Guía rápida para no perderte entre las muchas banderas e identidades del Orgullo LGBTI

Guía rápida para no perderte entre las muchas banderas e identidades del Orgullo LGBTI
30 comentarios

Una versión anterior de este artículo se publicó en 2017.


Como todos los años, el mundo se dispone en junio a celebrar el Orgullo LGBTI. La festividad se ha convertido un acontecimiento de dimensiones globales gracias a la progresiva aceptación del colectivo en la mayor parte de países occidentales. Antaño constreñido a los márgenes de la sociedad, reprimido e incluso perseguido, el Orgullo es hoy un acontecimiento que paraliza ciudades, atrae a millones de turistas y baña de arcoiris las ciudades de Europa, América del Norte, y Australia entre otros. Es un desfile, una reivindicación identitaria y una explosión de color.

De muchísimo color.

Por defecto, empresas e instituciones públicas recurren a la bandera por antonomasia para señalar su compromiso con el colectivo LGBT. Hablamos de la enseña arcoiris, diseñada varias décadas atrás y ondeada por primera vez en 1978, en San Francisco. Sucede que las reivindicaciones y los protagonismos dentro del Orgullo han variado desde entonces. Se han extendido. Nuevos grupos y colectivos han logrado ganar un espacio dentro del amplísimo espectro de demandas e identidades LGBT. Y todos ellos lo han hecho portando banderas particulares.

Así, el ojo no entrenado correría el riesgo de hundirse en un mar de confusión ante la infinidad de banderas que pueblan hoy cualquier acto del Orgullo. ¿Pansexual? ¿Genderqueer? ¿Non-binary? ¿Qué es todo eso y qué significan esos colores? Como hemos visto en otras ocasiones a cuenta de Tinder y otras plataformas, la aceptación de identidades de género no normativas es cada vez más común en las sociedades occidentales. A menudo son difusas, lo suficiente como para que resulten indescifrables. Las banderas, de algún modo, contribuyen a simplificar y amalgamar, como en su día hiciera la arcoiris. Son emblemas, símbolos.

He aquí una pequeña guía con algunas de las más destacadas para que a lo largo de los próximos días sea menos difícil entender qué representa cada una de ellas, a quién engloba y qué reivindica.

Orgullo LGBT

Orgullete

Ideada por el estadounidense Gilbert Baker y utilizada por primera vez en San Francisco en 1978.

Plasma los colores que representan a la comunidad LGBTI: Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales. Es común encontrar también las siglas LGBTQ; la Q agrupa a las personas Queer; las siglas LGTBP, que incluye a los pansexuales o las siglas LGBTA, que engloba a las personas asexuales. Entre los colectivos que se han ubicado dentro de la amplia noción de LGBT se encuentran también las personas identificadas con el poliamor, el BDSM, los diversos tipos de fetichismo o las comunidades de osos y leather.

Orgullo asexual

Asexuales

Las personas asexuales piden ser reconocidas como una opción sexual equiparable a la homosexualidad, la bisexualidad o la heterosexualidad. Este colectivo no experimenta atracción sexual, pero no implica que sean personas inexpertas o que jamás hayan practicado sexo, incluso hay casos que evidencian que la vida en pareja y la asexualidad son totalmente compatibles. Los colores que representan a este colectivo son el negro, el gris, el blanco y el morado.

Orgullo no-binario

Gendequeer Buena

También conocido como género no-binario, el genderqueer es un término que designa a las personas cuya identidad de género no se encuadra en los espectros tradicionales y occidentales. Es decir, el individuo no se identifica con los géneros masculino y femenino, pudiéndose identificar con una amplia variedad de género que satisfaga su identidad. Cuidado con confundirlo con el término queer, pues este designa a cualquier tipo de minoría sexual que entre bajo los parámetros de las identidades LGBTI.

El color lavanda, el blanco y el verde conforman la bandera.

Orgullo bisexual

Bisexual Dos

El fucsia, morado y azul oscuro representan al colectivo bisexual. Sigmund Freud, padre del psicoanálisis ya aseguró a principios del siglo XX que todos somos bisexuales en potencia. A pesar de los estigmas, lo cierto es que la bisexualidad no es una etapa de transición para decir que eres homosexual, es sólo una orientación sexual. Gran parte de las reivindicaciones del colectivo caminan en esta dirección, disociándolo de una mera preferencia temporal o de hetero/homosexuales blandos.

Orgullo pansexual

Pansexual Buena

Los colores rosa, amarillo y azul claro representan a la comunidad pansexual. Se trata de una orientación sexual en la que se siente atracción de cualquier tipo sea cual sea el género. Puede ser considerada una orientación sexual por si misma o una rama de la bisexualidad. Aquí, la clasificación binaria hombre/mujer no importa: solo lo que hay dentro de otro ser humano. Cabe destacar que no todos los bisexuales son pansexuales, pero todos los pansexuales sí son bisexuales. La clave para entender esto último es el género: los pansexuales no discriminan entre personas trans o cis, mientras que algunos bisexuales sí pueden hacerlo.

Orgullo lésbico

Orgullo Lesbico

Las mujeres que experimentan amor romántico o atracción sexual por otras mujeres están representadas por una bandera que fue elegida por votación popular en 2011; su autora es Mercedes Díaz Rodríguez y figura en ella un triángulo negro invertido y un color violeta de fondo que simboliza tradicionalmente el movimiento feminista. Figuran además dos símbolos de Venus femeninos. También se suele representar con franjas de tonos rosáceos, malvas y blancos.

Orgullo transexual

Orgullo Trans

El término transgénero hace referencia a las personas cuyas identidades son diferentes del género que se les asignó al nacer (en contra posición a las personas cis, cuyo género sí se corresponde con su sexo biológico). Este término incluye conceptos derivados que corresponden a la clasificación de distintas identidades de género, entre las que se encuentran: la androginia, el genderqueer o el género fluido. Los colores que representan a este colectivo son el azul claro y el rosa palo. Como hemos visto alguna vez, es el próximo gran campo de batalla del movimiento LGBT.

Orgullo polisexual

Polisexuales Buena

Uno de los subgrupos más complejos de definir y de entender por parte de las personas ajenas al colectivo LGBT. Las personas polisexuales se sienten atraídas de forma emocional, sexual o estética hacia personas de dos o mas géneros y/o sexos pero no necesariamente todos ni de la misma manera o intensidad; solo hacia algunos géneros, no hacia todos. La distinción con los pansexuales aquí es extremadamente sutil. Los polisexuales tienen atracciones sexuales diversas, pero no absolutas (algunos género y sexualidades, no todas); los pansexuales, absolutas.

Orgullo intersexual

Intersexual Buena

Más biológica que identitaria, la bandera intersexual engloba a todas las personas que no se ajustan a la definición biológica de hombre o mujer. Es decir, cuyos cromosomas están a mitad de camino. Un caso serían las mujeres que tienen genitales masculinos pero no los han desarrollado (y cuyas implicaciones para el deporte las hemos comentado en alguna ocasión aquí). Su bandera es un círculo morado sobre fondo amarillo, bastante reconocible al prescindir de franjas horizontales.

Orgullo agénero

Agender

Sencillo: personas que no se identifican con ningún género (similar a los asexuales o a los arrománticos, sólo que en materia de género) o cuya identidad de género es extraordinariamente ligera o débil. La bandera tiene muy poco tiempo (se creó en 2014) aunque cada vez es más común. Hay otra muy similar para los arrománticos (es frecuente que variaciones de un mismo colectivo utilicen colores muy similares, por su significado). En este caso, siempre con los colores verde claro, gris y negro.

Estas son las más representativas pero hay muchas más. Si quieres explorarlas puedes todas puedes hacerlo aquí.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio