hecho un candidato porque se puso demasiado agresivo al recibirla diciendo cosas como que “iba a ser lo pxxo más en la empresa” o que se iba a “fxxxxr el mercado”. El candidato se puso a gritar, a soltar palabrotas y a correr por la oficina, distrayendo al resto.

5. Cuando tienen que hacer un trayecto demasiado largo al trabajo

Girls Season 3 Hannah Interview

Es una mala señal si el candidato llega tarde a la entrevista, sobre todo si es porque ha tenido que realizar un trayecto muy largo. También me da mala espina si el candidato se queja de tener que desplazarse, del aparcamiento o del tráfico. He contratado a gente muy buena que lo han dejado a las pocas semanas porque el desplazamiento diario era demasiado. Hay quien se adapta o incluso se muda si el puesto es bueno, pero muchos llegarán a menudo tarde al trabajo o lo acabarán dejando.

Si quieres sacar algún tema relacionado con algo que no se adapte a la política de la empresa, hazlo después de que te hagan una oferta.

Esta pregunta se publicó originalmente en Quora: ¿Cuáles son algunas de las mayores señales de alarma en un candidato? Respuesta de Mira Zaslove.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos